NIÑOS ROBADOS

Un libro denuncia el silencio caído sobre el caso de los niños robados

Cuenta los casos de personajes ficticios intercalados con hechos reales, en una mezcla de ficción y realidad

Un libro denuncia el silencio caído sobre el caso de los niños robados

Portada del libro 'Lo que no me quisiste contar', de Cristina Gutiérrez-Meurs.

EDICIONES CIVICAS
Actualizada 12/06/2016 a las 12:25
  • EFE. BILBAO
Un libro sobre el caso de los niños robados en España a sus madres para ser dados en adopción a otras familias denuncia el silencio que ha caído sobre esta cuestión y el abandono en que se encuentran sus víctimas.

El libro, titulado "Lo que no me quisiste contar" y escrito de forma novelada con ilustraciones de la propia autora, es obra de la artista plástica Cristina Gutiérrez-Meurs, afincada en Bilbao desde hace 25 años, quien ha volcado en el mismo el resultado del trabajo de investigación realizado durante dos años sobre las supuestas tramas de robo de niños en España.

A través de personajes ficticios, Gutiérrez-Meurs va revelando al lector todo lo que descubrió entre los años 2014 y 2015 investigando sobre un asunto que calcula que puede afectar a 300.000 adopciones de los dos millones habidas a lo largo de seis décadas.

Cuenta los casos de personajes ficticios intercalados con hechos reales, en una mezcla de ficción y realidad que permite descubrir al lector el alcance de una cuestión que se ha extendido desde la dictadura a la democracia española casi hasta finales del pasado siglo XX, según sostiene la autora.

"Las cifras que se manejan sobre este asunto hablan de 300.000 casos, de los cuales 30.000 corresponderían al periodo de la dictadura y el resto han tenido lugar durante la democracia y, de hecho, hay casos documentados y denunciados hasta bien entrados los años 90", ha destacado la artista en declaraciones a Efe.

Cristina Gutiérrez-Meurs ha precisado que, en relación al País Vasco, no existen cifras concretas del número de casos posibles y ha asegurado que "hablar de estas tramas en Euskadi es hablar de una asociación, la asociación María Madre, fundada en 1969".

Su autora es conocida por sus intervenciones artísticas de denuncia social como la realizada con motivo del vertido de petróleo en las costas gallegas provocado por el hundimiento del "Prestige" o las caricaturas de gobernantes y personalidades de la Iglesia para protestar por los recortes, expuestas en 2014.

Cristina Gutiérrez-Meurs ha explicado que decidió aparcar temporalmente su trabajo como artista plástica, para embarcarse en este nuevo proyecto de investigación sobre este espinoso asunto "casi por casualidad".

Empezó a interesarse por el asunto una mañana de otoño de 2012 cuando bajó de su casa a retirar la correspondencia y se encontró a una mujer que buscaba en los buzones la existencia de una clínica de maternidad ya que, le dijo, era una niña robada a sus padres biológicos al nacer que estaba intentando encontrar a su verdadera familia.

Meses después, mientras trabajaba en sus grabados en su estudio, reparó en un artículo de Benjamín Prado, publicado en 2009 en El País, que tenía colgado en sus paredes, y al releerlo lo relacionó con la mujer que se había encontrado en los buzones de su casa.

A partir de aquí, comenzó a investigar todo lo que se había publicado sobre este asunto (desde artículos de prensa a libros y tesis doctorales) y a visionar los documentales que se habían realizado al respecto, tanto en España como en el extranjero.

Al comprobar que el interés sobre el caso había decaído, tras unos años de presencia en los medios de comunicación españoles, decidió utilizar todo el material recopilado para escribir esta novela, publicada por la editorial "Ediciones Cívicas" de Bilbao.

Gutiérrez-Meurs ha confesado que se ha visto en la obligación de "volver a sacar este tema a la luz y aportar un poco de claridad sobre lo ocurrido".

"Tristemente -ha denunciado-, se sabe todo sobre este asunto, lo que pasa es que se cuenta poco y se hace muy poco con lo que se sabe. Esto no sale en los libros de Historia que estudian nuestros hijos en los colegios y es algo que debería de salir", ha enfatizado.

"El tema en España está ahora mismo paradísimo y yo creo que ya es hora de hacer algo y de que las puertas que las víctimas de este caso tiene cerradas para poder acceder a la información sobre sus casos empiecen a abrirse", ha apuntado.

La autora del libro ha sostenido que "la estrategia con este asunto es dejar que pase el tiempo, que los implicados se vayan muriendo y aquí no ha pasado nada".

"Esto pasó, no fueron muchos casos y se resolvió más o menos bien. Yo creo que este es el poso que se quiere dejar a la sociedad sobre lo ocurrido", ha concluido.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra