Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
FÚTBOL NAVARRO

Los Úriz, padre e hijo, en Tercera

  • Asier Úriz, hijo de Vicente, ayudante del Beti Onak, debutó con el primer equipo del Burladés en Beitikuntzea este pasado fin de semana

Asier y Vicente Úriz, en San Jorge.

Asier y Vicente Úriz, en San Jorge.

DN
Actualizada 10/03/2016 a las 11:06
  • F.A. Pamplona
Asier Úriz (8/10/1996) debutó con el Burladés en Tercera este fin de semana ante el Pamplona, curiosamente el primer equipo en el jugó su padre, Vicente Úriz, actual ayudante de Txutxo Ilzarbe en el Beti Onak de Tercera División. El exjugador de Athletic, Lugo, Ponferradina, Racing de Ferrol o Eibar, entre otros, y que llegó a jugar en Primera con el Logroñés coincide así en la misma categoría que su hijo.

Asier Úriz jugó sus primeros minutos en Tercera con el Burladés en Beitikuntzea después de un año “atípico”. El joven central, tras salir del San Juan en verano y recalar en el conjunto de Burlada, realizó la pretemporada con el primer equipo. Sin embargo, poco después encontró trabajo en Logroño y decidió aceptarlo, dejando así de lado una oportunidad interesante de jugar en Tercera. Así pues, Asier Úriz jugaba con el filial del Burladés, que milita en Regional Preferente, mientras trabajaba en la capital riojana. Hace poco, Úriz decidió abandonar el trabajo, ya que las condiciones laborales cambiaron y “la balanza” se descompensó. Es cuando el defensor parece más centrado en el fútbol y es cuando ha llegado esta oportunidad de debutar en Tercera. “Hacer la pretemporada con el primer equipo fue un primer paso, tampoco he bajado el pistón. Además, Elías también está teniendo mucha confianza en la gente joven. El sábado por la mañana me llamó Elías, y me dijo que tenía que ir con el primer equipo. Colgué el teléfono y me sentí muy feliz. Una vez en el campo, hueles otro ambiente de fútbol”, aseguró Asier Ruiz. “Tratas con hombres y las sensaciones cambian”, aseveró su padre Vicente Úriz.

El joven defensor se mostró muy satisfecho de su estreno en Tercera y aseguró sentirse cómodo. “Tampoco noté tanta diferencia, yo esperaba que hubiera mucho más. Íbamos perdiendo 1-0 y no esperaba jugar. Sabía que tenía pocas posibilidades, pero Elías me dio 35 minutos. Se pudo empatar el partido y además casi marco”, aseguró sonriendo.

Ahora está centrado en el Preferente, ya que aún queda mucha temporada por delante. “Todavía queda mucho para el año que viene. No me obsesiono con el hecho de jugar en Tercera. Sólo pienso en acabar bien la temporada y salvarnos con el Preferente, que llevamos una racha más floja”, indicó.

A pesar del debut en Tercera, en lo personal no ha tenido mucha fortuna este fin de semana. Ya que al día siguiente de estrenarse con el primer equipo, jugó con el filial y se lesionó. Tiene tocado el ligamento del tobillo y parece tener afectado la fascia plantar. Ahora mismo va con muletas y está a la espera de una radiografía para confirmar el grado de la lesión del talón.

El padre también se mostró satisfecho por el debut de su hijo, pero a la vez cauto y orgulloso, sobre todo, del trabajo y del esfuerzo de su hijo. “Estoy contento porque lo veo más centrado ahora. El cuerpo ya se ha terminado de hacer, porque hasta ahora no era ‘ni chicha ni limoná’. Lo he visto bien y se ha dado cuenta de que el trabajo al final tiene su premio. Cuando ha estado trabajando en Logroño, ha hecho sus esfuerzos para entrenar y para jugar, y eso también se ha valorado. Creo que está haciendo una buena temporada”, aseguró. “Todavía tiene margen de mejora. Esto que le ha llegado es un premio, hacer las cosas bien tiene su fruto. Hay que seguir trabajando y mejorando. Si luego las oportunidades llegan, habrá que intentar aprovecharlas”, indicó Vicente Úriz, que se nota que ha inculcado a su hijo los valores del esfuerzo y del trabajo.
A Asier siempre le ha tocado viajar con su padre: Logroño, Ponferrada, Lugo… Algo que le ha gustado siempre y experiencia de la que también ha aprendido mucho. “Me gustaba viajar mucho, pero en Pamplona estamos muy bien”, aseguró Asier. “Siempre se ha adaptado muy bien allá a donde hemos ido. Siempre se ha amoldado muy bien a todos los ambientes. Para mí, siempre era una ventaja que mi familia tuviera esa facilidad. Eso era importantísimo para nosotros”, espetó su padre.

Asier Ruiz ha vivido el ambiente profesional de un vestuario desde pequeño, ya que su padre siempre se lo llevaba a todos los lados. “En Lugo, por ejemplo, estaba siempre en el campo, en el vestuario… es lo que he vivido”, indicó el central. “Cuando venían los compañeros a casa, él tenía muy buena relación con ellos. Al final es lo que ha mamado y creo que son valores muy importante que ha aprendido, como el compañerismo”, expresó Vicente. “Se han criado con eso”.


SU PRIMER AÑO

Tras su salida de San Juan, donde no jugó en exceso, este verano se incorporó al Burladés. Ha jugado con el Preferente y debutó este fin de semana con el primer equipo. Allí en Burlada se siente muy a gusto. “Es el primer año en Burlada y me siento como si llevara cuatro o cinco. Me llevo con todos de cine y me he adaptado al equipo con mucha facilidad”, aseguró. Sin embargo, estuvo a punto de fichar por el equipo del barrio, el Rotxapea, que milita en la misma categoría que el Burladés B. Los Úriz son una familia muy arraigada y muy querida en el barrio pamplonés. “Algo de envidia sí me da cuando vengo a verlos (al Rotxapea) al Irati, pero se me pasa enseguida cuando voy a jugar mi partido. Pero no por la posición que ocupan, sino porque conozco a mucha gente. En Burlada estoy muy contento y me cuidan muy bien. Sobre todo Fernando, que es también del Bullicio y que me ha visto crecer. Nos cuida a todos, pero conmigo y con Julen Mahugo tiene algo especial”, confirmó.

Por su parte, Vicente Úriz también cumple su primera temporada en formando parte del cuerpo técnico de un equipo de Tercera, el Beti Onak. Llegó con mucha ilusión con la temporada comenzada de la mano de Txutxo Ilzarbe al conjunto de Villava, pero el año no está siendo bueno. “Para nosotros está siendo un año complicado. Intentaremos darlo todo hasta el final. Estos dos próximos partidos en casa van a marcar mucho. Nos dejarán con opciones o sin ellas. La verdad es que la temporada va pasando y cada vez es más complicado”, indicó. “En el División de Honor coincidí con Txutxo Ilzarbe y mantengo muy buena relación. Me llamó y me planteó el objetivo. El reto era muy difícil, pero sabíamos dónde íbamos. Al final son experiencias que también hay que vivir y de las que se aprende mucho. Lo que hablamos en el vestuario es que no bajen los brazos. Tenemos un ambiente sensacional y mucha implicación. Si bajamos, lo haremos con la cabeza bien alta, dándolo todo y con la conciencia tranquila”, confirmó Vicente Úriz.

En este final de temporada, todavía se tendrán que ver las caras Beti Onak y Burladés, y padre e hijo podrían verse las caras. “Ojalá”, expresó su hijo. ”Me haría ilusión, claro”, indicó su padre. Han tenido varias ocasiones para coincidir, pero el destino no les ha unido. Cuando Asier jugaba en Liga Nacional con el San Juan, Vicente Úriz formaba parte del cuerpo técnico del Txantrea en División Honor. Cuando su hijo ascendió a División de Honor, Vicente pasó a entrenar al Liga Nacional. “El destino ha querido que no coincidiéramos”, aseguró el chaval.


EL FUTURO NO PARECE ENTRELAZADO

Vicente Úriz todavía no se ha planteado el hecho de entrenar en solitario, pero considera que tiene mucho que aprender y no se le caerían los anillos por empezar desde la base. “Hasta la fecha solo como ayudante con Raúl Marco y con Txutxo, se siente cómodo. Al final se hacen las temporadas largas, sufriendo hasta el final. Mantengo el ambiente del vestuario, que es lo que más se echa de menos desde fuera”, aseguró.

“Es un error pensar que con haber sido jugador ya vale para entrenar. Hay que saber gestionar un vestuario. Es verdad que puedes tener un conocimiento, pero también hay que saber transmitirlo, tienes que tener más recursos y llegar al jugador. No es tan fácil. No me importará empezar desde abajo e ir prosperando, pero prefiero seguir ayudando e ir poco a poco. De momento estoy muy cómodo y me lo paso bien, que es lo importante”, confirmó.

Sin embargo, una cosa tiene clara, no quiere entrenar a su hijo en un futuro. “A mi hijo no me gustaría entrenarlo. Hay que mantener estas cosas al margen. Si por casualidad sucede, no habrá problemas, pero es mejor que cada uno siga su camino. Padres e hijos en un mismo trae al final muchos rollos. El entrenador es quien tiene que decidir y no es bueno para el vestuario que su hijo esté de por medio. No me ha tocado vivirlo, pero me lo imagino”.

Eso sí, se atreve a definirlo y a buscar parecidos y diferencias con él. “Es un central que va bien de cabeza, tiene buen golpeo de balón, pero le cuesta un poco salir con el balón jugado. Somos distintos por la posición. Yo era de más brega, de más recorrido, él es más posicionado”, dijo Vicente Úriz. “Creo que somos dos jugadores de carácter. Y también somos dos jugadores de vestuario”, le respondió su hijo. “Eso sí lo ha cogido de mí”, concluyó el orgulloso padre.

A Asier se le ve un chaval con ansias de aprender y abierto siempre a las críticas. “Mi padre me da consejos siempre. Pero ahora que he debutado no me da consejos de la Tercera, sino consejos que sirven para todas las categorías”, aseguró. “Al final los conceptos son los mismos. El juego no cambia en las diferentes categorías. Luego, en cada categoría hay una calidad distinta”, finalizó Vicente Úriz.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra