Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

BAYERN-REAL MADRID | MARTES, 20.45 H (TVE)

Desafío a la maldición de Múnich

  • El Real Madrid se agarra al 1-0 y a su contra letal para vengarse del Bayern y volver a la final de la Copa de Europa 12 años después

El portero del Real Madrid, Iker Casillas
El portero del Real Madrid, Iker Casillas
AFP
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 29/04/2014 a las 06:01
La obsesión del Real Madrid por la 'décima' hace este martes, por tercera eliminatoria consecutiva, escala en Alemania, aunque en esta ocasión en Múnich, terreno maldito para el equipo blanco contra la que es su auténtica bestia negra y a la que Carlo Ancelotti y los suyos esperan responder con al menos un gol al "incendio" vaticinado en el Allianz Arena, escenario de otra batalla entre colosos. "Rummenigge ha dicho que van a arder los árboles y está lloviendo", respondió este lunes con sorna el técnico italiano al dirigente del Bayern. Con la "pequeña ventaja" obtenida en el Bernabéu, como la califica Ancelotti, y con aires de revancha tras la dolorosa eliminación de hace dos temporadas en los penaltis, el Real Madrid desafía de nuevo al Bayern de Múnich camino de la que sería su primera final de la Copa de Europa desde 2002, nada menos que ante el vigente campeón, el temido y poderoso rival que ha disputado los dos últimos partidos por el gran título continental, aunque esta vez sería el primero con Pep Guardiola en el banquillo.

Por si no fuera suficiente, una motivación más para los blancos tener la posibilidad de sentenciar al técnico catalán después de todo lo perdido frente al Barça. Ansiosos por vengarse, no sólo del equipo que representa la leyenda más infausta del Madrid en Europa, sino también de Guardiola, para poner así fin al que ha sido su sino en las semifinales en los tres últimos años, los madridistas se reencuentran con un Bayern habituado a ganar a los blancos en su estadio y despedirles en los cruces. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones en los tres últimos lustros, el Bayern se ha impuesto en su estadio por 2-1, resultado que ahora sería insuficiente para los bávaros. Y es difícil pensar en que el Madrid, con el potencial del que presume en ataque cuando dispone de espacios, se quede sin marcar en terreno germano. Por ello, Guardiola está convencido de que a su equipo no le valdrá sólo con marcar un tanto en el tiempo reglamentario.

El Real Madrid se agarra por tanto al 1-0 de la ida, a un contraataque letal, a la lección que debió aprender en Dortmund (2-0 y amenaza real de prórroga) y también a que Ancelotti, como técnico del Milan, nunca perdió en Múnich ante el Bayern las tres veces que le tocó enfrentarse en la Liga de Campeones (dos victorias y un empate). Otro dato esperanzador al que se aferra este Madrid que ha transformado su pesimismo del sorteo en un optimismo lógico, reforzado por un triunfo labrado a la contra y con el mismo sistema de la exitosa final de Copa (4-4-2), aun con Cristiano Ronaldo y Bale muy lejos de su mejor forma en el Bernabéu.

El mal augurio se ha convertido en una confianza y autoestima a la que los blancos no están acostumbrados frente al Bayern, aunque no de tanto calibre como para que Guardiola, por mucha ironía que utilice, declare haber "leído y escuchado en Madrid que ellos no sólo ya están en la final de la 'Champions', sino que la han ganado". "Ojalá. No somos tan tontos de pensar en que vamos a ganar, porque el partido es muy difícil, muy complicado", reconoce Ancelotti, orgulloso del 'catenaccio' pero dispuesto a cambiar su planteamiento de arranque. "En la ida no estuvimos contentos con el principio del partido, porque empezamos muy tímidos. Mañana empezar tímidos sería muy peligroso, e intentaremos hacer algo distinto".

Mientras Ancelotti se debate entre el 4-4-2 cuando defienda para explotar la velocidad al contragolpe -"para los delanteros es mejor un fútbol más rápido en la transición", subraya- y tener mayor presencia en el medio, y el 4-3-3 cuando ataque; Guardiola, pese a las críticas recibidas por tanto toque estéril y a quien se le reclama un juego más directo -el que exhibía Jupp Heynckes-, dice estar satisfecho con el fútbol del Bayern en el Bernabéu. El entrenador catalán no piensa renunciar a su estilo -aunque le cueste el cargo-, aunque sí tenga previsto retrasar a Lahm al lateral, y sólo pide "más intensidad y agresividad" que en la ida, para intentar remontar en un escenario en el que el empuje de la grada, el "infierno" al que apela Robben, también se presume clave. "El ambiente es importante, pero lo más importante es el aspecto mental y trabajar todos juntos", insiste Ancelotti.


Alineaciones probables:

Bayern de Múnich: Neuer, Lahm, Boateng, Dante, Alaba, Schweinsteiger, Kroos o Javi Martínez, Robben, Müller, Ribéry y Mandzukic.

Real Madrid: Casillas; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao, Di María, Modric, Xabi Alonso, Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Árbitro: Pedro Proença (Portugal).

Estadio y horario: Allianz Arena. 20.45 h. (La 1).


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE