Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
Gente

Assumpta Serna: "Pedro Sánchez tiene una mirada sin fondo, no sabes lo que está pensando"

"Rodé 'Red de libertad' pero la gente del cine no la vio porque es la historia de una monja, a veces los que se creen sin prejuicios son los que más los tienen"

Assumpta Serna en 2005
Assumpta Serna.
COLPISA
  • Colpisa. Madrid
Actualizada 21/02/2021 a las 06:00

"En el baño se me ocurren las mejores ideas", confiesa riendo Assumpta Serna, dueña de una curiosidad imparable que la ha convertido en actriz (Saura, Almodóvar, 'Falcon Crest'...), escritora ('Entre la espada y la pared'), profesora de actores junto a su marido, Scott Cleverdon, impulsora del Código de buenas prácticas del Actor en el Audiovisual... "El no tener hijos nos ha permitido llevar una actividad intensa", razona esta barcelonesa que a sus 63 años ("la mejor edad") imparte clases de comunicación a sacerdotes.

'La gurú de las homilías' la llaman.
¡Ja, ja, ja! Bueno, yo mientras sea útil... Ya sea en teatro, en cine o formando en comunicación a comunidades indígenas, a sacerdotes, actores, profesores, empresarios...

¿Nunca a políticos?
Pues no. Lo intentamos un poquito pero no resultó bien. No conozco a mucha gente de la política. Lo que yo transmito en mis clases es comunicación honesta, basada en la confianza en los demás.

¿Le sorprende que se vote a gente tan poco fiable?
Sí, pero es que yo he estado muchos años detrás de las cámaras, hemos formado ya a seis mil actores en 'First Team' y conozco los signos, entiendo bien si me lo creo o no. Sin embargo, hay que respetar lo que el otro piense porque a él le funciona. El que cada uno esté en su propia trinchera hace que no podamos progresar. Es muy triste que llevemos dos mil años sin escucharnos.

¿Es creyente?
No. Pero tengo una educación cristiana y unos valores. Y ahora los he redescubierto. En estos tres años he conocido a gente muy buena, amable y generosa. Poníamos a la Iglesia en un saco como si fuera todo lo mismo y no lo es. Me da un poco de pena que cosas bien hechas y llenas de valores no se puedan escuchar por un simple prejuicio.

¿Usted los tenía?
Todos los tenemos y hay que estar muy atentos. Todos nos acercamos a esa espiritualidad. En mi profesión el budismo, Gestalt... Los actores necesitamos escuchar el universo.

Pues en su gremio parece dominar el agnosticismo.
A veces la gente que se cree sin prejuicios es la que más los tiene. Debemos entonar el mea culpa. No hace falta juzgar tanto.

¿A usted la han juzgado mucho?
Sí. Rodé 'Red de libertad' y di vida a Helena Studler. Es una película bien hecha pero la gente del cine no la vio porque era la historia de una monja. A mí eso no me gusta, porque yo me he creído que mi profesión es liberal, que sabe escuchar a todo el mundo, no solo a los que piensan de una manera.

¿Entiende los disturbios por el rapero Hasél?
Creo que se puede decir lo que uno piensa sin insultar a otros. Haciendo daño no vas a cambiar nada. Pero que se prohíban ciertas manifestaciones tampoco me parece bien porque al final una prohibición genera más conflicto. Cuando yo ya era conocida, mi padre me dijo: "Qué pena hija mía, si yo no te lo hubiera prohibido, no lo habrías hecho". Hacemos las cosas muchas veces por rebeldía.

¿Su padre no quería que fuera actriz?
Nunca le hizo gracia. Él me veía como diplomática, abogada... Estudiaba Derecho y sacaba muy buenas notas. Pero encontré más verdad en los escenarios que en el Derecho. Años después di un curso de comunicación a abogados y fue frustrante. Buscabas una razón ética y todos decían: "Bueno, si a mí me pagan...". Con ellos no pude.

¿Es Pedro Sánchez buen predicador?
Creo que tiene una mirada sin fondo, velada, muerta. La forma le puede. Y me da pena porque deberíamos tener, sobre todo en la pandemia, a personas que supieran comunicar con verdad y honestidad. En esa mirada no puedes averiguar lo que esa persona está sintiendo o si cree de verdad en ello.

¿Y el rey Felipe?
Tengo una pequeña debilidad por el Rey. En petit comité es espontáneo. Pero creo que ha recibido, como muchos actores, una formación en comunicación reductiva: "No hagas esto, no muevas las manos así...". La gente lo que quiere ver es la persona. Y creo que es lo que falta en Felipe.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE