Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Cine

"Hoy los deportistas son productos comerciales"

Jeremy Irons interpreta al presidente del Comité Olímpico Internacional, Avery Brundage, que se opuso al boicot de los JJOO nazis

El actor británico Jeremy Irons, en la promoción de una película en 2014.
ARCHIVO
  • COLPISA. LOS ÁNGELES
Actualizada 14/04/2016 a las 09:01
En la primera biografía que se ha rodado sobre la vida del atleta Jesse Owens, el actor británico Jeremy Irons interpreta al presidente del Comité Olímpico Internacional, Avery Brundage. El controvertido personaje fue quien insistió, a cambio de un lucrativo contrato, en que Estados Unidos participase en los Juegos Olímpicos de Berlín, en 1936. Con Hitler en el poder, muchas fueron las voces que defendían el boicot a los juegos de los nazis, pero entre ellas no estaba la de Brundage. 'El héroe de Berlín', que así se titula la película que se estrena esta semana, cuenta la historia del legendario atleta afroamericano, ganador de cuatro medallas Irons también habla en esta entrevista en su participación en 'Batman v. Supermán: El amanecer de la Justicia'.

-¿Conocía la figura de Avery Brundage?

-No, no sabía nada de su persona hasta que hablé con un amigo mío. Me sorprendió que Brundage se retirara del Comité Olímpico en los años 90 y que dirigiera, tanto tiempo con mano de hierro, un Comité tan complicado. Era un hombre muy agresivo, de fuerte personalidad, que amaba los deportes y quería protegerlos de la política. Peleó por que América compitiera en Berlín, y en Múnich consiguió que no se detuvieran la competición después del atentado.

-¿Cómo es su personaje?

-Era un deportista. Convirtió la competición deportiva en su negocio y era lo único que le preocupaba. Para crear mi personaje seguí las instrucciones del director, Stephen Hopkins, que tenía una idea muy clara de cómo era mi personaje.

-¿Era Brundage un corrupto?

-Sí, al final de su carrera tenía muy mala reputación. Pero no creí que yo tuviera que interpretarlo de una forma cínica, porque eso no estaba en el guión. Lo interpreté según mi versión, metiéndome en él tal cual estaba descrito en cada página. Hay, sin duda, cosas sobre Brundage que son muy oscuras, como el contrato que recibió su compañía para construir la embajada alemana en Washington poco antes de los Juegos de Berlín. Pero estoy convencido que se preocupaba apasionadamente por el deporte. Él luchó toda su carrera por mantener la pureza del deporte aficionado.

-En cierta medida evitó por un tiempo la mercantilización de los Juegos.

-Tras su muerte se apostó por el negocio, pero él siempre quiso que los juegos fueran representados por aficionados. Hoy los deportistas son productos comerciales y cuesta encontrar lugares puros que no hayan sido comercializados. Soy un romántico y me parece muy triste que hayamos llegado a ese punto.

-¿Es la primera vez que trabaja con William Hurt?

-Sí. Es un completo y absoluto placer tenerle como compañero. Le he admirado toda mi vida. Somos amigos desde hace treinta años y me parece un actor de muchísimo talento. Tuve la oportunidad de ver cómo se prepara, cómo recita. Fue genial.

-¿Tienen métodos de trabajo diferentes?

-William es muy intelectual, un poquito más neurótico que yo. Necesita que le hablen, que le expliquen bien cada escena. Yo tiendo a ser más instintivo, me cuestiono menos. Me sorprendió como él busca la verdad de cada situación, de cada sentimiento. Yo, aunque me encanta esa aproximación a la actuación, soy mucho más dúctil. Supongo que es mejor actor que yo.

-Ademas de protagonizar 'El héroe de Berlín' también estrenó la semana pasada 'Batman v. Supermán: El amanecer de la Justicia' , dando vida al mayordomo del primer superhéroe.

-Sí, me gustó ponerme en manos del realizador Zack Snyder. Cuando me entrevisté con él me dijo que quería un Alfred diferente y a mí me pareció una gran idea. Michael Caine sólo hay uno y yo soy distinto a él, pero antes que Caine ese personaje le perteneció a Michael Gough, y me siento muy agradecido por haber tenido la oportunidad de añadir mi granito de arena a ese papel.

-¿Cómo ve a Alfred?

-Un hombre con los pies en el suelo, el lado positivo de Batman. Ha tomado el rol de protector y casi se ha convertido en su progenitor. Estoy muy contento con el resultado de la película.
Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE