Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

CICLISMO | VUELTA A ESPAÑA

De contrarreloj con Chente

 

Chente García Acosta
Chente García Acosta
CORDOVILLA-GOÑI
  • L. GUINEA. Pamplona.
Actualizada 16/08/2012 a las 18:49
Una contrarreloj por equipos es una de las cosas más odiadas por los ciclistas profesionales. Hay poderosas razones. Los horarios, cambiarse cinco o seis veces de ropa al día, vivir todo el día mirando al reloj... y una tensión inmensa desde la primera a la última pedalada. Pero, ¿cómo será la contrarreloj de Pamplona de dentro de una semana? Diario de Navarra supervisó en bicicleta los 16,8 kilómetros de la crono con el ex profesional Chente García Acosta, ideólogo con Abraham Olano y Miguel Induráin de las etapas navarras.

"Lo peor de las contrarreloj por equipos, y más de las urbanas es que estás todo el día para-arranca, para-arranca. Y eso al final te quema por la tensión", explica Chente después de salir de la Plaza del Castillo y enfilar a la Avenida del Ejército. "Al final todas las cronos por equipos acaban siendo duras".

Dice Chente que la crono de Pamplona saldrá rápido. En los equipos dos hombres harán el tramo hasta enlazar con la Avenida del Ejército. A partir de ahí la carrera se lanzará a mil por hora, con relevos rápidos por Pío XII hasta el cruce de la Venta Andrés. "Aquí se va a ir muy rápido, la gente se acoplará y el terreno ayuda, son carreteras anchas", explica.

La curva de la Venta Andrés es uno de los puntos críticos del trazado. Si se hace la opción de ir en sentido contrario de la circulación es una curva muy cerrada y obligará a frenar mucho; si se hace la oreja la trazada es mejor.

"Es una de las curvas malas, se frenará mucho, pero luego te lanzas otra vez. La carretera de la Universidad tiene el peligro de las raíces, que como alguno se despiste... se come un árbol. Y a ver de dónde entra el aire", explica.

La contrarreloj perderá velocidad de crucero cuando atraviese la zona entre La Milagrosa y El Sadar, que está en obras. "Es una parte de callejeo, ratonera, pero cuando vengan a verla le cogerán el truco", apunta al paso por el Reyno de Navarra.

Dice Chente que la crono volverá a ir a mil por hora en la zona de Beloso, Burlada y hasta que entre en la Chantrea. "Al final son calles anchas, hay buen asfalto y es fácil hacer relevos", cuenta Chente que los equipos irán con bicicleta de contrarreloj con lenticular trasera, llanta ancha delantera y un plato grande de 54 dientes.

El sálvese quien pueda

El tafallés cree que el segundo punto crítico de la crono puede estar en la chicane que hace la carretera en la calle Río Arga. "Más que nada porque se va a ir muy rápido y es un giro complicado, pero va a ser tocar el freno y lanzarse otra vez", apunta después de hacer la rotonda.

Para Chente el tramo del encierro "va a ser rapidísmo, porque es el último kilómetro y eso es el sálvese quien pueda. Pero no puede hacerlo un corredor solo porque se muere, yo creo que habrá por lo menos un par de relevos". Dice el tafallés que se puede hacer el tramo en apenas 1:20 a pesar del adoquín, de lo cerrada que es la curva de la Estafeta y el peligro que puede entrar el propio callejón de la Plaza de Toros. "Hay que tener cuidado en la curva de la Estafeta. Los equipos frenarán y se abrirán en la curva, pero hemos tenido contrarreloj por equipos bastante peores que esta", dice el ex corredor del Movistar. 
Etiquetas


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE