Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ITXAKO

La vuelta de la finalísima será en casa

Sin embargo, el factor cancha no es una circunstancia que les haya favorecido en sus anteriores finales europeas

  • M. M. E. . ESTELLA
Publicado el 20/04/2011 a las 01:05
El Itxako Reyno de Navarra contará con el factor cancha a su favor en la finalísima de la Champions. Jugará, por tanto, el segundo partido en casa -será finalmente en el pabellón Anaitasuna de Pamplona- el 14 de mayo a las siete de la tarde. Antes deberá viajar a Larvik, Noruega, para afrontar el primero de estos importantísimos duelos, que podría también jugarse en sábado, día 7, por la tarde. Es lo que ayer deparó el sorteo celebrado en Viena, a las once de la mañana, por la Federación Europea de Balonmano.
Sin embargo, esta circunstancia a priori más ventajosa de disputar como local el segundo encuentro no ha beneficiado al equipo de Estella en las finales europeas hasta la fecha. En la temporada 2007/08, el Dinamo de Volvogrado ganó primero en su casa por dos y en Estella el Itxako no pudo remontar. Perdió de tres. Sin embargo, el conjunto navarro sí se hizo con el título al año siguiente frente al Leipzig jugando el segundo partido a domicilio. El partido en la ciudad del Ega concluyó con ocho goles arriba para las de Ambros Martín y en Alemania se perdió por la mínima.
Sin embargo, la trayectoria del Itxako en Europa también ha dejado increíbles remontadas en casa. Un ejemplo claro es la Recopa de la temporada 2005/06. Durante esta competición, la plantilla amarilla dio la vuelta a dos eliminatorias. En tercera ronda ganó 23-14 al Lokomotiva de Zagreb, después de haber firmado allí un 24-17 en contra, y en cuarta ronda ocurrió más de lo mismo. La tortilla dio la vuelta en Estella ante el Kuban Krasnodar. Allí se perdió 27-19 y en Navarra se logró el pase a cuartos con un resultado de 29-17.
¿Y quién fue el siguiente rival?: el Larvik. Las noruegas se vieron por primera vez las caras con las de Estella entonces y el resultado no es nada halagüeño. El Itxako no pasó de ronda al perder en casa 17-18 y volver a caer fuera 31-19.
Desde entonces, nunca más se han enfrentado. De aquella plantilla amarilla solo queda Andrea Barnó. En cambio, enfrente continúan jugadoras importantes como Lene Rantala, Monje Larsen, Tine Stange, Sara Breistol, Kari Mette Johansen o Tine Kristiansen. Además, ahora, cuentan entre otros pilares con Heidi Loke, la máxima anotadora este año de la Champions con 93 dianas.
Base de la selección noruega
No hay que olvidarse de que este equipo conforma la base de la selección noruega, vigentes campeonas del mundo. Ambros Martín, técnico del equipo, confirmó su potencial. "El Larvik es el mejor equipo del mundo con diferencia. Es un rival que te puede ganar tanto en su casa como en la tuya. Tiene dos grandes porteras que le dan mucha solvencia atrás y, luego, línea por línea, tiene un plantel excepcional. Además están acostumbradas a jugar juntas ya que si hay parón de clubes compiten con la selección y esto es muy importante", indicó el canario en declaraciones a la Real Federación Española de Balonmano.
El pabellón Anaitasuna acogerá finalmente la citaLa final se quedará en Navarra. Al final, tanto la Sociedad Deportiva Itxako como el Gobierno de Navarra y la Real Federación Española de Balonmano -que iban de la mano en este propósito- han logrado que la Federación Europea de Balonmano diera el sí al pabellón Anaitasuna de Pamplona para albergar la vuelta de la final. El requisito de contar con un pabellón con capacidad para 3.000 personas sentadas había dejado fuera la opción de jugar en el polideportivo de Estella y en cualquier otro escenario de la Comunidad al no contar ninguno con aforo suficiente.
Al final, la EHF ha aceptado el pabellón donde juega el Amaya Sport San Antonio, con 2.800 asientos, y completar con gradas hasta el umbral exigido de los 3.000. "Desgraciadamente no se va a poder jugar en Estella, algo que realmente no llego a comprender, porque de qué sirve tener un pabellón de 5.000 si no llevas a la gente, máxime cuando la situación actual del balonmano femenino no es demasiado boyante. Aún así, jugar en el Anaitasuna es positivo para nosotros y ahora lo que hay que hacer es preparar al máximo una cita histórica para nuestro club", indicó el técnico Ambros Martín.
El equipo navarro puede centrar todas sus fuerzas en esta competición puesto que tan solo restan tres partidos de una Liga ABF ( Marina Park, Elda y Elche) que ya se han metido en el bolsillo.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora