Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

GRUPO IRUÑA 90 - GIRONA 82

Juventud, divino tesoro

  • Mikel Úriz logró empatar el partido con un triple increíble sobre la bocina

Imagen de la noticia
Mikel Úriz se levanta para dejar una bandeja durante el partido de ayer en Anaitasuna. Fue sin duda el hombre del partido. JOSE CARLOS CORDOVILLA
  • SANTIAGO ZUZA . PAMPLONA .
Actualizada 02/12/2011 a las 01:04

Hacía frío. El cronómetro de Anaitasuna marcaba 2 segundos y 8 centésimas para el final de un partido que el Grupo Iruña había tenido en su mano durante 39 minutos y que Nacho Ordín, con un triple desde casi 9 metros, había matado poco antes. El marcador era ya implacable con la mala muñeca y peor cabeza del equipo navarro desde la línea del tiro libre, 73-76. No había esperanza ni segundos para enmendar el error. En la mochila, sólo el descaro y el ímpetu de un grupo de jóvenes con Mikel Úriz a la cabeza.

Jareño pidió un tiempo muerto para comprar el saque en tres cuartos de cancha. El técnico preparó una jugada en la que García sería el encargado de lanzar el triple definitivo. Pero una cosa es la pizarra y otra el talento, difícil de ordenar y dibujar con tiza.

Allí,donde sólo había lucha, confusión y nervios, apareció Mikel Úriz para inventarse el hueco donde existía y reclamar el pase. El base navarro recogió un balón junto a la línea de fondo a tres metros del aro, salió hacia la línea de triple y lanzó a canasta mientras giraba y caía hacia atrás con el gigantón Middelton en su cara. Con la bocina sonando, el balón cruzó limpiamente la red. Una genialidad absoluta que bien vale pagar una entrada.

El canastón de Úriz puso al público en pie, forzó la prórroga y cambió el ánimo de un equipo que se había dejado comer la moral en los últimos minutos. Convirtió a un conjunto perdedor en otro ganador en un suspiro de apenas dos segundos y ocho centésimas. Increíble.

Un campeón NBA en la banda

En la prórroga, las lesiones de Narros y Sanz y la eliminación de Víctor Pérez obligaron a Jareño a jugar con Úriz, Rakocevic y Savistski. Ellos fueron los culpables de una victoria en la que los jóvenes impusieron su ley. Dos triples de Rakocevic y uno más de Úriz mataron a un Girona que no se creía lo que había pasado. En la banda, el mítico Zak Tabak, campeón de la NBA y entrenador del equipo catalán, contemplaba atónito lo que tantas veces le tocó vivir como jugador.

La cuarta victoria consecutiva se quedaba en casa para confirmar la recuperación anímica de un equipo que empezó con muy mal pie en la liga y que ahora mira arriba. El equipo ha mejorado mucho en defensa y ayer lo demostró. La sangría inicial a la que nos tenía acostumbrados el Grupo Iruña en los anteriores partidos no se produjo. Al contrario, la actitud defensiva en el primer cuarto fue irreprochable. Los navarros sólo encajaron 10 puntos y mandaron con solvencia en el marcador con Langford sumando sin hacer ruido (19-10).

La pájara en el arranque del segundo cuarto le pudo costar cara al equipo de Jareño, que se dejó igualar a 19 en apenas 3 minutos. El Grupo Iruña no encontraba la forma de contactar con Starosta bajo el aro, y sin Narros en la pista la intimidación desde el perímetro era inexistente. El Girona llegó a ponerse por delante (31-33), pero los navarros se despidieron del segundo acto con una buena defensa que les volvió a poner por delante (36-33).

Con el 47-36 del tercer cuarto el partido parecía visto ya para sentencia, pero inexplicablemente el equipo perdió concentración. Girona aprovechó la oportunidad y se enganchó de nuevo al partido (51-51) para llegar vivo a los últimos diez minutos (57-53).

El equipo estaba ya para pocas alegrías, y una rigurosa técnica de Víctor Pérez estuvo a punto de desequilibrar el choque (59-62). Las sensaciones no eran buenas, pero ahí apareció Úriz para firmar un final de partido sensacional. Él solo hizo saltar por los aires la defensa catalana con tres triples vitales en el tramo final del partido. Escoltado por Rakocevic y Savistski, Úriz impuso la insultante juventud del quinteto navarro a la experiencia de Middelton, Ordín y compañía. Forever young, que cantaba Dylan.

Jareño "Todo el mundo ha jugado y todos han aportado"

"Me ha gustado mucho cómo ha empezado el equipo. Hemos salido con bastante agresividad defensiva en los dos primeros cuartos. Hemos trabajado en todo el campo muy bien y les hemos puesto siempre presión en la subida del balón. Al final todo el mundo ha jugado y ha aportado y hemos conseguido ganar un partido que teníamos perdido. Mikel ha encontrado el tiro final y contentísimos con esta victoria".



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE