Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Literatura

La leyenda de Rulfo se agiganta en su centenario

El estreno de una ópera sobre 'Pedro Páramo' y la reedición de su obra literaria y fotográfica a precios populares, entre las hitos de la conmemoración

La leyenda de Rulfo se agiganta en su centenario

Recreación de un autorretrato del escritor Juan Rulfo junto a la obra 'El gallo de oro'.

ARCHIVO (DN)
01/03/2017 a las 06:00
Etiquetas
  • Colpisa. Madrid

Juan Rulfo habría reducido su ya escueta obra a las primeras ocho páginas de 'Pedro Páramo'. La legendaria obra del genial escritor mexicano es una de la más breves, intensas y admiradas de la literatura del sigo XX. Aunque Rulfo destruyó muchas más páginas de las que publicó, la leyenda y el misterio en torno a su obra se agigantan con la celebración del centenario del cuentista, novelista, fotógrafo y editor mexicano, nacido el 16 de mayo de 2107 y muerto el 7 de enero de 1986.

El estreno en Zúrich de un ópera basada en 'Pedro Páramo' será uno de los hitos del año Rulfo, plagado de iniciativas editoriales, académicas, fotográficas y cinematográficas. Habrá exposiciones, congresos, simposios y todo tipo de citas e torno al escritor y su obra a ambos lados del Atlántico. La fundación Rulfo y la editorial RM editarán a precios populares una docena de títulos, tanto de la corta obra narrativa del genio de Jalisco como su menos conocida pero igual de intensa obra fotográfica. Rulfo escribió algunas de las mejores páginas en la literatura en lengua española del siglo XX. Sus cuentos, recogidos en 'El Llano en llamas', y su novela 'Pedro Páramo' son clásicos modernos elogiados por Borges, García Márquez, Benedetti, Günter Grass, Elías Canetti, Susan Sontag, Kenzaburo Oe, Gao Xingjian, Tahar Ben Jelloun y un inacabable etcétera.

"Era un autor más que exigente que no paró de reducir y corregir 'Pedro Páramo' porque, según decía, 'las palabras siempre sobran'", dice Eduardo Becerra, profesor de literatura en la UAM y uno de los coordinadores del centenario en España. "Como explico a mis alumnos, si por Rulfo fuera, habría reducido su obra a las ocho páginas iniciales de 'Pedro Páramo', que son impecables. Existe el rumor de que quería arrojarlo al fuego", agrega Becerra. Confirma que salvo un pequeño texto inédito incorporado en un libro que habla de las influencias literarias del autor, no habrá nuevos hallazgos.

Rulfo comenzó y dejó de escribir al tiempo que abrazaba la fotografía. Sus imágenes -unas 6.000, siempre en blanco y negro- no desmerecen a las de coetáneos como Henri Cartier-Bresson o Manuel Alvarez Bravo. Se verán en el museo Amparo de Puebla (México), que reunirá cerca de 200 instantáneas entre las suyas, las de los fotógrafo que le influyeron y los retratos del propio escritor.

"Era un autor con un ojo muy certero y lo que toca ahora es estudiar sus fotos, agruparlas y darles un enfoque más profundo y de conjunto. El espectador verá sus temas recurrentes, pero no hay senderos desconocidos por descubrir", asegura el director editorial de RM, Ramón Reverté. Confirma que en lo literario "no queda nada por descubrir", más allá de pequeños textos sobre poblaciones, que son como fichas. "Si escribió algo más, él mismo se encargó de destruirlo", aventura Reverté.

SOLITARIO

Nacido en el sur del estado de Jalisco, la temprana muerte de sus padres convirtió a Juan Rulfo en un crío solitario ingresado en un internado en Guadalajara. Halló refugio en la bien nutrida biblioteca de un cura depositada en su casa familiar, lo que supuso su primer y decisivo contacto con el mundo de las letras. Ya en México D.F. asistió como oyente a cursos de historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Hacia 1940 toma sus primeras fotografías y escribe sus primeros textos. En la década siguiente recorre gran parte de su país como excursionista y montañero. A partir de 1945 publica sus cuentos en las revistas 'América', de la capital, y 'Pan', en Guadalajara. Casado con Clara Aparicio en 1948, publicó sus primeras instantáneas en 1949. A principios de los cincuenta obtiene dos becas del Centro Mexicano de Escritores, fundado por la estadounidense Margaret Shedd. Gracias a ellas concluye 'El Llano en llamas' (1953) y 'Pedro Páramo' (1955). En 1958 termina 'El gallo de oro', su segunda novela que no se publicará hasta 1980 y cuya versión definitiva sería póstuma. Hacia 1960 interrumpe su trabajo literario y la fotográfico para dedicarse a la labor editorial en el Instituto Nacional Indigenista hasta su muerte en 1986.

En España la Fundación Juan Rulfo y la editorial RM han diseñado el programa que incluye un homenaje universitario, una exposición bibliográfica, la proyección de películas basadas en ficciones de Rulfo y una serie de encuentros de estudiosos, escritores y periodistas en torno a su obra. La Casa de América acoge el ciclo 'Rulfo, los paisajes de la intemperie: literatura, fotografía y cine' con autores como Esther García Llovet o Manuel Vilas, el pase de la película 'Los confines' (el próximo 3 de marzo), que adapta fragmentos de la obra de Rulfo. Habrá una muestra bibliográfica en la Biblioteca Nacional (del 5 de julio al 9 de septiembre), una conferencia de Jorge Edwards (16 de mayo) también en la BNE, además de un homenaje universitario en la Univresidad Autónoma de Madrid el 24 de mayo.

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra