Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
FESTIVAL DE CANNES

Los pies descalzos de Julia Roberts, la imagen de la 69 edición de Cannes

Roberts mostraba así su apoyo a las mujeres que el año pasado no pudieron acceder a una de las proyecciones de gala del festival por no llevar zapatos de tacón suficientemente altos

Los pies descalzos de Julia Roberts, la imagen de la 69 edición de Cannes

Julia Roberts subió descalza la escalinata en Cannes.

AFP
Julia Roberts, en el desfile del estreno de la película 'Money Monster' del festival de Cannes.

Julia Roberts, en el desfile del estreno de la película 'Money Monster' del festival de Cannes.

AFP
Actualizada 23/05/2016 a las 09:39
  • EFE. CANNES
Una imagen, la de los pies descalzos de Julia Roberts sobre la alfombra roja de Cannes, será sin duda la más recordada de la 69 edición del festival, que cerró este domingo 12 días de cine con una aplaudida Palma de Oro a Ken Loach por 'I, Daniel Blake', la segunda de su carrera.

En su primera visita al festival, la actriz estadounidense acaparó todos los flashes y regaló su sonrisa para presentar, fuera de competición, 'Money Monster', junto a George Clooney.

Pero fue su paseo por la alfombra roja lo más comentado, especialmente cuando se recogió el vestido negro que llevaba para subir las escaleras que dan acceso al Gran Teatro Lumière, para que todos pudieran darse cuenta de que no llevaba zapatos.

Roberts mostraba así su apoyo a las mujeres que el año pasado no pudieron acceder a una de las proyecciones de gala del festival por no llevar zapatos de tacón suficientemente altos.

Y si Roberts destacó sin zapatos, Charlize Theron lo hizo con pantalones, algo poco habitual en la alfombra roja de Cannes.

Esmoquin y espectaculares joyas hicieron brillar a Theron en un desfile por la alfombra roja un tanto tenso, ya que la actriz llegaba a Cannes para presentar 'The Last Face', dirigida por su expareja Sean Penn y en la que comparte protagonismo con Javier Bardem.

Theron posó alejada de Penn, con quien no se intercambió ni una mirada, aunque al final de una proyección en la que la película había tenido una tibia acogida, la actriz se acerco al director y le abrazó.

Dos anécdotas que marcaron un festival lleno de estrellas, aunque la mayoría en películas fuera de competición. Woody Allen, con Kristen Stewart Blake Lively y Jesse Eisenberg, los protagonistas de su 'Café Society', fueron los primeros en llevar glamour a Cannes.

Les siguieron Russel Crowe, Ryan Gosling, Justin Timberlake, Jodie Foster, Marion Cotillard, Steven Spielberg, Shia LaBeouf, Susan Sarandon, Geena Davis, Adam Driver, Viggo Mortensen, Sonia Braga, Elle Fanning, Mel Gibson, Nicolas Cage o el gran Robert de Niro, al que se homenajeó cuarenta años después de que "Taxi Driver" se llevara la Palma de Oro del festival.

Junto a él llego una presencia sorprendente en Cannes, la del exboxeador panameño Roberto 'Mano de Piedra' Durán, sobre cuya vida trata el filme 'Hands of Stone', protagonizado por el venezolano Edgar Ramírez como el púgil y De Niro como su entrenador, Ray Arcel.

Una historia latinoamericana en una edición de Cannes en la que la presencia hispana no ha sido muy destacable.

Los chilenos Pablo Larraín y Alejandro Jodorowski participaron en la 'Quincena de Realizadores', pero se fueron de vacío, al igual que los argentinos Andrea Testa y Francisco Márquez, que presentaron su ópera prima en la segunda sección en importancia de Cannes, Una cierta mirada.

En la competición oficial, Pedro Almodóvar puso el acento español con su drama 'Julieta', que gustó sin apasionar, y Kleber Mendonça Filho el brasileño con 'Aquarius', que dejó muy buena impresión en Cannes pese a no llevarse ningún premio.

Y cuyo equipo puso el toque político al denunciar, en su desfile por la alfombra roja, lo que consideran "un golpe de Estado encubierto" en Brasil.

La sorpresa para España llegó con la Palma de Oro al mejor cortometraje para 'Timecode', de Juanjo Giménez.

También fue reconocido el especial trabajo del gallego Oliver Laxe que, con 'Mimosas', un viaje místico por el Atlas marroquí, se llevó el gran premio de la Semana de la Crítica.

Mientras que el catalán Albert Serra provocó con 'La muerte de Luis XIV', una película que gustó, lo que, contrariamente a lo habitual, no alegró al cineasta, que se sintió "avergonzado" porque a él le gusta el exceso de riesgo y eso puede suponer que no se arriesgó lo suficiente.

Y como en este festival cabe casi de todo, también hubo una lección de vida 'Según Iggy Pop', que recomendó calma, vino y amor. El cine ya lo pone Cannes.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra