Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CULTURA

Los escenarios navarros subieron sus índices de ocupación en 2016

El sector se muestra más optimista, mientra aguarda la ansiada bajada del IVA

Escena del musical 'Mamma Mia!', que se programó en Baluarte durante el puente de mayo.

Escena del musical 'Mamma Mia!', que se programó en Baluarte durante el puente de mayo.

ARCHIVO / GOÑI
Actualizada 04/01/2017 a las 10:21
Etiquetas

Cuatro años después de la subida del IVA, el sector de las artes escénicas de Navarra hace balance de 2016, un año en que se han notado síntomas de una "mejora" en la respuesta del público. Al menos, los principales escenarios de Navarra -Baluarte, Gayarre, Auditorio Barañain y Gaztambide- coinciden en que el año pasado aumentaron los índices de ocupación de sus salas frente a temporadas anteriores. "La sensación es que ha habido más alegría en la venta de entradas, especialmente en el último cuatrimestre", señalan desde Baluarte y Gayarre. En 2012, ambos espacios escénicos anunciaron que la subida del IVA al 20% no iba a repercutir en el precio de los espectáculos que conformasen su programación propia.

La crisis ha obligado a todos a repensar sus proyectos y a trabajar constantemente en la captación de nuevos públicos. En cualquier caso, la actividad se ha intensificado en los escenarios de Pamplona y la comarca.

Por citar un ejemplo, la Escuela Navarra de Teatro ha pasado de los 20.994 espectadores de 2012 a los prácticamente 32.000 de 2016 debido al progresivo aumento de actividad. "Vamos a seguir prestando especial interés hacia los públicos más desasistidos, hacia los públicos más jóvenes y hacia la nueva creación escénica. Nuestro objetivo inmediato va a ser abrir nuevas vías que nos permitan atender demandas concretas de actividades sugeridas por espectadores y artistas", señala Javier Pérez Eguaras, director técnico de la ENT.

Fuera de los principales escenarios, también se han desarrollado iniciativas para aumentar la actividad cultural en Navarra. Ejemplo de ello es el programa NapaeActiva, que lleva las artes escénicas a 29 localidades, incluyendo lugares donde nunca se había programado teatro.

LA BAJADA DEL IVA

Para 2017, el sector aguarda con expectación la posible bajada del IVA al 10%, algo que aportaría mucho oxígeno. "No cabe duda que con la bajada del IVA cultural ganaría todo el tejido de agentes culturales. Desde los artistas, las compañías, productoras y los espacios culturales. Y por supuesto el público, porque la bajada de los precios haría más accesible a todas las personas el derecho a la cultura", resume Mikel Artxanko, administrador del Auditorio Barañain. "Si el IVA cultural baja, podremos respirar", señala Javier Lacunza, director gerente de Baluarte. En el caso de la Fundación Baluarte, que gestiona la programación propia del auditorio, el efecto del IVA está estimado en unos 250.000 euros por año.

Mikel Artxanko, Auditorio Barañain: "Apostamos por generar nuevos públicos"

A lo largo de 2016, el Auditorio Barañain ha realizado una "reflexión interna" para redefinir su misión y objetivos principales. A raíz de ello, han decidido apostar por una concepción del auditorio "como centro integral de artes escénicas, que promueva la difusión de la cultura buscando la implicación del público por medio de la formación, talleres, residencias artísticas, procesos creativos o exhibición acompañada de encuentros con artistas", resume Mikel Artxanko, administrador del Auditorio. "Por este motivo el número de espectáculos ha disminuido respecto a otros años, pero no así la media de público, que ha aumentado", constata. En 2014, el Auditorio Barañain programó 64 eventos abiertos al público, registrando una media de 326 espectadores por función. En 2016 fueron 43 los eventos programados, superando los 400 espectadores en su promedio de ocupación. Por otro lado, ha aumentado el público escolar, pasando de los 3.950 de 2014 a los 7.800 de 2016. El pasado septiembre, el Auditorio Barañain dio a conocer su nueva estrategia con la puesta en marcha de cuatro líneas de trabajo: la danza (Periferia), la inclusión social a través del arte (InArt), con iniciativas como el proyecto Crecer con Arte / Hazi Arte; la familia y juventud (OnArt) y la colaboración con colectivos y otros agentes culturales de Barañáin (Barañain Bizi). Artxanko detalla así las iniciativas que marcarán la programación del auditorio: "Proyectos integrales educativos con guías didácticas para trabajar en los centros y también en familia, residencias de danza para jóvenes artistas emergentes, encuentros con artistas, formación en artes escénicas, talleres temáticos antes de cada evento en nuestro Txiki-txoko, coproducciones, impulso de procesos creativos en arte inclusivo, así como dinámicas de accesibilidad a todos los públicos… Son algunas de nuestras apuestas para generar nuevos públicos".

Miguel Goikoetxandía, NAPAE: "Cuantas más funciones, más público"

Desde el punto de vista de los profesionales de las artes escénicas que trabajan en Navarra, 2016 ha dibujado un panorama más optimista. "En general, a las funciones ha acudido más gente que el año anterior", asegura Miguel Goikoetxandía, presidente de la Asociación de Profesionales de las Artes Escénicas de Navarra (NAPAE). La entidad, formada por una treintena de socios, cuenta desde 2011 con una programación propia de espectáculos, NapaeActiva, subvencionada por el Gobierno de Navarra. La iniciativa nació con el objetivo de aumentar la programación cultural en las localidades navarras y trabajar por la creación y fidelización de público. En su cuarta edición, repartida entre 2016 y 2017, NapaeActiva llegará a 29 localidades de Navarra con 130 representaciones. "NapaeActiva es un programa que ha ido a más, tanto en número de espectadores como en funciones", confirma Goikoetxandía. Este crecimiento lo atribuye a varios factores: "El aumento de la difusión, un mayor conocimiento por parte del público y la apuesta de los ayuntamientos por esta programación". En sus propuestas ha cobrado un peso especial el ciclo infantil y familiar, que ofrece 64 funciones entre junio de 2016 y agosto de 2017. "Los espectáculos para público familiar han funcionado muy bien", resalta. "En general, y aunque pueda parecer contradictorio, cuantas más funciones se hacen, más público acude. Aumentar la programación contribuye a generar hábitos". El lado negativo del balance lo protagoniza un "IVA desmesurado" que ha supuesto "una dificultad más en el camino". Pese a ello, se han mantenido unos precios atractivos. "Comparados con cualquier otra comunidad, los precios de las casas de cultura en Navarra son absolutamente económicos. Las entradas para adultos están a 6 euros y en muchos espectáculos infantiles están a 3 euros".

Javier Lacunza, Baluarte: "Mejora la media de asistentes por función"

En el caso de Baluarte, 2016 ha sido un año "complejo" por varios motivos, entre los que se incluye un recorte de 155.000 euros por parte del Gobierno de Navarra en el presupuesto de la programación propia del auditorio. "2016 rompe una tendencia de público creciente desde 2011", asegura su director gerente, Javier Lacunza. Sin embargo, ha mejorado la media de asistentes por función: si en 2014 era de 831 espectadores, 2016 cerrará con 934, según las previsiones. "Hay que tener en cuenta que el nivel de programación en Pamplona ha subido fuertemente a partir de 2015 con la apertura de otros espacios y hay que ajustar volúmenes. El poder contar con un incremento de asistencias medias en un escenario de programación cada vez más denso en la ciudad, me pone en la tesitura de decir que la respuesta de público en 2016 puede tildarse de muy positiva. Particularmente, en el último cuatrimestre del año ha habido una alegría notable en la compra de entradas sueltas. En ese sentido, sí ha mejorado la respuesta del público", comenta Lacunza. En cuanto a la evolución del número de espectadores en los últimos años, entre 2011 y 2015 se produjo un aumento significativo, pasando de 134.000 a 174.000 espectadores. "En 2016 nos hemos situado en un término medio, con 156.000 personas". Respecto al aumento en la media de asistentes por función, el director gerente de Baluarte lo atribuye a la confluencia de varios factores. En concreto, señala que se han destinado "mayores recursos" a la gestión de públicos. A nivel de programación, cita la "diversificación de propuestas, el trabajo intensificado con entidades y promotores locales y la colaboración con entidades sociales". Por otro lado, aprecia una "mejora en la situación económica" que se ha traducido en un "mayor movimiento" por parte de los promotores privados, a quienes señala como "generadores de nueva oferta".

Grego Navarro, Teatro Gayarre: "Se ha duplicado la venta anticipada"

Desde 2015, Grego Navarro ha apreciado un cambio de tendencia en el público. "En 2012, 2013 y 2014 se veía una compra más comedida y menos anticipada. El espectador estaba más tímido y la producción de espectáculos también se encontraba más retraída. Desde 2015, estamos notando una mayor alegría que se ha reflejado en el incremento de la venta anticipada. Y en este último cuatrimestre, más que nunca. En entradas anticipadas, hemos vendido el doble que en otros momentos. Hay más previsión y planificación por parte del público, que quiere tener sus entradas aseguradas", analiza la directora del Teatro Gayarre. Así, señala que ya se han consolidado hábitos como adquirir en septiembre las entradas para las funciones familiares de Navidad. "En concreto, Pamplona es una ciudad muy de teatro", comenta. "Y en nuestro caso, el Ayuntamiento ha seguido apostando por el Gayarre. En otras ciudades, a raíz de los recortes, los teatros se han quedado con opciones muy limitadas a la hora de programar", valora. Por otro lado, considera que el mantenimiento de unos "precios bajos" ha evitado la fuga de espectadores. "Pese a la subida del IVA, en estos últimos años hemos hecho un esfuerzo muy grande por mantener unos precios accesibles. De hecho, hemos renunciado a programar muchísimas cosas porque no queríamos poner las entradas a 50 euros. Sería algo impropio de un teatro municipal", considera. De cara a la posible bajada del IVA, Navarro cree que aportaría mucho "oxígeno" a un sector que en estos últimos años se ha visto obligado a ajustar mucho los costes. "Para las compañías es muy sangrante, porque les obliga a funcionar con unos márgenes muy pequeños y a reducir sus posibilidades de trabajo. Se tiene que admitir ya de una vez que la cultura no se puede considerar un artículo de lujo, porque aporta muchísimo a la sociedad", defiende.

Javier Gómez Vidal, Teatro Gaztambide: "La clave es ofrecer calidad y variedad"

Pese a que debutó en plena crisis, el Teatro Gaztambide de Tudela ha logrado capear con éxito el temporal. Comenzó con 14.000 espectadores en 2011 y en 2016 rondó los 18.000, según las estimaciones, ya que el teatro aún no ha cerrado los datos de su segunda temporada. "Aunque despacito, nos vamos consolidando. Nuestro reto efnapaeas conseguir que nos vean como un teatro comarcal", señala el concejal de Cultura, Javier Gómez Vidal. La mejor respuesta por parte del público se produjo en la temporada septiembre 2015-junio 2016, con más de 12.000 personas (4.000 más que en el mismo periodo del anterior ejercicio). "Hemos conseguido hacer una programación más redonda, dirigida a todos los públicos, intentando no dejarnos a nadie. La clave está en ofrecer calidad y variedad", señala Gómez Vidal a la hora de explicar este incremento. Sin embargo, considera que aún queda mucho por hacer. "Creo que el público de Tudela necesita caras conocidas, todavía no se arriesga lo suficiente. Quizá aún no tenemos el prestigio de otros espacios escénicos con muchos años de trayectoria, donde el público ya conoce los criterios de programación", comenta. Durante 2016, el Gaztambide se vio obligado a cancelar dos espectáculos ante la falta de respuesta del público: la obra teatral Enfrentados de Arturo Fernández y el musical History of Rock. Por otro lado, Gómez Vidal pone la vista en el reformado cine Moncayo como un nuevo espacio cultural para acoger "una programación más arriesgada y alternativa, pensando en públicos diferentes y en precios más asequibles". Respecto a la posible bajada del IVA, cree que dejaría margen para abaratar el precio de las entradas: "Hay gente que se queja de que son caras".

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra