Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

FÚTBOL NAVARRO

El Injerto tuvo que invertir el partido por inundaciones

  • El Sotico de Berbinzana apareció el jueves cubierto completamente de agua

Aspecto de El Sotico tras la inundación.
Aspecto de El Sotico tras la inundación.
DN
  • F.A. PAMPLONA
Actualizada 30/11/2015 a las 16:51
Cada año, el río Arga, a su paso por Berbinzana, produce estragos en el campo del Injerto, el equipo de la localidad. Cada riada, de mayor o menor intensidad, provoca inundaciones en El Sotico, el campo del Injerto.

Como así sucedió la pasada semana. A pesar de que el volumen de agua caído en Navarra no fue tan excesivo como en las últimas inundaciones, lo cierto es que el jueves El Sotico desapareció de la vista de cualquiera. Un mar de agua inundaba las instalaciones del club de Berbinzana. Al día siguiente, el agua ya había vuelto a su cauce, pero el Injerto tuvo que invertir el orden de su partido con el Cadreita, para recuperar bien el césped de El Sotico. “El Cadreita no nos puso ningún problema para invertir el partido. Es más, yo creo que les vino hasta bien. Pero lo cierto es que tenemos que agradecer que nos dejaran invertir el partido”, indicó el presidente del Injerto Manuel Chocarro.

El presidente del Injerto aseguraba que en esta ocasión, los daños no han sido grandes afortunadamente. “Esta vez, el agua inundó el campo durante un día. Había barro en las esquina y estuvimos retirándolo para que el césped respirase y no se muriera. Parte de los aledaños del campo también estaba embarrado. En otras ocasiones ha entrado hasta ls vestuarios y eso ya es peor”, comentó.

El campo es Municipal y la mayoría del coste de los desperfectos los asume el Ayuntamiento de Berbinzana. Sin embargo, son los propios directivos quienes se encargan de limpiar todos los desperfectos y las consecuencias de las riadas. Unas inundaciones que el año pasado llegaron hasta en diez ocasiones. “El campo es Municipal. La intención, evidentemente, es la de cambiar el campo. El Ayuntamiento ha destinado parte de la concentración parcelaria del regadío para que en un futuro se pueda hacer allí un campo. E incluso, donde las piscinas y el frontón también sería buen sitio. Pero para ello hace falta mucho dinero que en estos momentos no hay. Ahora mismo es inviable y tenemos que seguir con lo que tenemos”, expresó Chocarro.

El presidente se encuentra resignado a seguir en la situación en la que se encuentra el club, aunque también está siempre alerta. “Es ley de vida y esto seguirá ocurriendo. Sin embargo, siempre estamos prevenidos, porque estamos pendientes siempre de la página de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), y sabemos más o menos cuándo hay de inundaciones. Entonces, hablamos con Marín (el cuidador del campo) para que retire las redes y para minimizar al máximo todos los daños posibles”, dijo Chocarro.

A pesar de tanta riada, el césped no sufre tanto como podría parecer. El encargado de cuidar la hierba de El Sotico es Ángel Marín, que es “el que más sufre” por las riadas. “Afortunadamente no tenemos nada más que un equipo. Entrenamos dos o tres días y jugamos otro, con lo que tampoco está mal el campo. Esta semana tenemos Copa contra la Peña Azagresa y jugaremos ahí. Habrá barro, claro está, pero se podrá jugar bien.

Algunos no se pueden creer que, a la semana siguiente de algunas de las riadas de la temporada pasada, estuviéramos ya jugando en El Sotico. La verdad es que Ángel Marín cuida muy bien el césped”, confesó.
Lo curioso es que, después de tanta riada que inunda el campo, el césped ha ido echando raíces cada vez más arriba, con lo que el nivel del campo ha ido creciendo poco a poco. En las últimas veces, hasta 25 centímetros. “Tuvimos que subir las porterías para que cumplieran la normativa”, expresó Manuel Chocarro.

Cuando la situación ha sido delicada en El Sotico, Manuel Chocarro y su directiva no se han sentido solos en las labores de limpieza. “Cuando ha habido que contratar maquinaria para limpiar ha venido gente del pueblo también con palas para ayudar. En esas situaciones, el pueblo siempre ha echado un mano. Al final, somos un equipo de pueblo con la mayoría de jugadores de aquí, 20 futbolistas de 23 fichas”, aseveró.


SITUACIÓN DEPORTIVA

Sin duda, cuando las inclemencias meteorológicas causan semejantes inundaciones como las que Navarra sufrió el invierno pasado, el equipo sufre y lo acusa. “El año pasado pegamos un bajón importante en el momento de las riadas grandes. Hubo mayores destrozos y estuvimos un tiempo entrenando en el frontón. El no entrenar bien se nota y al final estuvimos casi un mes sin ganar. Y eso que estábamos bastante bien antes”, comentó Manuel Chocarro.

Esta temporada, hasta el momento, el Injerto se encuentra en el pelotón de cabeza del grupo II de Regional Preferente. Es cuarto, con 22 puntos de 36 posibles. Se encuentra a tres de la promoción y a cuatro del líder. Sus aspiraciones, estar lo más arriba posible. Sólo ha perdido dos partidos, el segundo este fin de semana en Cadreita, y es el equipo más goleador del grupo. “El empezar bien conlleva tener buen ambiente, aunque eso, al ser casi todos del pueblo, ya lo tenemos. Pero este grupo está muy igualado, hay hasta diez equipos en seis puntos. Hay que intentar


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE