Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

DNRUNNIG

¿Con pulsómetro o por sensaciones?

El uso de este aparato puede ayudar a hacer más efectivo el entrenamiento y a cumplir objetivos

¿Con pulsómetro o por sensaciones?
¿Con pulsómetro o por sensaciones?
  • J.J. IMBULUZQUETA. Pamplona
Publicado el 08/10/2013 a las 09:42
Es uno de los debates que se dan en el mundo de los corredores. Usar o no pulsómetro cuando corren es algo que divide en dos grandes grupos a los aficionados a esta actividad deportiva, aunque es cierto que muchos combinan ambas prácticas. 

Conocer e ir controlando las pulsaciones cardiacas y, por tanto, adecuar el ritmo al que se corre sobre la marcha es una práctica muy recomendada para quienes se inician en la carrera.

Su uso, sobre todo después de conocer su Frecuencia Cardiaca Máxima (FCM) mediante una prueba de esfuerzo, les permitirá correr al ritmo más adecuado a su capacidad, no poner su corazón a más revoluciones de las necesarias e ir mejorando su condición física.

Pero también hay a quien no le gusta. Por distintos motivos. Prefieren correr por sensaciones, sin tener que fijarse en el reloj, sin oir pitidos cada vez que se pasan o se quedan cortos en las pulsaciones a las que deberían ir... Son quienes se dejan llevar por las sensaciones e indicaciones que el propio cuerpo les trasmite. Algo para lo que es importante conocerse bien y tener cierta experiencia.

El pamplonés Toño Coronado Ayarra, por ejemplo, prefiere llevar "sólo reloj" para controlar el tiempo de carrera mientras que el ablitense Javier Floristán Murillo, de 45 años, no dudaba en contestar poco antes de completar la Media Roncesvalles-Zubiri. "¿Pulsómetro? Siempre. A mi edad creo que tengo que controlar el corazón", indicaba.

"Me parece que, para el corredor popular y sobre todo si no tiene gran experiencia, el pulsómetro es algo muy recomendable. Más ahora que los hay de muchos precios", reconocía Ignacio Santamaría, actual entrenador de fondistas del ISN Pamplona Atlético y con el que trabajan o han trabajado atletas navarros de referencia en las carreras de larga distancia como Antonio Etxeberria, Gabriel Garín, Antonio Casado, Andrés Pérez, Andrés Martínez... "Quien corre entre 3 ó 4 veces por semana debería realizarse al menos una vez al año una prueba de esfuerzo. Eso le permitirá conocer también sus umbrales e ir adecuando su entrenamiento para mejorar", apuntaba.

Lógicamente, los competidores que aspiran a ganar pruebas y batir récords, el pulsómetro es casi indispensable. "Son quizá los que menos lo necesitan porque son los que más se conocen pero, en mi grupo de entrenamiento lo llevan casi todos. Como luego vuelcan los datos en el ordenador, me permite seguir sus entrenamientos aunque no esté presente. Además, cada mes y medio hacemos una prueba para conocer el máximo nivel en el que el lactato se mantiene estable (U3) y eso nos ayuda en la metodología de entrenamiento, tanto en carrera continua como en fraccionados (series o interval)", afirmaba.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones