LIBROS

'Lola Flores' reivindica el papel de la Faraona en la cultura popular

La obra la firma el profesor de Literatura Española de la Universidad de Cádiz Alberto Romero

El profesor Alberto Romero Ferrer, Premio Manuel Alvar de Estudios Humanísticos 2016, durante la presentación de su libro 'Lola Flores'.

El profesor Alberto Romero Ferrer, Premio Manuel Alvar de Estudios Humanísticos 2016, durante la presentación de su libro 'Lola Flores'.

EFE
Actualizada 21/06/2016 a las 14:59
  • EFE. MADRID
Lola Flores tuvo admiradores pero también detractores, gente que menospreció su papel en la cultura popular del siglo XX, su faceta transgresora y un talento que la hizo triunfar en teatros, el cine y la televisión, que ahora se reivindican en el libro 'Lola Flores'.

La obra, ganadora del premio Manuel Alvar de Estudios Humanísticos 2016, la firma el profesor de Literatura Española de la Universidad de Cádiz Alberto Romero, quien ha explicado en su presentación que ha tratado que "Lola Flores entrara en la Universidad", alejándola de los tópicos y cerniéndose a su vida profesional.

Es lo que diferencia esta biografía de otras que se han escrito sobre la Faraona -apodo que le puso Agustín Lara cuando hizo cine en México-, que "se basan más en lo personal y lo sentimental", mientras que Romero ha puesto el acento en "lo que ella significa para la historia de España y el imaginario colectivo de los españoles".

La aportación de una artista "de pellizco", "única", que hizo de la copla "un espectáculo de masas" aunque "no esté en la historia oficial del teatro español por prejuicios" y que "manejó el lenguaje de los sentimientos como nadie", ha dicho el autor de la que considera "la artista más importante del siglo XX en España".

Ha recordado que la Flores demostró en su trayectoria que "se crecía en la adversidad" y que "hizo del flamenco una expresión artística de máximo nivel al coger el legado de García Lorca, la Argentinita y Pastora Imperio y modernizarlo, aportando a sus espectáculos escenografías que trajo Concha Piquer de Broadway, lo que la hizo tremendamente popular".

Sus "coqueteos" con el régimen franquista le costaron que la cultura de la Transición la convirtiese, a ella y, por extensión, a la copla, en "chivo expiatorio", aunque también tuvo a defensores como Terenci Moix y Carmen Martín Gaite, ha recordado Romero.

"¿Qué tenía Lola? No era duende, era pellizco y una pasión desmedida", ha dicho el director del Museo Nacional del Teatro de Almagro, Andrés Peláez, quien también ha destacado que una de sus virtudes como artista era que "se creía los personajes de las canciones que interpretaba".

Con este libro también aborda la "asignatura pendiente" que tiene el país con la cultura popular de la posguerra y el posfranquismo y, de hecho, el jurado lo valoró como "una impecable radiografía sociológica de esa España a través de la trayectoria de una artista legendaria".
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra