Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

LA HINCHADA AMARILLA

El apoyo de la cantera nunca falla

Las jugadoras del primer equipo son su referente y la base siempre está ahí, en la grada del polideportivo de Estella. Bien uniformadas, con pancartas o sin ellas, estas plantillas siempre ponen a prueba sus gargantas. Las infantiles son un ejemplo.

  • M. M. E. . ESTELLA
Publicado el 16/03/2011 a las 01:03
EN el pabellón nunca faltan. Ellas son su referente, el espejo al que mirarse y la posición a la que ansían llegar. Se trata de las jugadoras de la base del Itxako, unas aficionadas que nunca fallan en la grada. Siempre, con la equipación del club, y formando una piña que anima al unísono cuando la vergüenza típica de la adolescencia les deja. Hablo de las infantiles, que tienen entre 12 y 14 años, y suelen ser las más habituales en los asientos. Aunque el bloque lo integran 22 fichas, durante los compromisos oficiales del primer equipo de la entidad estellesa se reúnen siempre en torno a tres cuartas partes. A ese resto, que también preferiría estar, se lo impiden o bien las extraescolares, o bien las visitas al dentista o las obligaciones laborales paternales de algunas que viven fuera y a quienes no pueden acercar. La tarea nunca es impedimento. "Se hace antes", confirmó Sara Casanellas Lozano, una de las capitanas de este equipo.
Junto al rocódromo
Y siempre, curiosamente, la terminan media hora antes de que empiece el partido, cuando se citan en el polideportivo. Entonces, si se trata de una cita de Champions, deben cumplir su cometido: sacar las banderas. De ello se ocupan diez de ellas. Dos portan las de los contendientes y el resto coloca bien tirantes las telas con el logotipo de la EHF y la Champions. Siempre a gusto de los colegiados que toque ese día. "Antes me daba vergüenza, pero yo ya me he acostumbrado", aseguró Casanellas, de 13 años.
Después, les toca salir de la pista y colocarse en su lugar de siempre: en la grada de enfrente a la principal junto a la zona del rocódromo. "Nos sentamos justo a tiempo y, aunque no desplegamos ni pancartas ni hacemos ruido con bocinas, animamos con nuestra voz todo lo que podemos. El sábado pasado sobre todo, porque el Itxako se jugaba un premio importantísimo", explicó.
Cuando el partido termina, suelen quedarse un rato en el polideportivo a comentar el choque. Amaya Sádaba Martínez, otra de las capitanas y vecina de Mendavia, seguro que habla de alguna acción de la navarra Nerea Pena. Es su preferida. "Aunque ella es lateral y yo juego de central me fijo mucho en ella. Me gusta cómo se mueve, pero es cierto que disfruto viendo a todas", contó.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE