Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

QUIENES ESTÁN DETRÁS

Música de AC/DC en el bus de Edu

Eduardo Gainza Liberal lleva más de diez años como chófer del autobús del equipo. El Itxako le ha marcado mucho. En este círculo conoció a la que hoy es su mujer

  • M. M. E. . ESTELLA
Publicado el 06/04/2011 a las 02:03
SUENA Thunderstruck, de AC/DC. Está claro. La plantilla del Itxako se desplaza en autobús a algún partido. Es lo que les gusta escuchar siempre para motivarse. Eduardo Gainza Liberal, su chófer desde hace diez años, lo sabe más que de sobra. También suele ponerles U2 o alguna canción de Los Suaves. Se trata de poner su grano de arena para no romper la concentración.
Mientras, cada una de ellas se coloca en su sitio, en el asiento que ocupan siempre, incluido el técnico Ambros Martín y el vicepresidente Fernando Ederra, uno a cada lado de la parte delantera. Toca conducir de nuevo. A Eduardo Gainza, subido en su Scania PB de Autobuses Latasa, nunca le da pereza. "El ambiente es muy bueno. Yo estoy muy agradecido al Itxako", aseguró.
Se entiende. En este círculo conoció a la que hoy es su mujer. Acaban de ser padres de un hijo llamado Joel y las chicas lo saben. Le preguntan por él, del mismo modo que Gainza se interesa por ellas. Existe mucha confianza y cuando llega el momento de que alguna jugadora abandona el club lo siente verdaderamente. "Me da mucha pena", ratifica este estellés de 36 años.
Sus historietas
Son muchos viajes con ellas, escuchando las imitaciones de Naiara Egozkue o la risa continua de Nerea Pena. Quiere que se sientan a gusto y para ello también les selecciona las películas. "En el reciente viaje a Monóvar vieron las tres primeras de Torrente", dijo.
Más de una de las historietas que ha vivido en estos viajes bien podrían incluirse en el guión de alguna de estas cintas del cineasta Santiago Segura. "Tengo muchas anécdotas, pero me acuerdo de una especialmente. Nos dejamos a Begoña Fernández en un área de servicio. Paramos allí a descansar faltando unos 30 kilómetros a León, nuestro destino, y nos fuimos sin ella. A los diez minutos se oyó el teléfono de alguna de ellas. Javi, encargado del recuento, no se había dado cuenta. Había que dar la vuelta, claro", recordó.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE