TEATRO

Interpretar a Juana la loca, un sueño hecho realidad para Concha Velasco

"Reina Juana" llegará al teatro de la Abadía el 28 de abril, y para la actriz "es lo mejor que me ha pasado"

Interpretar a Juana la loca, un sueño hecho realidad para Concha Velasco

La actriz Concha Velasco.

ARCHIVO
Actualizada 01/04/2016 a las 16:02
Etiquetas
  • EFE. MADRID
A+ A-
Junto con María Estuardo y María Antonieta, Juana la loca es uno de los personajes que Concha Velasco siempre ha querido interpretar, un sueño que hace realidad con "Reina Juana", que llegará al teatro de la Abadía el 28 de abril, y que para la actriz "es lo mejor que me ha pasado".

Juana "es algo especial, es la historia de España, del siglo XVI, con todo lo que ha supuesto incluso hasta el día de hoy", ha comentado durante una entrevista con Efe la actriz, que siguiendo las indicaciones de Gerardo Vera, que en esta obra dirige por primera vez a Concha Velasco, se ha dejado el pelo blanco.

Gran conocedora del personaje, Gerardo Vera también le ha hecho "saber más, indagar y buscar libros y no solamente aprenderme el texto maravilloso escrito por Ernesto Caballero".

Recuerda que lo mismo le ocurrió cuando interpretó a Santa Teresa. "Carmen Martín Gaite me hizo leer mucho, hasta que perdí un ojo porque tuve un desprendimiento de retina. Como no podía leer venían a mi casa Josefina Molina y ella, fijate qué suerte, y me leían ellas. Los actores tenemos la obligación de saber de qué hablamos y por qué lo hablamos, que luego sepamos interpretar es otra cosa".

Cuando quedan pocos días para el estreno en Sevilla, el día 7, a Concha Velasco no le gusta hablar de su personaje "me es difícil hablar de ella porque lo estoy viviendo. No soy una actriz de método, aunque he estudiado todos los métodos, soy una actriz que necesita tener un buen director y poder vivir el personaje".

Ella lo vive, lo siente y reconoce que lo mejor que le ha podido pasar en la vida es ser actriz "porque puedo vivir otras vidas. Mi vida corriente es bastante normal y en el teatro puedo vivir plenamente personajes tan extraordinarios como el de Juana".

Aunque enfrentarse a un monólogo es duro, a ella no le importa "porque me gusta ser la protagonista. A mi me ha costado mucho trabajo hacerme mayor como mujer, cosa que he tenido que admitir; me ha costado más envejecer como mujer que hacerme mayor como actriz y siempre he querido ser la protagonista".

Tiene la suerte de poder elegir sus personajes aunque reconoce que en el cine y en la televisión es difícil hacerlo "porque soy mayor. Estoy en el grupo de las actrices mayores a las que nos es difícil conseguir papeles importantes".

El físico en el cine y en la televisión "exige una cantidad de cosas a las que yo no estoy dispuesta a acceder. No me voy a operar de estética ni quiero salir con minifalda. En el teatro, en cambio, puedo presumir de que se me permite elegir un texto y elegir un director".

Juana es una mujer encerrada en una fortaleza desde que cumple 23 años, embarazada de su Catalina, hasta que muere con 76 años. Nunca quiso confesarse ni renunciar a su corona y la acción de este oratorio se sitúa en el momento en que la reina sabe que va a morir y hace una confesión en la que repasa toda su vida.

La puesta en marcha del proyecto ha provocado que actriz y director se "enamoren". Durante la entrevista, ambos han declarado su "amor" por el otro.

"Estoy enamorada de él, sueño con él y si lo hago bien será gracias a él. Hace mucho tiempo que quería trabajar a sus ordenes, antes le admiraba pero ahora no sabes hasta qué punto. A mi edad, creo que es lo mejor que me ha pasado", confiesa la actriz.

Para Gerardo Vera, con Concha no solo hay complicidad, "hay amor, hay respeto. Nunca me ha pasado lo de ahora, cuando me voy a mi casa no me quito a Concha de la cabeza. Es como que me posee su energía creativa y su talento".

Como director siempre busca la complicidad con los actores, pero con Concha ha logrado "una felicidad muy especial. No me ha pasado nunca lo que me ha ocurrido en este montaje, no se puede explicar con palabras. Cuando veo lo que hace Concha en el escenario no puedo dejar de emocionarme, cosa que no me suele pasar".

Vera dice descubrir en cada ensayo con ella un potencial dramático "como nunca he visto. Me transforma en un espectador y los ojos se me llenan de lágrimas. Estoy asistiendo a un milagro como actriz, como persona, como personaje, casi como una leyenda. Todo lo que ha hecho a lo largo de su carrera está ahí".
Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra