x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

Pre y post partido

El Forofillo Fran Pérez

Pre y post partido

JESÚS CASO
21/03/2010 a las 22:49
Etiquetas
A+ A-

Lo bonito de un domingo de fútbol es el ambiente que se respira antes y después del encuentro propiamente dicho. Los aledaños del viejo Sadar se visten de gala y alegría hora y media antes de que acontezca el choque futbolero y, una vez concluido el partido, las caras que se ven están condicionadas por lo visto sobre el tapete. Es otra visión, distinta al antes y que configura el después. Hoy vamos a ver un poco ambos aspectos, ya que lo del medio, el partido en sí, es mejor no comentarlo.

Media hora antes del encuentro la algarabía llenaba las proximidades del estadio. Cuerpos vestidos de rojo, por fuera y por dentro (endrinas a un lado) pintaban las calles cercanas al feudo rojillo. La alegría y la ilusión se reflejaban en las caras de la hinchada, consciente de que el partido estaba chupado, que venía el Racing pero que a estos les ganábamos, Canales incluido.

Los abrazos y las sonrisas se dejaban ver en las cuadrillas que se agolpaban ante las puertas del campo. Un hombre repartía octavillas publicitarias a los transeúntes, en las que se ofrecían los servicios de un chamán poderoso, experimentado en magia africana y con 20 años de experiencia. Un sanador que te curaba todos los males y te resolvía todos los problemas. Pongámosle de nombre Pitu, ya que no es cuestión de hacerle publicidad al brujo de marras. Espero que no me eche mal de ojo...

Las palmadas y los saludos seguían surgiendo de los aficionados, reencuentros tras quince días sin fútbol en casa que configuraban un ambiente risueño y bonito. A pesar de las bajas. A pesar del entrenador y del presidente que tenemos. A pesar de que Roversio se había quedado otra vez fuera de la convocatoria. Siempre p'alante, que decían los más castizos.

Luego vino lo del medio. Esos 90 minutos infumables que es mejor no comentarlo, por no hacer leña del árbol caído. Y es que el equipo no dio muestras de querer ganar en ningún momento y, lo que es peor, se volvió a dejar pasar otra oportunidad de poner tierra de por medio con los puestos de la quema, manteniendo 11 puntacos con los mismos y ganando el golaverage a un rival directo. Será el miércoles en Barcelona...

Tras el juego, por llamarlo de alguna manera, surgió el después. Ya no había alegría. Ya no había ilusión ni horizontes despejados. La peña salía cabizbaja, mirándose los cordones de los zapatos, resignados por la falta de juego, de sistema, de ideas, tan dependientes de los titulares que, si faltan un par, no hay mimbres para nada. Y eso es lo que quería Camacho. Y eso es lo que tenemos. Y la salvación tan lejana con Messi el miércoles.

Sólo sonreían las quinceañeras que esperaban, ansiosas, la salida del rubito Canales de los vestuarios, ilusionadas con poder cazar una fotografía de la perla y figura en ciernes. Con las ganas de un niño en la Noche de Reyes. Siendo sorteadas por ambos lados por una masa gris, cenicienta y triste que pensaba en el lunes laboral y en la vuelta a la realidad para, dentro de siete días, volver a llenar el frasco de ilusiones y confiar en que el equipo nos de una alegría en forma de tres puntos.

A estas horas, las proximidades del viejo Sadar estarán desoladas, como Whitechapel antes de que Jack el Destripador cometiera sus fechorías. Los vasos de plástico revolotearán por el suelo, imitando a las zarzas del Oeste americano y poniendo la única nota musical. Las paredes serán mudos testigos de una tarde que ha mostrado el antes y el después, igual que nuestro equipo. Antes con cuatro partidos ganados de forma consecutiva. Después, con seis sin ganar, sólo dos empates. Lo dicho, míster, a ver si pides los servicios de Pitu el mago africano y te arregla lo tuyo y, de paso, lo del presidente. Porque de lo contrario...

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra