Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
MAITANE MELERO

"¿El secreto? Ir encontrando la motivación adecuada y ser constante"

Tras sumar ya 20 años vinculada al atletismo, reconoce que está viviendo uno de sus mejores momentos tras "recuperar la ilusión"

La lucha por mejorar sus marcas y disputar un 10.000, retos que se marca actualmente Maitane Melero

J.A. GOÑI
0
17/02/2015 a las 06:00
  • J.J.IMBULUZQUETA. PAMPLONA
Quien la conoce bien afirma que, en el último año, ha recuperado la chispa, la ilusión por entrenar bien y competir mejor. Y eso, después de llevar ya 20 de sus 31 años de vida vinculada al atletismo, no es nada fácil.

Sin embargo, Maitane Melero Lacasia lo confirma, tanto de palabra, como con hechos: cerró el 2014 con el triunfo en la San Silvestre de Pamplona y ha iniciado 2015 con el título de campeona navarra de cross corto, el de 1.500 en pista cubierta y batiendo, además, el récord absoluto que ella misma había conseguido en esa modalidad 8 años atrás.

El próximo sábado, un día después de celebrar su 32º cumpleaños de camino a Antequera, afrontará una nueva competición en el Campeonato de España absoluto de pista cubierta. Y lo hará con el deseo de volver a mejorar alguna de las marcas navarras indoor. Eso, sin olvidar que tiene ya en mente el asalto a los 10.000 metros, una prueba que nunca ha corrido pero que espera preparar.

Y es que Melero necesita retos para motivarse y seguir saliendo a entrenar “cinco o seis días por semana”. El apoyo y ambiente que encuentra en su grupo de entrenamiento y esa motivación son, junto al hecho de ser constante y tener suerte con las lesiones, su secreto para seguir entre la elite navarra.

Menudo inicio de 2015 que está teniendo. Dos títulos navarros, la mejora de un récord que había logrado hace 8 años... Y eso que renunció a pelear por revalidar el título de cross largo.

La verdad es que sí. Ya la temporada pasada tuve un final muy bueno y estoy muy contenta. Los entrenamientos van muy bien, las competiciones van saliendo... Posiblemente no había estado a un nivel así desde los 23 o 24 años.

¿Quiere decir que está recuperando las sensaciones que tenía 8 años más joven?

En aquel momento yo tuve una época muy buena, estaba a un nivel alto. Pero luego me lesioné, pasé unos años más bajos y en los que no acaba de encontrarme con tantas ganas de entrenar. Fueron unos años complicados. Sin embargo, hace dos años volví a coger la temporada con muchas ganas. Recuperé esa ilusión por correr y competir. Y estoy con muchas ganas también para este 2015. Yo ya llevo muchos años en esto. Comencé a los 11 entrenando con el club Ademar, que era el que más cerca de mi casa estaba.

Dos tercios de su vida corriendo. Primero en el Ademar, luego recaló en el Ederki, en el Pamplona Atlético y en el Ardoi...

Siempre me ha gustado correr. No sé. Desde pequeña me encanta. Otros deportes no me atraían pero con el atletismo disfrutaba y disfruto. Ahora mismo me ayuda a desconectar, a liberarme y evadirme un rato del trabajo y de la rutina diaria. En el Ardoi llevo ya unos 10 años y me siento muy agusto, tanto por mis compañeros como por mi entrenador Patxi Morentin. Él me conoce perfectamente, sabe cómo debo planificar la temporada y va todo muy bien así que ni me planteo cambiar. Aunque es cierto que, en todo este tiempo, sí que he tenido también alguna oferta para irme a algún otro club.

Trabaja como ingeniera en Acciona Windpower y entrena cinco o seis días a la semana, además de viajes, competiciones... ¿Cómo compatibiliza todo?

Yo soy profesional de mi trabajo. Eso está claro. Yo no vivo del atletismo. Y en mi trabajo me toca viajar en algunos momentos bastante así que, en esas épocas, los entrenamientos los hago como puedo. A veces cuesta sacar tiempo y ganas, la verdad. Tengo la suerte de contar con un grupo de entrenamiento en el que estamos todos muy agusto y a la vez que entrenamos pasamos muy buen rato. Eso hace que todo sea más llevadero. Ir encontrando la motivación adecuada y el ser constante es el secreto para poder seguir ahí. Lógicamente tamién es importante la planificación y la suerte con las lesiones, pero el marcarte metas que te animen, el trabajo y una cierta cabezonería son básicos.

Y después de lo que ha ganado y de estos años de entrenamientos, ¿cómo se motiva?

Yo necesito marcarme objetivos, retos. Eso es lo que más me ayuda. Y cada persona tiene que encontrar sus propios objetivos. Tuve un momento muy malo en 2012. Estuve a punto de colgar las zapatillas. Me pegué media temporada parada y sin ganas de entrenar ni hacer nada. Pero sólo fue hasta que encontré la motivación adecuada que necesitaba en ese momento. Lo ví claro, me preparé a conciencia y adelante. Por eso, a los corredores populares también les digo que no se vengan abajo a las primeras de cambio. A todos nos da pereza y nos cuesta empezar pero, sí te motivas de alguna forma y no bajas los brazos, este deporte es muy agradecido y enseguida se nota la mejoría.

El nivel de las rivales también le ayudará a mantener esas ganas, ¿no? ‘Caras nuevas’ como Ana Ollo, Ana Llorens, Ana Gayarre... les están apretando a corredoras ya más experimentadas como Vanesa Pacha y a usted.

Claro. Y esa competencia sana que tenemos es muy buena para que todas nos pongamos las pilas y mejoremos. Lo curioso es que, casi todas las que has nombrado, somos de la misma quinta, año arriba o año abajo. Hemos coincidido una buena generación.

En los últimos años se está viviendo un auge del running, del correr popular. ¿Qué le parece?

Es algo bueno. Claro. Me parece bien. Cada vez se practica más, hay más información para el corredor, se conoce más todo lo relacionado con su práctica, se habla... Pero también es cierto que en todo este boom hay un componente de negocio, de intereses, que no me gusta tanto. Las carreras populares están muy bien pero también me gustaría que se diese a conocer de la misma forma el atletismo, las otras pruebas en pista y que no sólo son la carrera sino que hay saltos, lanzamientos, vallas... Y, en ese aspecto, creo que también tiene gran parte de culpa la Federación Navarra de Atletismo, que no impulsa lo suficiente. Echo en falta que se dé un poco más de fuerza al atletismo. Es una gozada ver carreras populares con miles de participantes pero, luego, vas a Larrabide y se te cae el alma al suelo al ver la grada vacía. Eso es lo que no me gusta tanto que ocurra.

¿Hasta cuándo va a estar compitiendo? ¿Se ha marcado un límite?

Lo dejaré cuando no tenga ganas de salir a entrenar, cuando no haya nada que me motive. Y, por ahora, tengo muchos proyectos e ilusiones. Este año, por ejemplo, quiero probar y competir en un 10.000.

"MI ENTRENAMIENTO MÁS RARO ME TOCÓ HACERLO EN CHINA"

No es nada raro verla correr, junto a su grupo de entrenamiento del Ardoi, cualquier día a última hora de la tarde por la Vuelta del Castillo de Pamplona. Maitane Melero es una corredora todoterreno. Ha ganado más de veinte títulos navarros en distintas modalidades (cross, pista al aire libre y pista cubierta) pero, si su calendario de competición se lo permite, también toma parte en pruebas populares y citas solidarias.

No es de extrañar que, entre toda esa preparación y su jornada laboral, apenas le quede “demasiado tiempo libre”. Eso sí, el paseo matinal con su perra Kira es otra de las citas ineludibles para esta deportista que, entre sus aficiones al margen del atletismo, reconoce que le gusta “ir a la montaña y viajar, además del cine. Los fines de semana suelo ir bastante a ver películas”, explica.

Precisamente, por sus obligaciones laborales, Melero ha tenido que viajar mucho. “Eso sí, nunca me olvido de meter las zapatillas en la maleta. Anda que no he tenido que hacer entrenamientos por ahí en cintas de gimnasio”, reconoce. En uno de esos viajes, en concreto a una pequeña localidad en China, Melero que reconoce que vivió su “entrenamiento más raro”. “Me tocó hacerlo después del trabajo y ya cuando había oscurecido. Era un pueblo muy pequeño y salí a correr. Claro apenas había occidentales, era de noche y la gente que me veía pasar me miraba como si estuviese loca. Allí no corren. Como mucho, andan deprisa pero lo chinos no corren. Así que no entendían nada de nada”.

ANTEQUERA, SEDE DE SU PRÓXIMO GRAN OBJETIVO

El pasado domingo renunció a intentar firmar en Tudela su segundo ‘doblete’ consecutivo en el Campeonato Navarro de cross (en 2013 ganó el título de la prueba corta y la larga y este año ganó también el corto). Melero lo hizo pensando en el que será su próximo gran objetivo: el Campeonato de España absoluto de pista cubierta que se celebrará el fin de semana en Antequera. “Estoy clasificada para el 1.500 y el 3.000 pero no sé aún cuál voy a elegir. El que haya semifinal y final en 1.500 hace que me lo piense porque me suele costar recuperarme y nunca rindo bien en esas finales. Sin embargo, el 3.000 es una única carrera. No sé”. Junto a la de Ardoi, irán a la cita un buen número de atletas navarros.
Selección DN+



Comenta el contenido
Tu opinión nos interesa Tu opinión nos interesa

Rellena el siguiente formulario para comentar este contenido.






(*) Campo obligatorio

Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra