Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

REAL MADRID-BARCELONA | 18.15 HORAS

Un clásico de alta tensión

  • Messi regresa 54 días después para disputar el Madrid-Barça con más seguridad de la historia por el temor a que se repitan los atentados del Stade de France

Las claves del Real Madrid-Barcelona.
Las claves del Real Madrid-Barcelona.
EFE
  • RODRIGO ERRASTI (COLPISA). MADRID
Actualizada 20/11/2015 a las 19:38
"El partido tiene que ser una fiesta", deseaba Johan Cruyff, que mientras explicaba su batalla contra el cáncer recordaba que había que disfrutar del clásico sin miedo sin temor. La realidad es que hay tensión, más que miedo. El dispositivo de seguridad será el más importante de la historia reciente de los Clásicos. Será el más vigilado de la historia. Casi 2.157 personas (más de 1.200 policías nacionales -seis veces lo habitual-, 1195 agentes de seguridad privada y servicios municipales (además de Samur, bomberos y protección civil) para un clásico de alto riesgo, que se juega en una situación de alarma terrorista nivel 4. La seguridad será máxima con unidades especiales, entre ellas la de guías caninos para detectar cualquier posible artefacto. Los controles a los aficionados serán exhaustivos por lo que se recomienda acudir con documentación para ser identificados y llegar con mucha antelación al estadio, evitando llevar mochilas o bolsas para evitar colas en unas calles que estarán cortadas con más antelación de lo habitual. Habrá tensión y seguramente un recibimiento hostil contra Gerard Piqué, que hace unas semanas reconoció que entendería unos posibles silbidos por su "antimadridismo", ese que le hizo recordar "en algo gracioso" a Kevin Roldán durante la celebración del triplete y ver la semifinal blanca ante la Juventus con una camiseta de Buffon, pero que serán "una sinfonía" para él. Esas palabras, algunas menciones al Real Madrid durante las celebraciones, y su posición política harán que sea otra vez de los más vigilados por la grada blanca. Algo que sucede desde su celebración en el 2-6 de 2009 y su 'manita' en el 5-0 de 2010.

Habrá tensión con los aficionados azulgranas -apenas serán 400 y estarán ubicados en una zona habitual por lo que estarán vigilados- que porten esteladas al estadio, algo que UEFA sanciona en sus competiciones pero que la Federación Española no. Anti violencia si podría sancionar después . Tensionado e intranquilo le se nota a Rafa Benítez, pese a que por primera vez desde agosto el Real Madrid tiene la enfermería vacía. "Me juego tres puntos importantísimos para seguir peleando la liga hasta el final", dice el madrileño. Una alegría, empezando por una portería a la que regresa para estrenarse en un 'clásico' Keylor Navas, imbatido en diez partidos de esta campaña (gracias a sus 34 paradas realizadas) y que solo encajó tres -en 9 citas- antes de ausentarse en las dos ultimas jornadas ligueras, en las que el equipos encajó tres en el Pizjuán y otro ante Las Palmas. Ausente también aquella noche, Gareth Bale llega en buenas condiciones físicas y el técnico, que lo ve decisivo por su velocidad, apostará por el galés, que cumplirá 100 partidos como madridista, en detrimento de Isco o Casemiro. Y es que James, al que aún puede pesar su queja tras marcar en Sevilla después de salir desde el banquillo, también volverá al once: será su partido 50 con el Madrid, donde ha hecho 20 goles. Lo mismo que Ramos, que trabaja en doble sesión para no perderse el clásico, que por una recaída no pudo terminar el duelo del Pizjuán. En principio, Karim Benzema no será de la partida desde el inicio. Apenas tiene ritmo tras cinco semanas de lesión y su proceso judicial. Eso podría provocar que Cristiano sea el '9' del equipo, pese a que sus prestaciones como delantero no terminen de convencer. Esta campaña lleva 8 goles pero los ha marcado en 4 partidos. En el resto, apenas tuvo presencia ofensiva. Quiere volver a marcar y "callar bocas" según destaca su entorno.

A este Real Madrid, pese a que es favorito en las casas de apuestas, le falta gol: solo 26 goles esta campaña, el peor registro desde la 07-08, y 16 menos que la pasada campaña con Ancelotti. Si entrenador sabe que una derrota le dejaría en una situación complicada, no sólo en la tabla - seis puntos- sino también como gestor de un grupo diseñado para el éxito. A Ancelotti no le sirvieron los títulos menores (Mundialito y Supercopa europea) para seguir en el cargo. Medita apostar por el 4-4-2, ese con el que el italiano provocó la primera derrota (y primeros goles encajados) del Barcelona de Luis Enrique la pasada campaña (3-1).

En el Barcelona también hay un técnico español, situación que no sucedía desde 2009 cuando Guardiola se llevó por delante a Juande Ramos en el 2-6. Ese día Messi marcó dos goles y dio tres asistencias. Luis Enrique, pese a todos los comentarios, tiene decidido usar a Leo Messi. 'Hablaré con Messi; no estará físicamente al 100% en el Clásico', avisa, por lo que todo apunta que el argentino dirá sí y volverá el triplete en el líder de la tabla. Neymar y Luis Suárez han tirado del carro en ausencia de Leo, lesionado a finales de septiembre, anotando 18 goles. "Estoy habituado a ambientes hostiles, jugué en Brasil. Espero que se me de aún mejor el Madrid", dice un brasileño que quiere volver a ser decisivo. 54 días después vuelve a juntarse el tridente. La duda, contando que Messi jugará de inicio, pasa por ver cómo formará en el centro un equipo que suma cuatro duelos sin encajar y sólo ha recibido uno d elos últimos seis. Rakitic regresa de su lesión pero en principio, por su falta de ritmo, no será titular. Queda por saber si el asturiano apuesta por meter en el pivote a Mascherano, por lo que Mathieu o Vermaelen acompañarían a Pique en el centro de la zaga, o tira para completar el centro del campo del multiusos Sergi Roberto. Y es que en lateral diestro estará Alves, que tiene el récord de la Liga de victorias (14), ante el equipo blanco, con el que solo ha cedido tres derrotas en los clásicos.

El partido, que tendrá una audiencia potencial de 6 millones de espectadores y podrá seguirse en directo en más de 170 países, será dirigido por Fernández Borbalán, el árbitro del día que José Mourinho metió el dedo en el ojo a Tito Vilanova. Cuando decrete el final del minuto de silencio en memoria de las víctimas se debería poner punto final a la tensión. Y que se termine el miedo. Ni siquiera haya ese temor escénico que a veces sienten los jugadores. Solo fútbol.

Alineaciones probables

Real Madrid: Keylor Navas, Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo, Casemiro, Modric, Kroos, James o Isco, Cristiano, Bale o Benzema.

FC Barcelona: Claudio Bravo, Alves, Piqué, Mascherano, Alba, Busquets, Sergi Roberto o Mathieu, Iniesta, Luis Suárez, Messi y Neymar.

Árbitro: Fernández Borbalán (andaluz).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 18:15 TV: Canal +


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE