Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

EL FOROFILLO

Quid pro quo

A lo Clarice Starling y Hannibal Lecter, sin especificar quién es quién, rojillos y colchoneros protagonizaron un partido con guión de Hitchcock

Fran Pérez Beroiz, El Forofillo.
Fran Pérez Beroiz, El Forofillo.
Actualizada 16/05/2021 a las 20:32

"Uno por otro, quid pro quo". Hannibal Lecter le pedía a la agente Clarice Starling, que le contara cosas personales a cambio de información para tratar de solucionar un caso criminal. Es la máxima principal del peliculón 'El silencio de los corderos', de Jonathan Demme, que fue todo un hito en el cine negro o criminal de principios de los 90, concretamente en 1991. Hoy en día, y trasladando la situación al panorama político, vendría a ser el "qué hay de lo mío, Mariano", que suena cada vez que un partido gana unas elecciones y los advenedizos se acercan a cobrar la renta prometida.

Tres puntos, un lateral. Esa podría ser la exigencia rojilla, aunque es cierto que esta vez los aficionados estábamos casi deseando que perdiera Osasuna, no por odio a nuestro equipo, sino por mayor simpatía a los colchoneros frente a su vecino ricachón, en clara pugna con los de Simeone para hacerse con el título que, a falta de una jornada, solo está claro que se queda en la capital del país. Penúltima jornada con encuentros unificados, con casi toda la tela por cortar y con público en Valencia y Villarreal y dientes largos en el resto de estadios.

Caminamos hacia el final, de la pandemia y de la Liga de las Estrellitas. Osasuna se plantaba en el Wanda, centro de vacunación de día, estadio de noche, con la vitola de poder echar una mano a los de Florentino Pérez. Madrid por una vez en toda la historia del fútbol moderno o, por lo menos, en los cien años y pico de la historia de nuestro equipo, cambiaba el "Todos a una, pu..a Osasuna" por el más deportivo y caballeroso "Todos a una, aúpa Osasuna". Por el interés te quiere Andrés. Los merengues, animándonos para echarles una mano. Los indios de la misma manera pero para que no salgamos a por todas...

A por todas salieron los del Cholo, pero se toparon con Sergio Herrera. Los propios aficionados colchoneros se esperaban el guión más clásico de suspense y con tintes de terror. Pero no se esperaban encontrarse con un equipo que cedía el control del cuero y se agazapaba en las proximidades de su gran portero. Arrasate no ponía las cosas difíciles a su rival y sacaba a 10 jugadores más Jony para no romperse mucho la cabeza. Y las ocasiones locales empezaron a caer desde el minuto cuatro...

Suárez, a la postre héroe de los rojiblancos, se topaba con Sergio Herrera en tres claras ocasiones. El meta se hacía largo como sombra de ciprés maduro, sacaba pies, manos y vuelos para cerrar la primera entrega con cerocerismo y atenciones cardíacas entre la afición madrileña. En San Mamés no se movía el marcador, el Barça se adelantaba pero se dejaba empatar y quitando las goleadas de Valencia y Real, el resto andaba ajustado. Quedaba patrón para cortar...

Quid pro quo. Ahí lo dejo. Porque claro, si ves que los rivales no te marcan, o que cuando lo hacen están en fuera de juego, hasta en dos ocasiones (Savic y Carrasco), algo tienes que hacer. A esto se le añade el cabezazo de Savic a Budimir y ya tenemos revoluciones subidas. Centro de Rubén García y cabezazo de Ante. Oblak hace un paradón, pero estéril. Ese cuero había traspasado la línea de gol. 0-1 y diez minutos para el final. ¿Hablamos?¿Negociamos? "Hasta aquí puedo oler tu perfume barato, Clarice...".

Osasuna demostró que sale a competir en todos los estadios. No es culpa nuestra que cuando llegue el final la gente no haya hecho sus deberes. Que el Eibar pierda la categoría nos duele, como que lo haga otro equipo. Pero siempre que sean otros tres antes que nosotros. Lo mismo en la pelea por Europa o por el título. Que luego ellos subieron el pistón, vale. Que ellos achucharon sin descanso, de acuerdo. Que ellos empataron en una internada de Lodi que estaba en línea y fusiló a Herrera, conforme.

Hasta el último minuto se buscó el empate. Antes, internada por la diestra, Carrasco hace el pase de la muerte y Suárez, esta vez sí, empala a gol. Taitantos partidos después de su último tanto. Y es que ya saben, ante la carencia de gol de su delantero titular, Osasunil. Pero lo intentamos. No bajamos los brazos. El Chimy casi hace un Demetradze en San Sebastián, pero Oblak no lo permitió. Al final el Atlético ganó a lo Atlético, con sufrimiento, con remontada, con sangre, sudor y lágrimas. El Cholo deberá preparar la final de Pucela, contra un Valladolid al que solo le vale ganar o ganar, y depender de otros. 

"Quid pro quo", amigo colchonero. Tenéis un chavalito en la banda izquierda que ha estado jugando cedido con nosotros que, tras ver el papelón de Lodi este partido, igual puede seguir creciendo como futbolista en Pamplona. ¿Hacemos?¿Firmamos? Ahora os queda a vosotros el lograr el título o que se lo lleve el eterno rival de blanco. Mientras tanto descansad, dormir tranquilos y dejad de escuchar por las noches los balidos de los corderos camino del matadero, que ese camino lo tomen otros equipos...

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte1


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE