Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

Emoción, intriga y sin dolor de barriga

El Forofillo Fran Pérez
Emoción, intriga y sin dolor de barriga
JESÚS CASO
Actualizada 14/01/2010 a las 23:54

Pues sí. Bajaba al viejo Sadar convencido de la eliminación rojilla. Lo siento, he pecado, fui débil y falté al respeto a mi equipo, flaqueó mi confianza. Pero qué quieren. Cuando los de la pantaloneta te dan motivos para que no sea capaz de creer en la remontada, la desazón ocupa su lugar. Y encima, llovía. Para más inri, olía la cosa a eliminación con gol de Portillo. Vamos, como dice el chiste, de pilingui y encima a poner la cama.

Llovía en la tarde copera. En el ambiente se respiraba de todo menos ilusión. Los rojillos, los menos habituales, saltaban al campo ante poco más de 11.000 personas. Veintidós mil ojos que miraban la cosa como si se tratara de la visita de una excursión de jubilados al Acuario de Donosti. Pues bueno, pues vale, pues me alegro. La cosa tenía menos interés que la retransmisión de un Debate sobre el Estado de la Nación narrada por un locutor mudo.

El primer tiempo fue la perfecta definición de un truño. Boñiga de vaca, fiemo, estiércol o la sustancia que suele arrastrar un escarabajo pelotero, nos zampábamos el bocata de albóndigas de pollo, previamente mangado de casa de los padres, con la desazón de saber que la Copa se escapaba. No es ninguna falacia, ya que aunque la eliminatoria sea la de octavos de final, el camino hasta el último partido se presenta sembrado de rosas.

Andaba ya afilando el cuchillo para lanzarme al cuello del Macho Camacho, por perder una oportunidad de esas que se las ponían a huevo a los reyes siglos atrás. Me chirriaban los dientes viendo la incapacidad del caboverdiano Dady. Cómo pudimos gastarnos semejante pastizal para traerlo?Qué vídeos vieron los entendidos?Cómo fichamos a semejante elemento? Si el mocete no salta, estira el cuello. Dispara igual con la zurda que con la diestra: mal con ambas. No crea peligro ni abre espacios. No presiona. No lucha. Y encima no es guapo, con lo que pocas camisetas vamos a vender. Sabrá cocinar?

El caso que lo único destacable en la primera entrega de la truñada esta fue la conexión entre Masoud y Galán. El iraní y el ratón se buscaban y se encontraban. Y, ante la sorpresa de la grada, hasta incluso llegamos a tener alguna ocasión, cosa a tener en cuenta tras la muestra de ineficacia de A Coruña. Aunque también el Hércules pudo hacernos un roto en las contras, magistralmente lanzadas por esa zurda que esconde Tote y que saca a pasear en momentos contados.

Con la carne bajando camino al estómago tras la merienda del descanso arrancó el segundo tiempo. Con riesgo de sufrir un corte de digestión empezaban a moverla los rojillos. Saque de banda en la derecha de nuestro ataque. La mueve Azpilicueta. Le llega a Masoud dentro del área. La tiene entre las botas, rodeado de cuatro rivales. A ver qué hace éste ahora...

Pues nada. Meternos en cuartos de final de la Copa del Rey. Eso hizo Masoud Shojaei. Magia en estado puro. Amague, dribling, regate a dos, escorado a la derecha y latigazo raso, sorprendiendo al meta Unai Alba y sorteando el bosque de piernas de los defensas. ¡GOOOOOOOOOOOOOL! Y la excursión de jubiletas se volvió en público ávido de triunfos, animando y apoyando a los suyos, jaleándoles durante toda la segunda parte, para que el sufrimiento no sea mucho. Ventajistas?Resultadistas? Si, pero...

Y anda que no sufrimos ni nada con el 1-0 en el luminoso. Atónitos, ya que los suplentes de un equipo de Segunda nos estaban haciendo lo que querían. Encima, contaban con la colaboración de Roberto, nervioso en todo el encuentro y que facilitaba las ofensivas alicantinas con unos puños de mantequilla. Y la grada, animando, metiéndose con los rivales (de momento, y hasta que no saquen una ley que lo prohíba, se puede, pique a quien le pique), apretando la salida de los intestinos y viéndose en Santander, con la semifinal hipotética contra un Segunda y, lo mejor, con la posibilidad de disputar una final.

Lo más grande que hemos vivido con este equipo fue la final de la Copa contra el Betis. La perdimos, pero la jugamos. Y queremos volver a rememorar esos momentos. La eliminación de los equipos fuertes (Real Madrid, Villarreal, Valencia y Barcelona, puede que el Atlético...) deja una final más barata que nunca por nuestro lado. El que llegue por el otro da igual. La peña quiere fiesta, quiere tener motivos para celebrar algo grande, y una final así, lo es.

De ahí que se apretaran los dientes, se aplaudiera hasta rabiar la clasificación y nos volviéramos a casa mojados pero satisfechos. Imagino que más de uno, al llegar a casa, colgar la bufanda y saludar a la parienta, pariente, perro o lo que sea, habrá soltado un suspiro de alivio. La tasa de nervios y sufrimiento que pagamos para lograr el pase fue excesiva, pero es lo que tiene ser de Osasuna. Y si no, lo volveremos a ver el sábado contra el Espanyol en Liga. Pero hasta entonces, vamos a disfrutar de este sorbo de Copa tan grato, que ya estamos entre los ocho mejores equipos de la competición.

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE