Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

FÚTBOL NAVARRO

El Joseba Alcuaz más goleador

El delantero del Txantrea suma 12 goles en 15 partidos y va camino de batir su propio récord de goles en Tercera.

Joseba Alcuaz.
Joseba Alcuaz.
DN
  • FERMÍN ASTRÁIN. PAMPLONA
Actualizada 01/12/2015 a las 21:00
Joseba Alcuaz (02/07/1992) va camino de superar su mejor registro anotador en Tercera en tan sólo la primera mitad de liga. Hace dos campañas, junto a Julen Goñi en la delantera del Txantrea, anotó 14 goles. El año pasado, entre la Mutilvera y el equipo del barrio, no llegó a la decena. Ahora, a sus 23 años, y después de más seis jugando en Tercera, ya ha marcado 12 tantos en 15 partidos (14 de ellos como titular). Es decir, un promedio de 0,8 dianas por encuentro disputado. Sin duda, con su vuelta al Txantrea ha recuperado el olfato y atraviesa su mejor racha goleadora desde que juega a este nivel. De hecho, hasta la temporada pasada tampoco había marcado ningún hat-trick en Tercera. “Fue frente al Corellano en un partido que adelantamos por las fiestas del barrio, y no pudieron empezar mejor las fiestas”, indicó Joseba Alcuaz.

Este joven delantero del Txantrea es el quinto jugador más veterano del equipo, con tan sólo 23 años. Trabaja leyendo contadores de gas desde agosto, poco después de acabar los estudios de Servicios al Consumidor. A pesar de que no está muy vinculado a lo que estudió, se siente un afortunado por disponer trabajo en estos tiempos. Además, el horario le permite entrenar a chavales de 11 años, además de jugar con el primer equipo del Txantrea.

Joseba Alcuaz se se marchó a vivir desde muy joven a Lezama, con 12 años, algo que parece haberle marcado. “Estuve ocho años allí. Es una experiencia muy bonita vista ahora. Aunque desde tan pequeño se hace duro. Se echa de menos a los padres, a la familia… Estabas esperando toda la semana para venir a casa”, expresó. “Y eso que tenía compañeros de aquí como Íñigo Eguaras o Iker Muniain”, continuó. Allí aprendió a seleccionar las amistades. “Maduré mucho porque tienes que tomar decisiones solo. Tienes que saber con quién te juntas. Hay personas con quienes te lo pasas muy bien, pero luego te afecta en los estudios y en el fútbol. Todo fueron aspectos positivos en Lezama”, añadió.

No se lamenta mucho de que ellos dos estén viviendo del fútbol y él juegue en Tercera. “Al final, ellos tuvieron más suerte y le salieron las cosas mejor. Pero no me arrepiento de nada de lo que viví en aquella época, y ahora estoy muy bien aquí con la familia. En Bilbao hice buenos compañeros y viví muy buenos momentos. Pero ahora estoy muy a gusto en casa. Tendría que venir una oferta muy buena para que me volviera a ir. Y tal y como está el fútbol, no creo que llegue”, confesó el delantero pamplonés. En la Txantrea, su barrio, se siente muy a gusto y va a ser difícil que le muevan de él.

De hecho, la temporada pasada, tras cuajar una buena campaña en el último año de Alfonso Gogorzena al frente del Txantrea, salió rumbo a Mutilva. Un pequeño cambio de aires que no le sentó muy bien. “El entrenador y yo no compartíamos las mismas ideas del fútbol. Fue medio año muy duro, porque no tuve la confianza del técnico y yo me fui desmotivando. Cada vez que salía desde el banquillo quería hacerlo todo bien, y a lo mejor tenía un poco de ansiedad. En cuanto tuve la oportunidad de volver, no lo dudé y ahora estoy muy contento”, señaló. “Aquí he vuelto a recobrar la confianza en mí mismo y veo que el entrenador también confía mucho en mí. Esa es la clave, la confianza”, confesó Joseba Alcuaz.

Tras los seis goles que anotó en su vuelta al Txantrea la campaña pasada, ahora mismo lidera la tabla de goleadores con 12 dianas en 15 partidos. “Me están saliendo bien las cosas, aunque como colectivo no nos estaban saliendo del todo bien. Ahora ya estamos mejor. También es verdad que subió gente del juvenil y llegó algún fichaje, y hemos tenido que acoplarnos”, argumentó. “No comenzamos muy bien, pero Raúl (Marco) siempre ve el lado positivo de las cosas. Nos corrige, pero no nos mete ninguna presión. Nos dice que salgamos a divertirnos, aunque evidentemente no podemos olvidarnos de que hay que ir a ganar. Yo estoy muy contento porque estoy en racha y tengo que seguir aprovechándola, porque los delanteros funcionamos así, por rachas", aseveró.

Todo son buenas palabras para su entrenador Raúl Marco, con quien se siente muy cómodo. Aunque confiesa que es diferente al resto de entrenadores que ha tenido. “Nos pregunta cómo creemos que debemos afrontar los partidos. Te da unas consignas y, si no las sigues, te pregunta por qué lo has hecho de otra forma. Pero no te echa la bronca por ello, al revés, te apoya. Nos da mucha libertad tanto dentro como fuera del campo… y además es un vacilón. Tenemos una norma no escrita que es que delantero que marca, juega al día siguiente. A mí ya me ha dicho varias veces a ver si dejo de meter, que tiene ganas de dejarme en el banquillo”, aseguró riéndose. “Ahora mismo, que esto siga y que no cambie”, deseó.


UNA APUESTA QUE QUIERE COBRARSE

No se plantea ninguna cifra de goles de aquí a final de temporada. “No tengo ningún objetivo, cuantos más meta mejor. De momento, sólo quiero alcanzar los 15 goles, porque tengo una apuesta con el presidente que me quiero cobrar. Si no llego a los 15, tendré que pagarle una cena, y quiero que me la pague él. Ya se lo estoy recordando, a ver si los meto”, bromeó Alcuaz. El buen ambiente tanto con su entrenador como con su presidente es patente. Se siente muy feliz en el club del barrio. Tanto, que además entrena a un equipo de fútbol 8 junto a Julen Aizpún, jugador del Mendi que también salió de las categorías inferiores del Txantrea. “Vamos bien, aunque el otro día perdimos con Osasuna”, aseguró con un pequeño gesto de lamento.

Joseba Alcuaz tiene pinta de no haber tenido muchos problemas con nadie. Siempre con una sonrisa en la cara y sólo tiene buenas palabras hacia las personas de las que habla. Se acordó de Unai Melgosa, “el mejor entrenador” que ha tenido y que se encuentra entrenando en la Champions League sub 19 al Dinamo de Kiev. También le deseó la mejor suerte del mundo al anterior máximo goleador del grupo, Alberto Mendióroz, una vez conocida su marcha al Borja. “Lo conozco y es muy majo, espero que le vayan muy bien las cosas”, comentó.

Eso sí, una pena parece tener, el no haber sido seleccionado por Miguel Merino. “Seguro que habrá visto a todos los jugadores y ha seleccionado a los que él ha considerado mejores. Es una pena porque tiene que ser bonito representar a Navarra. Aún así, les deseo toda la suerte del mundo”, afirmó Joseba Alcuaz que, mochila al hombro, marchó andando a entrenar. “Hay que aprovechar esta recta final de la primera vuelta para sacar buenos resultados y acabar bien el año”.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE