Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

BALONCESTO

93 no son suficientes

  • Una exhibición de Feldeine y Ogirri acaba con un Grupo Iruña que sigue muy verde

Imagen de la noticia
Rakovecic se cuelga del aro de esta forma tan espectacular. El partido ya estaba prácticamente perdido para entonces. JAVIER SESMA
  • SANTIAGO ZUZA . PAMPLONA .
Actualizada 05/11/2011 a las 01:03

El Grupo Iruña sumó su sexta derrota del curso ante el Breogán y se mete de lleno en la zona baja de la tabla. A los navarros ni siquiera les bastaron sus 93 puntos para llevarse el encuentro y encajaron más de un centenar (103) por primera vez desde que Ángel González Jareño es técnico del equipo.

La defensa sigue siendo el caballo de batalla de un conjunto al que le falta carácter. Eso, unido al excepcional partido de Feldeine y Ogirri fueron argumentos más que suficientes para que los gallegos se llevasen un triunfo merecido y mucho más cómodo de lo que dice la diferencia final en el marcador.

Atrás el equipo rojillo sigue siendo un coladero: 22 puntos en el primer cuarto, 25 en el segundo, 31 en el tercero y 25 en el último. Así es imposible ganar a nadie por muy inspirado que Narros o Langford tengan el día en ataque.

Ayer el Breogán cerró los pasillos hacia dentro, donde Starosta ni la olió y el equipo de Jareño tuvo que abusar de la circulación por fuera, donde resulta lento y previsible. A pesar de que Narros no tuvo el día en el tiro, sus asistencias y sus cambios de ritmo fueron esenciales para romper la defensa del equipo gallego. Él puso la chispa de imaginación que necesitaba el partido para que las cosas en ataque funcionasen mientras Langford asumía la responsabilidad anotadora.

Acribillados desde fuera

El problema es que cuando el Grupo Iruña logra una canasta regala la siguiente. Los hombres del Breogán se metieron una y otra vez en la defensa navarra con demasiada facilidad. El pick and roll más básico y elemental se convirtió en un muro imposible de derribar. Feldeine y Ogirri reventaron la defensa navarra por los cuatro costados y la acribillaron desde fuera con una efectividad digna de los mejores equipos de la ACB.

Aun así el Grupo Iruña aguantó a duras penas como pudo hasta minutos antes del descanso. A pesar de la evidente superioridad del Breogán, tanto individualmente como en equipo, los navarros dieron muestras de querer agarrarse al partido cuando el segundo cuarto agonizaba. Rakocevic con un triple puso a su equipo a cuatro puntos del Breogán, pero cinco puntos consecutivos de Ogirri volvieron a aumentar la diferencia (38-47).

Parecía que no, pero ahí se acabó el partido, porque en la segunda se vivió un auténtico recital de Feldeine y Ogirri. Las metieron de todos los colores y desde todas las posiciones. Y ante esa avalancha de baloncesto anárquico pero de enorme calidad individual, el Grupo Iruña fue incapaz de oponer el menor argumento. Ni siquiera algo de rabia y carácter para castigar a los anotadores gallegos, marcar el terreno y dejar claro que en Anaitasuna la victoria está cara. No es una cuestión de actitud ni de ganas, porque las hubo, sino de mala leche, de ese otro baloncesto que no suma en las estadísticas pero convierte a un equipo vulgar en otro incómodo y correoso, a uno frío en otro capaz de trasmitir y conectar con su grada. Es la asignatura pendiente.

Jareño "Recibir tantos puntos me frustra"

"Creo que sabíamos la importancia del partido de hoy y no puedo poner ningún pero de concentración. Hemos salido con más intensidad que concentración pero el equipo ha intentado jugar a un buen nivel. Creo que no hemos estado mal en todo el primer tiempo. Y luego en el segundo tiempo ellos han abierto el marcador y han tenido unos porcentajes muy altos. No puedo estar contento porque nos han metido por encima de 100 puntos. Acostumbrados a ser el año pasado una de las mejores defensas de la liga recibir tantos puntos me frustra, pero la actitud del equipo ha sido buena. Cuando se nos han ido el equipo ha peleado. Sabíamos que nos podían meter esos tiros y no es ninguna sorpresa. Sus jugadores de perímetro son claves y no hemos sabido pararles. Es el único pero, la concentración de saber las cosas que tenemos que hacer y tenerlas claras".



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE