x
MOTOCICLISMO

La 'Catedral' pone a prueba la nueva paz entre Márquez y Rossi

  • ​La carrera de Assen, el circuito más antiguo del calendario, se disputará por primera vez en domingo

Marc Márquez dedica su 'pole' en Montmeló a Luis Salom.

Marc Márquez dedica su 'pole' en Montmeló a Luis Salom.

AFP
Actualizada 23/06/2016 a las 19:56
  • EUROPA PRESS. MADRID
A+ A-
El Gran Premio de Holanda, octava prueba del Mundial de MotoGP, se celebrará este fin de semana con el aliciente de ser la primera después de la nueva paz firmada entre Marc Márquez (Honda) y Valentino Rossi (Yamaha) en Montmeló, donde Jorge Lorenzo (Yamaha) fue el gran damnificado de esta pelea a tres bandas e intentará resarcirse en la 'Catedral'.

La carrera de Assen, el circuito más antiguo del calendario, se disputará por primera vez en domingo, rompiendo una de las tradiciones históricas del Mundial con la intención de aumentar los ingresos. Ese día se celebrará la carrera 250 de MotoGP, competición que empezó a disputarse en 2002 sustituyendo a 500cc como la categoría más importante del Mundial.

El trío de máximos aspirantes al título afronta la carrera con sensaciones muy diferentes, rabia en el caso de Lorenzo y expectación en el caso de Rossi y Márquez, que protagonizaron la imagen más simbólica en Montmeló.

El italiano y el español, cuya relación se rompió por completo la pasada temporada en Malasia, protagonizaron un duelo limpio por la victoria en las últimas vueltas que finalmente se decantó del lado de Rossi, aunque a Márquez también le supo a victoria su segundo puesto, ya que le permitió encaramarse al liderato del campeonato.

'Il Dottore', nueve veces ganador en Assen y eufórico por su segundo triunfo de la temporada, se acercó a su rival tras la carrera y le tendió la mano, gesto que Márquez correspondió con una sonrisa que, aunque no evapora el áspero final de la última temporada, sí relaja el ambiente entre dos de los 'gallitos' de MotoGP.

Márquez, que siempre ha subido al podio en Assen desde que compite en la máxima categoría, quiere alargar su buena racha y reafirmarse en el liderato, que ocupa con una renta de 10 puntos sobre Lorenzo. El balear protagonizó su segundo abandono del año en Barcelona, aunque no tuvo ninguna culpa porque fue embestido por Andrea Iannone (Ducati), que fue sancionado y saldrá último este domingo.

Ahora, el vigente campeón quiere rehacerse en un circuito que le trae "recuerdos agridulces", como él mismo ha reconocido, y donde solo ha ganado una vez en MotoGP (2010). Antes del incidente en Montmeló venía de dos triunfos seguidos en Francia e Italia, por lo que espera recuperar esa buena línea.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra