Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

FÚTBOL | TERCERA DIVISIÓN

Julen Foncillas, una vida alrededor del deporte

  • El defensor del Pamplona acaba la carrera de Magisterio por la rama de Educación Física, entrena a un equipo infantil en el San Juan y forma parte del cuerpo técnico del División de Honor del mismo club

Julen Foncillas.
Julen Foncillas.
Cuco34fotografo
  • Fermín Astráin. Pamplona.
Actualizada 25/11/2015 a las 20:01
La vida de Julen Foncillas gira alrededor del deporte, más concretamente alrededor del fútbol, (14 de mayo de 1994) aunque no exclusivamente. Cursa cuarto de magisterio en la UPNA, ahora mismo se encuentra de prácticas en la Ikastola Erreniega, y se ha especializado en Educación Física. Las tardes las dedica al fútbol. Juega en el Pamplona en Tercera División, entrena al infantil B del San Juan y forma parte del cuerpo técnico del División de Honor del equipo del barrio pamplonés. Su pasión es el deporte, está claro.

Foncillas da clases en la Ikastola Erreniega de 9 a 13 y de 15 a 16.30 horas de lunes a viernes, exceptuando el miércoles, que por la tarde tiene fiesta. Con el fútbol copa gran parte de su tiempo libre. A los infantiles entrena martes y jueves de 17.15 a 19.15 horas. Con el División de Honor está los lunes y los viernes de 19.00 a 21.00 horas, ya que el miércoles le coincide con sus sesiones en el Pamplona. Los fines de semana tampoco dispone precisamente de más tiempo libre, puesto que el sábado por la mañana juega con los infantiles, por la tarde con el Pamplona en Tercera, y el domingo con el División de Honor. “Cuando el juvenil juega en Pamplona, aún sales para las 18.00 y puedes quedar con los amigos. Si juega fuera como este fin de semana pasado en Soria, es más complicado”, comentó.

Junto con un compañero de equipo en el Pamplona, Mikel Ayestarán, dirige al infantil B del San Juan, que es líder de su grupo tras sumar ocho victorias en ocho jornadas. Además de jugar a fútbol, entrenar es una de sus grandes pasiones. “El fútbol me gusta mucho, tanto jugar como entrenar. No sabría decantarme sobre qué me gusta más. De momento, espero que me quede mucho tiempo como jugador y mucho más como entrenador. Como futbolista te diviertes más y eres parte de un equipo, pero como entrenador tienes más responsabilidad, tomas más decisiones, eres el jefe… Ahora mismo no me veo sin ninguna de las dos”, indicó el lateral del Pamplona. “Tampoco dejo de hacer otras cosas por el fútbol –prosigue-. Cuando llega el periodo de exámenes sí que la vida social se reduce bastante, pero yo tengo la suerte de hacer lo que más me gusta, así que no me quejo. Desde los tres años me bajaba con mi padre a José María de Huarte a jugar con el balón y desde entonces no he parado. Y espero que me queden muchos años todavía”, deseó.

En Navidad, cuando cuenta con tiempo por cierto parón en la competición, una semana en Tercera y algo más en infantiles, Julen Foncillas no cesa su actividad. “En el Interescolar le echo una mano a mi padre, que lleva a la Ikastola Amaiur. Desde que yo jugaba lo llevaba mi padre, y ahora estamos los dos. La verdad es que es un torneo muy bonito”, expresó.

Como entrenador se define como una mezcla de dos estilos. Intenta inculcar a los suyos una mezcla de todo lo que ha aprendido en el San Juan y en el Pamplona. “En el San Juan igual se incide más en el bloque, en ser un equipo compacto y serio y en defender bien. Mientras que en el Pamplona se da mucha importancia a tener el balón, crear superioridad, triangular más… Yo intento que mi equipo tenga la seriedad defensiva que aprendí en el San Juan, pero que también juegue como lo intentamos en el Pamplona”, indicó.

Lo que sí que no puede faltar en uno de sus equipos es el carácter, ese que muestra constantemente en el terreno de juego. “Lo primero que le pido a los chavales es que sean intensos todo el partido. Ellos ya saben que si no lo son, no juegan. Aunque también tienen que saber combinar bien el balón. Creo que si a estas edades no lo hacen, es un grave error. Ya tendrán tiempo más delante de quitarse el balón de encima constantemente”, añadió riéndose.

De la Ikastola Amaiur hasta el Pamplona, pasando por San Juan y Artajonés

Julen Foncillas dio sus primeros pasos en el fútbol en la Ikastola Amaiur, entre los 6 y 7 años. Luego se marchó a San Juan, en donde estuvo hasta División de Honor. “Vivía aquí al lado. Jugué hasta acabar juveniles de Honor y estuve muy a gusto. El último año, en División de Honor, lo jugué todo y de capitán. Pero cuando acabé, el Tercera era un equipo muy hecho y sólo tuve oportunidad de jugar en el Preferente, que era recién ascendido. Pero yo quería jugar en Tercera y me llamó Jandro (Gastaminza), al que conocía, para ir a jugar a Artajona”, comentó. “Fui un poco a ciegas –continuó-, porque él me dijo que podía jugar tanto los 38 partidos como 10. Pero yo quería jugar en Tercera y fue un año que aprendí mucho. No me arrepiento en absoluto de haber ido a jugar a Artajona. El fútbol en los pueblos se vive de una forma distinta. Te tratan genial y te cuidan casi como si fueras su hijo. El campo siempre está lleno y anima mucho, para ellos, es su equipo. Como para uno de Pamplona puede ser Osasuna. Fue un año complicado en lo deportivo, pero en lo personal muy gratificante”, indicó el bravo defensa del Pamplona.

Cuando acabó ese año con el descenso del Artajonés, Julen Foncillas recibió ofertas de Pamplona e Idoya, y se decidió por el primero por cercanía. Cumple su segunda temporada en el conjunto de Beitikuntzea, donde se encuentra “muy a gusto”.

Este año, el Pamplona ha protagonizado un gran inicio de temporada, aunque últimamente le está costando mucho sacar resultados positivos. “Empezamos de lujo, con mucha intensidad y con resultados. Teníamos nueve jugadores nuevos, además de nuevo entrenador también. Arrancamos con mucha chispa y con más ganas de ganar que nuestros rivales. Por eso comenzamos tan bien. Ahora hemos bajado esa intensidad, todo se ha igualado bastante y ahora nos está costando más. Los puntos que tenemos ya los habríamos firmado al principio de temporada, pero lo cierto es que hemos bajado la intensidad”, aseveró.

“Hemos perdido jugadores importantes y eso también se tiene que notar. Pero yo estoy convencido de que vamos a ir a más. El otro día mi sensación es que jugamos los mejores 60 minutos de la temporada, pero la lesión de Iván nos obligó a mover a todo el equipo y lo notamos. Se entrena muy bien, hay muy buen ambiente y todo el mundo arrima el hombro, hasta el que no tiene muchos minutos. Poco a poco vamos cogiendo la forma de jugar y estoy seguro de que el equipo va a ir creciendo”, añadió completamente convencido.

Curiosamente, donde más está sufriendo el Pamplona es en su propio campo. Foncillas tiene una opinión al respecto. “Nos está costando más en casa, eso es verdad. Yo creo que es porque hemos perdido jugadores que en tenían muy buena salida de balón desde atrás y a la hora de llevar la iniciativa en casa, nos está resultando más difícil. Pero poco a poco ya nos estamos acostumbrando y lo estamos haciendo mejor. También hay que decir que creo que hemos ganado en defensa. Los que han venido aportan otras cosas y creo que hemos mejorado defensivamente con ellos. Hasta el momento, nos sentimos más cómodos fuera, sin tener que llevar la iniciativa y obligados a estar más juntos”, aseguró.

El conjunto franjiverde se sitúa en mitad de la tabla con 18 puntos, diez más que el Mendi, quien marca el descenso directo. Sin embargo, sólo posee dos puntos más que Txantrea o Huarte, que se encuentran en la decimosexta y decimoséptima posición. “Hay que contar con que este año descienden cinco, y si luego sólo son tres, mejor. Pero no puedes pensar en que bajan tres y llegar al final de temporada con el agua hasta el cuello. Está claro que nuestro objetivo es conseguir los puntos necesarios para salvar la categoría cuanto antes. Y, después intentar acabar lo más arriba posible. Ya el año pasado lo pasamos mal”, argumentó Foncillas.

“Estamos un montón de equipos en un pañuelo. El Ardoi, por ejemplo, nos pasa cinco puntos. Pero si este fin de semana le ganamos, nos colocamos a dos. Exceptuando los cinco primeros, que sí parecen haber abierto un pequeño hueco, el resto estamos todos ahí. Desde el River Ega, que parecía que podía estar sufriendo algo más, hasta el Iruña, que daba la sensación de que tenía que estar más arriba. Hasta que no se llevan disputadas varias jornadas de la segunda vuelta, no habrá grandes diferencias. Por eso creo que estos partidos que quedan para el final de la primera vuelta son muy importantes. Si consigues dos o tres victorias seguidas, te asomas con los de arriba. Y, al revés, con los de abajo”, expresó del defensor del Pamplona.

Julen Foncillas, sin embargo, parece tener la clave para que el equipo vuelva a reencontrarse. “Tenemos que recuperar el nivel de intensidad con el que comenzamos la liga. Tenemos que tener la chispa de los primeros partidos. Contra el Cortes y contra la Txantrea hicimos muy buenos partido, aunque contra el Iruña no. Creo que estamos por el buen camino”, comentó.

A un paso de la selección aficionada

Julen Foncillas no ha entrado en la última lista de Miguel Merino, aunque sí fue llamado en la primera cita. Además, el miércoles pasado jugó en Tajonar contra el Promesas, aunque por ausencia de Mikel Lusarreta. Parece que se va a quedar a las puertas de poder estar en el Campeonato Nacional de selecciones aficionadas que se celebra en Valladolid. “Lo veo como un premio que hemos tenido tanto yo como el equipo. Está muy bien haber estado entre los 44 seleccionados, aunque por supuesto que me habría gustado haber estado en esta última convocatoria. Pero lo veo desde el lado positivo, que hemos estado y que es un reconocimiento al trabajo que estamos haciendo tanto yo como el equipo. No voy yo, pero sí va Eder, y espero que tenga la mejor suerte, porque se lo merece. Eder es una gozada tanto para el equipo como para el vestuario”, aseveró.

El jugador del Pamplona reconoce haber acogido muy bien la iniciativa de la Federación de volver a crear la selección aficionada. “Creo que es una idea muy positiva, muy buena. Para la gente de Tercera es algo bonito. Para los que han sido profesionales, igual esto les parece una pantomima, pero para nosotros es un aliciente. Además, creo que es muy bonito el representar a Navarra. Aunque entiendo que haya entrenadores a los que no les guste mucho la idea, porque te expones a lesiones y a que te pasen cosas. Si me pusiera en la piel del entrenador, estaría alegre porque es un reconocimiento, pero también pensaría en que puede haber lesiones y te hacen un avión”, añadió pensando también en su faceta de técnico.

“Creo que podemos hacer un buen papel. Hay muy buenos jugadores en Navarra. La selección que va es más o menos veterana, son jugadores que no han sido profesionales pero que pudieron haberlo sido. Yo creo que el fútbol son detalles, momentos y situaciones. Alguno de los que va, ahora mismo podrían haber jugado en el primer equipo de Osasuna si les pilla en esta situación. Creo que se va a hacer un buen papel seguro”, explicó Foncillas.

Este joven jugador de 21 años que aparentemente se le ve un jugador impulsivo en el terreno de juego, también se le ve con dotes de liderazgo fuera del campo. “El primer año me sacaron 14 amarillas y dos rojas. El año pasado me mostraron 9 amarillas y ahora sólo llevo 3. Con la experiencia te vas controlando. Antes ibas a tope a todas, y ahora frenas algo. Fuera creo que soy más o menos igual. Me gusta mucho hablar, dar mi opinión para intentar aportar cosas. Me gusta mucho tanto animar como motivas a mis compañeros. A veces me tengo que callar, pero creo que en general lo que hago es positivo”, concluyó.

Su próximo reto, cuando acabe la carrera, sacarse el título de entrenador nacional. Lo complicado será encontrar tiempo para conseguirlo. Aunque da la sensación de que lo que este chaval se propone, lo consigue. Más aún si es concerniente al fútbol.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE