Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

ATLETISMO

Torrijos e Indira no fallan, Beitia por primera vez sí

  • Por primera vez en diez años y seis ediciones de los Europeos en sala, la saltadora no subió al podio

  • EFE. PRAGA
Actualizada 07/03/2015 a las 21:00
Pablo Torrijos, plata en triple, se ratificó en el club de los 17 metros e Indira Terrero, subcampeona de 400, logró su segunda medalla europea consecutiva en una jornada de los Europeos en sala que registró un hecho insólito: por primera vez en diez años y seis ediciones, Ruth Beitia no subió al podio.

La capitana, de 35 años, asumía la responsabilidad de dar a España la primera medalla en Praga, después de una mañana nefasta en la que cayeron todos los españoles excepto el velocista Ángel David Rodríguez, y se mostró insegura desde el primer salto (1,80).

Necesitó dos para superar todas las alturas siguientes (1,95, 1,90 y 1,94) y no pudo con 1,97. Terminó con la misma marca que la tercera (la polaca Kamila Licwinko, campeona mundial), pero los nulos la dejaron fuera del podio. Beitia, defensora del título, aspiraba a conseguir la duodécima medalla de internacional de su carrera deportiva. Le sucede la rusa Mariya Kuchina (1,97), que venció en el desempate a la italiana Alessia Trost.

Pablo Torrijos demostró que sus 17,03 de Antequera no eran flor de un día. El "señor 17" mejoró en un centímetro su récord de España y se encaramó al segundo puesto del Europeo, sólo por detrás de todo un campeón olímpico, el portugués Nelson Évora (17,21), y precediendo a otro medallista olímpico, el rumano Marian Oprea, plata en Atenas 2004.

El castellonense, que anunció una táctica "a muerte en la final", llegó a ponerse en cabeza en la quinta ronda, demostrando ya una adecuada adaptación al pasillo sobre tarima flotante, pero le duró poco el privilegio, porque a continuación Évora, recuperado de dos operaciones, volvió a rebasarlo con un salto de 17,15 metros y aún mejoró en el sexto.

Apenas siete meses después de lograr su primera medalla como española (bronce en los Europeos al aire libre de Zúrich), la habanera Indira Terrero se colgó la segunda y mejorando la calidad del metal al terminar segunda con un registro de 52.63 que la coloca tercera en la lista española de todos los tiempos.

Desde que, hace 23 años, Julia Merino dio las dos vueltas a la pista en 52.22 -segunda en el ránking histórico, por detrás de los 50.99 de Sandra Myers-, ninguna española había corrido tan rápido los 400 bajo techo. La excubana está ahora igualada en el tercer puesto del ránking con la canaria Cristina Pérez.

La habanera, muy segura de sus fuerzas, adoptó una táctica precavida en la salida. Pasó última el 200 (parcial de 24.06) y comenzó a progresar en la penúltima recta. En el esprint, pese a salir trastabillada, adelantó a todas menos a la ucraniana Nataliya Pyhyda (52.63). Ambas hicieron sus mejores marcas de la temporada.

El sexto puesto de Adel Mechaal en la final de 3.000 resultó decepcionante. Él mismo había adelantado que sólo se sentía inferior al turco de origen keniano Ali Kaya (en efecto vencedor de cabo a rabo con 7:38.42, récord de los campeonatos), pero pagó cara su osadía, al recoger el guante del favorito.

El ritmo marcado por Kaya desde la salida fraccionó el grupo ya en el primer mil, que pasó en 2;34,26. Mechaal quedó en el de arriba y Jesús España, más experimentado -tres veces plata-, en el de atrás, pero al final cambiaron las tornas. El campeón de España, marroquí de origen, pinchó en las dos últimas vueltas y terminó sexto, adelantado por Jesús España, que obtuvo un estimable cuarto.

Kevin López, actual subcampeón de Europa de 800 en pista cubierta, y el castellonense David Palacio corrieron la misma suerte en las semifinales: ambos fueron eliminados.

El sistema de acceso a la final no admitía cálculos: sólo los dos primeros de cada serie estarían en la carrera decisiva. Kevin partía con la segunda mejor marca de la segunda serie, pero salió retrasado -300 metros a cola del grupo-, gastó mucho para ponerse tercero en el 400 y no tuvo esprint en el último giro. Tercero con 1:47.78.

Bronce en París 2011 y plata en Gotemburgo 2013, Kevin López llega a Praga con el objetivo declarado de conseguir su primera medalla de oro.

En la tercera y última serie, el debutante Palacio recibió tres codazos nada más empezar. El grupo pasó compacto el 400 en 56.95 y el castellonense se colocó segundo pero ahí se acabaron sus fuerzas. Llegó cuarto con un tiempo de 1:52.21.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE