Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Literatura

Las golondrinas del valle

Amaia Oloriz Rivas, escritora de Villava, publica su quinta novela ‘La sombra que habita en tus ojos’, que cuenta una historia de suspense e intriga sobre unas mujeres del Valle de Roncal

Amaia Oloriz Rivas junto a sus tres últimas novelas.
Amaia Oloriz Rivas junto a sus tres últimas novelas.
  • Alba Cidoncha Sádaba
Publicado el 09/12/2020 a las 06:00
Las golondrinas del valle de Roncal eran mujeres que desde el mes de octubre hasta que llegaba la primavera, dejaban sus hogares para emprender un camino de cuatro días por los Pirineos hasta Francia, donde trabajarían en la confección de alpargatas. Esta fue la historia de una migración femenina que cautivó a Amaia Oloriz Rivas, escritora natural de Villava, para su quinta novela 'La sombra que habita en tus ojos'.

“Estas historias que no aparecen en los libros son lecciones de vida que se transmiten en el entorno familiar”, dice la escritora. A ella le llegó a través de un amigo de Roncal, le “picó la curiosidad” e indagó más acerca de ellas.
Contactó también para documentarse con Fernando Hualde -escritor, investigador e historiador de Isaba- “que conoce las costumbres y me contó más al detalle las historias del valle y cómo hacían el viaje”, dice Amaia Oloriz. Dentro de la historia de las golondrinas, creó su propia narración. Una novela de suspense en la que suceden asesinatos en el valle, “es un poco La casa de Bernarda Alba llevada al Valle de Roncal, pero con una madre mucho más opresiva”, apunta.

La temática navarra se ha sucedido en las cinco novelas que lleva publicadas la autora. Una de las ventajas que Amaia Oloriz ve en esto es el conocimiento del entorno. “Me siento muy de Navarra”, declara, y le gusta conocer los lugares sobre los que posteriormente va a escribir. Antes de comenzar ese proceso de creación se acerca a ellos y piensa como lo harán sus personajes. Donde vivirán, qué verán o qué sentirán allí. En su novela 'El largo sueño de tu nombre' (2018) quiso acercar al lector un hecho histórico tan significativo como la fuga del Fuerte de San Cristóbal, conmemorando además su 80 aniversario, e incorporando este momento a una historia creada por ella. Para preparar esta novela llegó a ir a alguna exhumación, recuerda la escritora de Villava.
Amaia Oloriz es autodidacta y autoeditora. Empezó escribiendo de manera íntima cuentos para sus hijas en 2007. En su imaginación ya estaba ese mundo de misterio y ese afán por crear. De ahí, pasó a escribir Desde mi tristeza, cinco relatos cortos que posteriormente enseñó a sus amigos y, para su sorpresa, tuvieron gran acogida. Desde entonces, comenzó a escribir novelas sin ni siquiera saber que lo estaba haciendo. La primera llegó en 2005, 'Búscame, una nieta' que indaga en el pasado de su abuela y descubre un secreto que le ha guardado durante toda la vida. Además de escribir, Amaia Oloriz trabaja como técnica de Recursos Humanos en una empresa pública. “Me gustaría poder vivir solo de escribir, pero de momento no lo veo posible”, sentencia. Una de las ventajas de no tener una editorial que le respalde es no sentir presión para publicar y, en los días que está menos inspirada, aparcar la historia. Tampoco descarta que el día de mañana, si una editorial se interesa por su trabajo, pueda llegar a colaborar con ellas. Esto sería el trampolín definitivo para llegar a lugares donde, ahora, cree que no será posible.
La pandemia de la covid-19 ha beneficiado en cierta manera a su venta de libros, que distribuye gracias a personas conocidas. “He llegado donde estoy por el boca a boca”, confiesa, a través de sus allegados a los que les ha gustado el libro tanto que se lo han recomendado a otras personas. Se ha creado una red de distribución sin quererlo. Cuenta que su hermano trabaja en una panadería y, a la vez que reparte el pan, entrega libros a personas que lo han pedido. Igual en la carnicería de su pueblo, la gente llega y pide ejemplares para comprar allí. Sus libros han llegado con este sistema a lugares como Cantabria, donde tiene un círculo de lectores habitual, o París, señala Amaia Oloriz.

“El mayor placer a la hora de escribir es que la gente se sienta identificada con los personajes y que las historias traspasen la piel y lleguen al corazón”, describe la escritora. En definitiva, contar historias que gusten a la gente. Y aunque muchas veces se ha planteado hacer un parón al acabar una novela, las ideas brotan de su mente y es imposible no sentarse a escribir. Las historias de mujeres son predominantes en sus novelas, aunque también se ha metido en al piel de un hombre. Ya está escribiendo, o por lo menos esbozando, la que será su próxima novela. Estará narrada a través de un niño, lo que supone un reto para la escritora, y sucederá en un pueblo de la zona media de Navarra.
volver arriba

Activar Notificaciones