Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Resumen 2014

​Mireia Belmonte, Carolina Marín y Ruth Beitia dan el toque femenino

2014 confirmó el auge del deporte femenino y la consolidación de las españolas como referencias mundiales

  • efe. madrid
Publicado el 22/12/2014 a las 17:51
La imagen de las integrantes de la selección española femenina de balonmano en el segundo cajón del podio continental coronó un 2014 en el que la jugadora de bádminton Carolina Marín, la atleta Ruth Beitia y la nadadora Mireia Belmonte lideraron las conquistas nacionales, mayoritariamente femeninas.

Aunque las selecciones masculinas de fútbol y baloncesto estaban llamadas a brillar en los Mundiales de Brasil y España, respectivamente, fueron Silvia Navarro (balonmano), Alba Torrens (baloncesto), Maica García (waterpolo), Ruth Beitia (atletismo), Mireia Belmonte (natación) y Carolina Marín (bádminton) las protagonistas de algunos de los grandes éxitos del deporte español.

Así, 2014 confirmó no solo el auge del deporte femenino sino también la consolidación de las españolas como referencias mundiales.

La extremo Carmen Martín, incluida en el Equipo de las Estrellas (All Stars) del Europeo de balonmano de Hungría y Croacia, se suma a un listado en el que figuran también las tenistas Carla Suárez y Garbiñe Muguruza, la piloto Laia Sanz, la futbolista Verónica Boquete, la haltera Lidia Valentín o la taekwondista Eva Calvo.

El adiós de ilustres como Amaya Valdemoro, Elisa Aguilar, Verónica Cuadrado o Begoña Fernández no detuvo la progresión del deporte femenino, sustentado ahora por los repetidos triunfos de Mireia Belmonte, Ruth Beitia y Carolina Marín.

La nadadora de Badalona, que completó la temporada con cuarenta preseas internacionales -seis en los Europeos de Berlín y cuatro en los Mundiales de piscina corta de Doha- y tres récords del mundo, y la jugadora del bádminton, campeona del mundo, apuntan a los Juegos Olímpicos de Río 2016, mientras la atleta confía a su cuerpo (tiene 35 años) su continuidad en la elite.

La clasificación para los Juegos Olímpicos es igualmente el nuevo y ambicioso reto de la selección femenina de fútbol, inconformista tras situarse entre los ocho mejores combinados del continente en la Eurocopa de Suecia 2013 y asegurar su primera presencia mundialista en Canadá 2015 con una fase de clasificación casi perfecta, con 28 puntos de 30 posibles.

Si el cuadro dirigido por Ignacio Quereda se unió recientemente a los éxitos del deporte femenino, los equipos de baloncesto y waterpolo acuden de manera repetida al podio.

Las pupilas de Miki Oca son las vigentes campeonas de Europa y el mundo, mientras que Lucas Mondelo guió este año a la selección absoluta hacia el subcampeonato del mundo tras haber arrebatado en 2013 el oro a Francia, equipo anfitrión del pasado Eurobasket.

Contra el dominio asiático luchó la onubense Carolina Marín, quien se coronó campeona del mundo de bádminton, conquista inédita en la historia del deporte español.

Si el automovilismo español tendrá en María de Villota a su pionera, el motociclismo aguarda el quinto Dakar de la legendaria Laia Sanz, dominadora de los campeonatos de enduro y trial en las últimas fechas.

Las atletas Diana Martín (3.000 obstáculos) e Indira Terrero (400 metros lisos) se unieron asimismo con sus terceros puestos en los Europeos de Zúrich al fructífero presente de las disciplinas femeninas, que aguardan la explosión de jóvenes Ángela Salvadores (baloncesto), Sara Sorribes (tenis), Sara Rodríguez (judo) o Camila Aldana (piragüismo) para prorrogar su edad dorada.
volver arriba

Activar Notificaciones