Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

San Fermín Marathon

"Esto le ha cambiado la vida a mi hija"

El catalán Adrià Royes i Riera, como ya hizo en Barcelona, empujará mañana 42 kilómetros la silla de ruedas de su hija Atena

Adrià Royes i Riera:
Adrià Royes i Riera, junto a su hija Atena, en la pasada Marató de Barcelona. En Pamplona estrenarán silla.
CEDIDA
Actualizada 16/06/2016 a las 20:18
Lo tiene muy claro. Lo hace por su hija, por la ilusión que le hace. Y esa motivación es la que le mueve y ha llevado a Adrià Royes i Riera a apuntarse al EDP San Fermín Marathon después de completar en marzo la Zurich Marató de Barcelona en 3h18:35. Pero no correrá solo. Lo hará empujando la silla de ruedas en la que estará Atena Royes Artetxe, de 14 años y segunda de sus cuatro hijos.

Hace 2 años, cuando contaba con 12 años, la niña entró una vez más en quirófano para tratar de solucionar las malformaciones surgidas por el Síndrome de la cloaca, un problema que afecta a menos de 1 persona entre 200.000.

Sin embargo, algo salió mal, un nervio quedó dañado y la niña sufrió una parálisis en una pierna y la otra también quedó afectada. “Estuvimos 9 meses haciendo distintos tratamientos y ejercicios para tratar de solucionar ese problema... Fue una situación complicada que nos deprimió mucho a toda la familia. El golpe fue muy duro. La sorpresa se tornó incomprensión, la incomprensión en tristeza, la tristeza en depresión. Había que salir del bucle. No podíamos renunciar a ser felices”, explicaba este vecino de Terrasa, de 45 años. “Vimos que había que buscar cómo afrontar este nuevo tipo de vida que teníamos que iniciar y tratar de disfrutadla al máximo posible a pesar de lo ocurrido”, añadía.
"Había que salir del bucle. Fue duro pero no podíamos renunciar a ser felices"

Y entonces, a raiz de una película y aprovechando su afición a correr, Royes decidió afrontar un reto que le lanzó su mujer Natalia Artetxe González: ¿Por qué no te llevas a Atena a correr?

“Es una forma de volver a estar juntos. Ya no podría caminar o ir juntos en bicicleta como a ella tanto le gustaba ni hacer excursiones por el bosque, explorar la rivera del río o jugar a arqueólogos...pero se nos ocurrió que sí podíamos entrenar juntos. Y decidimos que un buen reto era correr el maratón”, explicaba.

Y la experiencia en Barcelona fue mejor de lo esperado. “Fue impresionante. Un gran día para mi hija, que acabó feliz. El hecho de ver que la gente no apartaba la mirada ni la niña se sentía incómoda por cómo la trataban, sino todo lo contrario, fue una vivencia impresionante. Todo eran aplausos del público, ánimos de los propios corredores... No nos damos cuenta pero con muy poco se puede ayudar mucho . Esa experiencia, que fue tan buena para todos, nos animó a seguir corriendo, a seguir buscando vivir con plenitud a pesar de todo”, recordaba. “Así nos decantamos por apuntarnos al maratón de Pamplona. Nos encajaba en fechas y, además, nos va a permitir reunir a la parte de la familia de mi mujer, que vive en Asturias y País Vasco, con la que estamos en Cataluña. Todos nos vamos a juntar para ver y animar a la niña”, reconocía Royes que, además, correrá acompañado los primeros 21 kilómetros por su mujer y por su cuñado José Juan Labicola.

“Sabemos que el recorrido es exigente y complicado. Más aún para una silla de ruedas. No me preocupa. Al final lo que importa no es ganar, lo que importa es hacerlo. Y vamos con ese único reto: acabar y disfrutar. Los tramos de adoquinado, la subida al Portal de Francia, los cambios de superficie... si hay que andar o pararse, lo haremos”, decía el padre que, eso sí, reconoció que en Pamplona utilizarán un material especial. “En Barcelona ya vimos que era necesario y hemos cambiado a una silla especial para correr, que también le dará más autonomía a mi hija. Y estrenaremos unas ruedas específicas, para evitar vibraciones y con las que también podremos ir al monte”, decía.
"Sabemos que es exigente, pero vamos con un único reto: acabar y disfrutar"

Adriá tiene claro que el afrontar estos retos “está siendo mejor que una terapia. A mi hija le ha cambiado la vida. Es un revulsivo para ella, para luchar y tener este tipo de vivencias pese a su problema. Y también nos ha animado mucho como familia”.
La familia Royes Artetxe cuenta sus vivencias en www.teamatena.com. “Cada cual asume como puede o quiere situaciones complicadas como la que tenemos nosotros. No queremos ser ejemplo de nada, pero sí estamos encantados si podemos animar a alguien a que no se encierre en casa, a que dentro de sus posibilidades y gustos, busque sus propias motivaciones”, apuntaba.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE