San Fermín Marathon

Las otras distancias

  • Análisis de las carreras de 21 y 10 kilómetros

Gráfico del trazado de las carreras de 21 y 10 kilómetros de la San Fermín Marathon

Gráfico del trazado de las carreras de 21 y 10 kilómetros de la San Fermín Marathon

DN
0
Actualizada 27/06/2014 a las 09:24
  • JOSÉ MIGUEL SÁNCHEZ
Mientras el sol se deslice lentamente sobre el cielo de Pamplona, las carreras de 21 y 10 kilómetros de la San Fermín Marathon tomarán mañana la salida en la Plaza del Castillo a las 20.30 horas y 21 horas, respectivamente.

Ambas pruebas superarán los 2.800 participantes. Los primeros en salir serán los corredores de la media maratón, que enfilarán un recorrido cómodo en los primeros kilómetros e igual al de la maratón y al de la 10K: Paseo de Sarasate, Avenida del Ejército y Monasterio de Irache. Justo al llegar a la confluencia de esa calle con la Monasterio de Oliva, los recorridos más cortos variarán respecto al de los maratonianos para girar a la derecha y dirigirse hacia Biurdana.

Al final de ese parque, justo enfrente al IES Julio Caro Baroja , partir los corredores de 21 y 10K trazarán por la derecha una rotonda. Al terminarla, los de la Media verán como, viniendo por su izquierda de forma paulatina, se les irán unirán los participantes maratón, ya en el kilómetro 11 de su carrera. Ya juntos, en bajada y saliendo a la izquierda, entrarán directamente en el Paseo Fluvial del Arga a través del nuevo Parque de Trinitarios.

Los participantes de la prueba más corta afrontarán esa zona aún en solitario.

Tras cruzar todo ese parque y superar el puente de Santa Engracia, los participantes seguirán un recorrido común a orillas del Arga que les llevará a pasar por delante de los Corralillos del Gas, superar el Puente de San Pedro y recorrer el nuevo parque de Aranzadi, donde se ubicará un avituallamiento. Una zona sombría y muy agradable para el corredor.

Será en esa zona donde los más rápidos de los 10 kilómetros alcanzarán ya al cierre de las otras dos pruebas. Apenas serán poco más de 2 kilómetros en común. Nada más salir del parque a la calle Vergel abandonarán al grueso de corredores, que girará a la derecha para ir hacia el puente de la Magdalena.

Los 1.500 corredores de los 10 kilómetros verán enfrente las murallas de Pamplona, que tendrán que conquistar en los últimos kilómetros de carrera. Será el momento más duro: los cerca de 500 metros de subida al Portal de Francia. Tocará apretar los dientes para ascender 30 metros de desnivel y poder callejear por lugares emblemáticos de Pamplona: calle del Carmen, Navarrería, Mercaderes, Chapitela, Plaza del Castillo y la ansiada Plaza de Toros, donde se ubicará la meta.

Quienes todavía no habrán podido saborear a esas horas el placer del reto conseguido serán los corredores de los 21 kilómetros, que tras haberse despedido de los de los 10 kilómetros en la salida de Aranzadi y superar el puente de la Magdalena continuarán compartiendo zancadas con los maratonianos a orillas del Arga para enfilar por la carretera de Caparroso hacia Burlada, en un entorno rural y con tramos de cemento, gravilla y asfalto.

Aún quedarán por delante los puntos críticos de la carrera. El primero, al llegar a Burlada por la Nogalera y cruzar el Puente Viejo. Allí les estará esperando una buena cuesta antes del parque de Ripagaina. Un escollo que será la preparación de lo que viene después: un suave zigzagueo hasta la carretera de Sarriguren y el ascenso largo y mantenido hasta la chimenea de la antigua tejería de Mendillorri .

Tiempo entonces para recobrar el aliento con una bajada por tierra hacia Lezcairu, avituallarse en el kilómetro 17 (km.25 de la maratón) y recorrer los nuevos parques Alfredo Landa y Arrosadía. Ya sólo quedará una última dificultad: el castigador muro por Azpilagaña a Abejeras -unos 1.000 metros de subida para volver a la meseta de la ciudad- antes de dirigirse a la Plaza de los Fueros, Yanguas y Miranda, Plaza de la Paz, el Paseo de Sarasate y la Plaza del Castillo. Ahí tocará ya disfrutar, abandonando después de casi 13 kilómetros a los maratonianos. Por Carlos III y Duque de Ahumada, el corredor verá el callejón y podrá entonces levantar los brazos. Habrá llegado a la Plaza de Toros.

Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE