Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Literatura

Puro Murakami

'El elefante desaparece' reúne todos los relatos del escritor japonés que aún no se habían traducido al español Realidad, imaginación y misterio se entremezcla en unas narraciones escritas entre 1980 y 1991

Ampliar Puro Murakami
Puro Murakami
  • COLPISA. MADRID
Actualizado el 28/03/2016 a las 06:00
Cada otoño el nombre de Haruki Murakami (Kioto, 1949) suena con fuerza en las quinielas del premio Nobel de Literatura. Pero el talento de escritor japonés no acaba de convencer a los académicos suecos que le niegan su galardón. Sí seduce a millones de lectores en todo el mundo que reciben con alborozo y devoran con devoción las novelas y cuentos en los Murakami mezcla realidad, imaginación, misterio y la mejor música.

Los lectores españoles pueden disfrutar ya de la recopilación de los relatos del japonés que aún no se habían vertido a nuestro idioma. La colección se titula 'El elefante desaparece' y es Murakami en estado puro. El sello Tusquets enriquece con ella su extensa biblioteca Murakami en la que figuraban ya casi todas sus novelas y otras colecciones de relatos: 'Sauce ciego, mujer dormida', 'Después del terremoto' y 'Hombres sin mujeres'.

Nada une, en apariencia, a los protagonistas de los diecisiete relatos de este volumen, escritos entre 1980 y 1991, publicados en diarios japoneses, y compilados en inglés en 1993. Pero todos aguardan algo que acabará siendo crucial para el devenir de unas vidas corrientes y acaso tediosas a las que los personajes desearán regresar tras constatar como sus destinos han cambiado con unos hechos absurdos en apariencia.

Como el abogado en paro de 'El pájaro que da cuerda y la mujeres del martes', el relato que abre el libro, a quien su mujer manda a buscar a su gato, desaparecido misteriosamente. Publicado en 1986 y germen de la novela 'Crónica del pájaro que da cuerda al mundo' (1995), narra la desesperada búsqueda del gato llamado Noboru Watanabe, ya que la mujer puso al felino el nombre de su hermano porque le recordaba en algo a él.

Noboru Watanabe es el nombre real de Mizumaru Anzai (1942-2014), amigo de Murakami e ilustrador de muchas de sus obras. El mismo nombre se repite en varias historias de 'El elefante desaparece', como cuñado o ingeniero informático. En el relato que da título al libro y cierra la colección Noboru Watanabe es un hombre de 73 años, cuidador de un elefante en el zoo de Tokio que se esfuma junto a su paquidermo sin dejar rastro. Escrito en 1985, el narrador es un amante de los elefantes y el último que vio a animal.

En este inquietante universo de Murakami en el que siempre la fantasía se mezcla con la realidad, no falta una pareja de recién casados que deciden atracar un MacDonald's en plena noche, una curiosa digresión sobre el amor a los canguros, las insólitas peripecias de un operario de una fábrica de elefantes a quien se le aparece en sueños un enano y diabólico bailarín, un joven empeñado en burlarse de su futuro cuñado, o de un pirómano confeso.

Alternando páginas inquietantes e hilarantes, un Murakami que anticipa su claves narrativas conduce al lector por esos mundos fantásticos y reales al tiempo. La música es fundamental y por las páginas de estos cuentos resuenan ecos de Wagner, Mahler, Brahms, Jim Morrison, o el mismísimo Julio Iglesias.

Tusquets ha publicado en español doce de sus novelas -entre ellas la aclamada 'Tokio blues', 'Norwegian Wood' y 'Los años de peregrinación del chico sin color', 'Kafka en la orilla', y 'After Dark'-. También las personalísimas obras 'De qué hablo cuando hablo de correr' y 'Underground'.

'Escucha la canción del viento' y 'Pinball 1973', publicadas en 1979 y 1980, son las primeras novelas de Murakami y las ultima publicadas en España. Las escribió en la mesa de su cocina, cuando regresaba a casa casi al alba, tras echar el cierre del bar de jazz que regentó con su mujer en las afueras de Tokio desde 1974. Jóvenes solitarios, extraños fenómenos, gatos y buen jazz pueblan ya estas seminales narraciones de Murakami, que tras clausurar el bar publicó 'La caza del carnero salvaje' (1982) y se consagró internacionalemte con 'Tokio Blues' (1987).

Como reveló en su autobiografía 'De qué hablo cuando hablo de correr (2010), su primera novela nació de un impulso. Fue el 1 de abril de 1978, a la una y media de la tarde, mientras presenciaba un partido de béisbol en Tokio. Dave Hilton, bateador de su equipo, los Yakult Swallows, realizó un portentoso lanzamiento que hizo al público rugir de admiración "En aquel instante, sin antecedente ni fundamento alguno, pensé de pronto: 'Sí. Quizá yo también pudiera convertirme en novelista'", ha escrito.

Murakami es uno de los pocos autores japoneses que ha cosechado un aprecio global, con ventas más que respetables en todo el mundo, y el reconocimiento de la crítica ratificado por los más relevantes galardones internacionales. Suma premios como el Noma, el Tanizaki, el Yomiuri, el Franz Kafka o el Jerusalén, y cada año su nombre se repite como aspirante a ese Nobel de Literatura que por ahora le es esquivo. En España cuenta con un nutrida legión de lectores y ha merecido distinciones como la Orden de las Artes y las Letras, concedida por el Gobierno español, y el Premi Internacional Catalunya 2011.

En Japón publicó en septiembre 'Novelista como profesión', una docena de ensayos aparecidos antes en la revista literaria 'Monkey' en los que repasa su trayectoria como escritor y trufados con reflexiones y experiencias personales. En julio había publicado también en Japón 'El espacio del señor Murakami', una selección de su consultorio 'online'.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE