Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

BALONMANO / CAMPEONATO DE EUROPA

La selección española de balonmano, segundo semifinalista del torneo

  • Los de Valero Rivera se convirtieron en el segundo equipo en certificar matemáticamente su clasificación para las semifinales del Campeonato de Europa de Serbia, tras imponerse por 31-26 a Islandia

El pamplonés Eduardo Gurbindo, durante el partido en el que España ha ganado a Islandia
El pamplonés Eduardo Gurbindo, durante el partido en el que España ha ganado a Islandia
EFE
  • Javier Villanueva (Efe). Novi Sad (Serbia)
Actualizada 24/01/2012 a las 17:46
ESPAÑA     31
ISLANDIA   26


España: Hombrados; Víctor Tomás (4), Maqueda (2), Romero (4), Alberto Entrerríos (3), Juanín García (2), Aginagalde (5) -equipo inicial- Sierra (ps), Roberto García (2p), Gurbindo (3), Raúl Entrerríos (-), Sarmiento (2), Cañellas (2, 1p), Ugalde (2), Guardiola (-) y Morros (-)
Islandia: Gustavssonn; Olafsson (2p), Hallgrimsson (3), Svavarsson (1), Jakobsson (-), Atlason (3), Sigurdsson (6) -equipo inicial- Edvarsson (ps), Kristjansson (3), Palmarsson (3), Ingimundarson (-), Gudmundsson (1), Petersson (-), Gunnarsson (-), Karason (4) y Ragnarsson (-)
Marcador cada cinco minutos: 2-0, 6-2, 9-3, 11-6, 14-11, 17-13 (Descanso) 20-15, 22-18, 24-19, 28-20, 29-24 y 31-26 (Final)
Árbitros: Nikolov y Nachevski (MKD). Excluyeron por dos minutos a Gurbindo y Maqueda por España; y a Hallgrimsson y Palmarsson por Islandia.
Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda jornada del grupo II de la segunda fase del Campeonato de Europa de Serbia 2012 disputado en el Spens Arena de Novi Sad ante unos 3.000 espectadores.


La selección española de balonmano volverá a pelear, un año después de colgarse el bronce en el Mundial de Suecia, por las medallas, tras clasificarse este martes para las semifinales del Campeonato de Europa de Serbia al imponerse por 31-26 a Islandia. El conjunto español volvió a cimentar el triunfo en una excelente defensa, que estuvo perfectamente respaldada por un José Manuel Sierra que volvió a demostrar que está al nivel de los mejores porteros del planeta.

Consciente del peligro de los lanzadores islandeses, el seleccionador español, Valero Rivera, volvió a apostar por la misma defensa que ya planteó ante Francia, un dinámico 6-0 con constantes salidas a los cañoneros nórdicos. La apuesta no le pudo salir de inicio mejor al conjunto español, que no sólo anuló a la primera línea islandesa, sino que tampoco dio opciones al pivote Robert Gunnarsson, una de las piezas claves en el ataque nórdico.

La solidez defensiva dio la tranquilidad necesaria al ataque español, en el que la selección de alineó de inicio una poderosísima primera línea con Iker Romero de central y Alberto Entrerríos y Jorge Maqueda en los laterales.

El poderío físico permitió a España lograr goles desde la larga distancia, sin mermar su tradicional efectividad desde la segunda línea, donde Julen Aginagalde fue un peligro constante para la defensa islandesa. Así, insuperable en defensa y efectiva en ataque, la selección española no tardó en distanciarse en el marcador, que, superado el ecuador de la primera mitad, reflejaba un contundente (10-3) para el combinado español.

Pero Islandia no estaba dispuesta a rendirse y sustentada en las paradas de Bjorgvin Gustavsson, comenzó a reducir su desventaja, que los nórdicos, aprovechando una inoportuna exclusión de Eduardo Gurbindo, dejaron en sólo tres tantos 12-9 a siete minutos para el descanso.

Esta circunstancia pareció volver a despertar al conjunto español, que aumentó un punto más su intensidad defensiva, lo que le permitió atajar la remontada islandesa, para alcanzar el tiempo de receso con una esperanzadora renta de cuatro tantos (17-13) en el marcador.

Una ventaja que el buen hacer del extremo Gudjon Valur Sigurdsson y, sobre todo, del pivote Kari Kristjansson, habitual sustituto de Gunnarsson, impidieron aumentar en los primeros compases del segundo tiempo al equipo español. No obstante, España siempre mantuvo ese cómodo colchón de cuatro goles (22-18) que si no creció más fue por el excelente partido del meta Gustavsson, que evidenció el gran momento de forma por el que atraviesa en este campeonato.

El portero nórdico encontró respuesta en un acertado José Manuel Sierra, que ya antes del descanso tuvo que sustituir a un desesperado Hombrados, que hoy sólo pudo demostrar su calidad en los lanzamientos de siete metros.

Punto de penalti desde el que Roberto García devolvió a los cuarenta y siete minutos la máxima ventaja al equipo español (26-19), que no desperdició dos exclusiones casi consecutivas de Hallgrimsson y Palmarsson para encarrilar de nuevo el partido.

Un duelo al que se empeñó en darle vida el propio equipo español con algún que otro embarullado ataque y sobre todo una exclusión de Maqueda, que posibilitó a los islandeses llegar a los últimos cinco minutos de juego con de nuevo sólo cuatro goles (29-25) de desventaja en el tanteador.

En los minutos finales surgió la figura de Joan Cañellas, que con dos tantos que hicieron ya imposible cualquier intento de reacción de los nórdicos, que con esta derrota (31-26) no tienen ya ninguna opción de entrar en una semifinales en las que España se aseguró un puesto.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE