Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
BRASIL-CROACIA | 22 HORAS (TELE 5)

Brasil y Croacia alzan el telón del Mundial de los líos

  • El balón echa a rodar en el Arena Corinthians de Sao Paulo con el primer partido del grupo A

Neymar: "Llega el momento que esperábamos"

Brasil da los últimos toques a la preparación del partido inaugural del Mundial de fútbol que se disputa esta noche, con la selección brasileña y Croacia como protagonistas. El combinado dirigido por Scolari realizó un último entrenamiento en el escenario del choque, en el que además se pudo ver a Neymar practicar lanzamientos de falta y desde el punto de penalti. Más tarde, en la sala de prensa, la figura del equipo carioca destacó que están preparados para el inicio del campeonato. "Ha llegado el momento que todos los brasileños, que todo el mundo esperaba", afirmó.

El brasileño Neymar, durante un entrenamiento con la 'Canarinha'

El brasileño Neymar, durante un entrenamiento con la 'Canarinha'

EFE
0
12/06/2014 a las 06:01
  • COLPISA. BRASIL
La gran fiesta del fútbol arranca por fin en Brasil tras meses de zozobra. El balón echa a rodar en el Arena Corinthians de Sao Paulo, inacabado horas antes de la inauguración, y es momento de recordar a los obreros fallecidos, heridos y explotados en sus trabajos contra el crono para terminar las obras en los estadios. No deben caer en saco roto los retrasos crónicos, las huelgas, los atascos permanentes y un sinfín de protestas y de peticiones para que dimita hasta Joseph Blatter, veterano mandamás de la FIFA.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, asegura que la séptima economía mundial "superó los principales obstáculos y está preparada para la Copa dentro y fuera del campo". Pero no desea acudir a la puesta en escena para evitar abucheos y algarabías. Se juega su reelección en octubre y el Mundial supone un test clave.

Brasil, representante del país que convirtió el rudimentario fútbol que inventaron los ingleses en un arte, y la animosa y aún joven Croacia, abren el campeonato en presencia de 61.000 hinchas y 12 jefes de Estado y Gobierno. Hace siete años Brasil se ganó el derecho a albergar su segundo Mundial en casa, o al menos así lo entendió la FIFA, y está decidido a mostrar al mundo su poderío emergente y a exorcizar el fantasma del 'Maracanazo' de 1950 frente a Uruguay.


La carrera hasta llegar a la meta ha sido dura como una prueba de 3.000 obstáculos, con críticas constantes por el gasto de casi 10.000 millones de euros en fútbol, a pesar de que el país cuenta con unos servicios públicos de pésima calidad. Rousseff comparó la preparación del Mundial a un partido "sudado y muchas veces sufrido"" pero aseguró que el resultado vale la pena. "Brasil , como el Cristo Redentor, está de brazos abiertos para acogerles a todos ustedes", dijo en su discurso de radio y televisión, dirigido a los 600.000 turistas esperados en las 12 ciudades sede del Mundial, desde Manaos (Amazonas, al norte) a Curitiba (Paraná, sur).


El peso de la 'Canarinha'


La 'Canarinha' carga con el ánimo de todo un país. Scolari y sus pretorianos están convencidos de ganar a los croatas, romper la tradición de los malos estrenos del anfitrión, y dar un golpe de autoridad camino del 'hexacampeonato'. Todo lo que no sea ganar supondría un fracaso sin paliativos para un grupo que ha llevado a cabo una concienzuda preparación en Teresópolis y ha ganado sus últimos nueve partidos.

Ni los croatas, ni tampoco México y Camerún, parecen adversarios de gran fuste en el grupo A para un equipo muy compacto, bien trabajado tácticamente por Scolari, y que confía en el desequilibrio de Neymar y la velocidad y potencia de Hulk.

Los balcánicos prometen una dura batalla. Afrontan su cuarto Mundial. Con el madridista Luka Modric y el futuro barcelonista Ivan Rakitic como estandartes, celebran la segunda mejor generación de su historia. Bajo el liderazgo de Boban y Suker, fueron terceros en Francia'98. Repetir aquello sería una hazaña.

El joven Niko Kovac pierde por sanción a Mandzukic, expulsado en la repesca ante Islandia, y al lateral Pranjic. De los soldados que salieron derrotados en Alemania 2006 sobreviven el portero Pletikosa, el delantero Olic y el viejo Simic. Kovac cambió las botas por el traje de banquillo. Se trata del tercer duelo entre ambas selecciones. Hace ocho años, decidió un gol de Kaká en Berlín. Y en 2005, el amistoso de Split, concluyó en tablas.

Al cierre de esta edición continuaban los remates de los obreros en el Arena de Sao Paulo, tapado completamente por una lona en uno de sus fondos. Los alrededores son una cochambre. Llegar en coche o autobús, una aventura. Mejor en el metro, si la huelga de sus empleados no vuelve a convocarse.


Alineaciones probables:

Brasil: Julio César, Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo, Luiz Gustavo, Paulinho, Oscar, Hulk, Fred y Neymar.

Croacia: Pletikosa, Srna, Corluka, Lovren, Vrsaljko, Brozovic, Rakitic, Modric, Kovacic, Perisic y Olic.

Árbitro: Yuichi Nishimura (Japón).

Estadio y horario: Arena Corinthians de Sao Paulo. 22.00 h. (Telecinco).
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra