Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

SERBIA-ESTADOS UNIDOS | 21 HORAS (CUATRO)

Teodosic contra la razón

  • Serbia y Estados Unidos disputan la final del Mundial con los hombres de 'Coach K' como favoritos al oro

El estadounidense, Derrick Rose
El estadounidense, Derrick Rose
EFE
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 14/09/2014 a las 06:01
La final no es el partido que la organización esperaba. Estará presente uno de los dos contendientes deseados, pero faltará el anfitrión, que se apeó del torneo precipitadamente en los cuartos de final. España no saltará este domingo a la pista del Palacio de los Deportes de Madrid. Serán Serbia y Estados Unidos (21.00 h., Cuatro) los que se disputarán el oro de la Copa del Mundo.

Los norteamericanos han arrasado por su parte del cuadro. No han sufrido para llegar al partido decisivo. Lo han hecho tras completar una trayectoria inmaculada en la que sólo Turquía aguantó más allá del descanso, aunque acabó cayendo por claridad ante las embestidas finales de los chicos de Mike Krzyzewski.

'Coach K' ha conseguido devolver la estabilidad perdida a la selección estadounidense tras el periodo en el que las versiones del 'Dream Team' acabaron por borrar el sentido de ese nombre. Con el mítico entrenador de Duke en el banquillo, Estados Unidos ha pasado de la mediocridad en la que se había sumido al equipo más regular en las finales de los torneos internacionales. Tras el decepcionante bronce de Japón 2006, Krzyzewski ha encadenado dos oros olímpicos y un Mundial. Ahora, puede conseguir que su país renueve el título planetario por primera vez en la historia.

En este torneo ha llegado a la final con un equipo que presentaba muchas dudas por su juventud y por la ausencia de las grandes estrellas. Sin embargo, la calidad incuestionable de la mayoría de sus hombres -como Harden, Rose, Davis, Curry o Irving- y el carácter guerrero de otros como Faried han desbordado a los rivales que han pasado por delante.

El último adversario hacia un nuevo bocado de gloria es Serbia, con un Milos Teodosic al mando que se ha mostrado como el mejor jugador y el más decisivo del campeonato. El base intentará llevar a los suyos al triunfo en una pelea a muerte contra la razón y el sentido común. Porque nadie confía en su victoria salvo los propios balcánicos. Pero tampoco nadie creía que iban a pasar de octavos y han ido superando etapas mostrando cada vez mejor cara.

Han enseñado calidad, intensidad defensiva, carácter, orgullo y un sentimiento de equipo que ahora les da la oportunidad de volver a lo más alto. De la mano de un Sasha Djordjevic al que tras el Mundial le deberían llover las ofertas por su gran planteamiento táctico tanto en defensa como en ataque, los serbios pretenden romper con una hegemonía estadounidense que ya empieza a asustar.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE