Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

Pegada La Pitusa

El Forofillo Fran Pérez
Pegada La Pitusa
JESÚS CASO
Actualizada 04/10/2009 a las 21:19

Es lo que tiene ser de Osasuna, lo que nos la diferencia de los grandes, lo que nos engancha y lo que sabemos que nos va a dar nuestro equipo. Pero la verdad, fastidia y un montón sentarte delante de las teclas agrupadas de un ordenador para intentar explicar cómo diantres se nos ha podido escapar, como mínimo, un punto en el Alfonso Pérez de Madrid. Y escuece...

Buscábamos la tercera victoria consecutiva de los rojillos, en una semana en la que la peña hablaba de que vale, llevamos siete puntos pero el jogo bonito brilla por su ausencia. Y claro, como por naturaleza el ser humano es incorformista, pedíamos más. Siempre perdiendo el norte de lo que somos, un equipo humilde pero, para nosotros, el mejor equipo del mundo. Y no me cansaré de decirlo, este año hay que seguir con el objetivo de la permanencia. El que quiera ver fútbol de salón, que hable con Joan y pida entradas para el Nou Camp. No hay más cera que la que arde.

Como digo, se demandaba al equipo que jugara bien. Y lo hicieron. Vaya si lo hicieron. Aunque la objetividad no sea mi fuerte al hablar de los rojis, le dimos todo un señor baño a los azulones en su casa. Y no es por nada, pero el equipo de Míchel es un gran equipo, con jugadorazos y con la única pega de un público que no abarrota su estadio. Pero bueno, para gustos los colores. Ahí que nos plantamos en pos de la tercera victoria a verlas venir y a tratar de aprovechar algún balonazo suelto.

Los hubo, y muchos. Aunque el Macho Camacho diga que perdimos por falta de suerte, los delanteros rojillos tuvieron muy buenas y claras oportunidades. Pero no se puede fallar. No somos el Barça ni el Madrid, no tenemos a Zlatan Josetxo Ibrahimovic, ni a CR9, ni a Villa o Luis Fabiano. Sabemos que dependemos de las escasas oportunidades que vayamos a tener, y por ello es fundamental la pegada de nuestros killers, Pandiani y Aranda. Y sin embargo...

El malagueño de El Palo, Carlitos, tuvo la tarde aciaga. Se le venía echando en cara que mojaba menos que un fraile capuchino, pero él pedía tranquilidad, calma y buenos alimentos. Por estos lares sabemos lo qué es eso, el ejemplo del Gudari está reciente y, como me recordaba la simpar Mary, al valenciano le costó Dios y ayuda marcar el primero. Pero luego se salió, hasta el punto de echarle de menos posteriormente. Pues eso, Carlitos mojó, pero fue insuficiente.

Insuficiente porque hasta el gol (que casi no lo mete) tuvo cuatro clamorosas, de aquellas en las que sólo hay que meter la cabeza con cierta malicia, algo que se presupone a un delantero sin pelo y curtido en mil batallas. Pues nada. Una mal, la otra peor, y la de la plancha, de juzgado de guardia. Eso sí, si entra es el gol de la jornada, pero no entró.

Osasuna fue, a efectos de ocasiones, muy superior al Getafe de Míchel. Pero perdimos. Perdimos porque Nekounam no ató al Cata Díaz en un saque de esquina primorosamente colgado por Pedro León. Y porque el mismo centrocampista, otrora en el Valladolid, se alió con la fortuna y su colgada tocó en el iraní, se envenenó y se la tragó un Ricardo al que le gusta en exceso adelantarse unos metros de la línea de gol. Es lo que hay, amigo Finky. Si se perdona, se acaba pagando, por mucho que suene a topicazo, que lo es.

Bueno, aquí el que no se consuelo es porque no quiere. Os imagináis si llegamos a ganar? Seguro que ahora andamos hablando de UEFA o Champiñons, que semos los mejores y que tiembla Barça y tiembla Madrid, que van la tribu rojilla a por todas. Que tener 10 de 18 puntos es un lujazo. Pero más se perdió en Cuba y tenemos que quedarnos con lo positivo, que fue mucho.

La defensa, salvo el primero de los goles, sigue siendo segura. Nekounam, cuando se calienta y quiere (a ver si se destila más a menudo), demuestra su calidad. Y Camuñas debe dejar en el banco a Masoud. Tiene una calidad infinita el madrileño, y ya lo ha demostrado. Además, si Camacho empieza a hacer los cambios cuando tiene que hacerlos (anda que la gracia que soltó en una entrevista en Canal 6, que le echaban en cara que tardaba al hacerlos cambios y respondió: "Yo los cambios los hago entre las 17 y las 19 horas", es para echarle de comer a un lado), podemos pasar una temporada tranquilita.

Y la pegada, no obsesionarse. Aranda nos va a dar más alegrías que penas y el botín para las seis primeras jornadas, tampoco está mal. Si mantenemos la media de siete puntos cada seis partidos, para la Jornada 36 tenemos 42, con dos por delante para salvarnos. Casi como este año, pero con mejores sensaciones. Ahora, a esperar la visita de un Atlético de Madrid venido a menos pero recuperado tras el triunfo contra el Zaragoza, con dos semanas de descanso por partidos de la selección española por medio. Ahí queda el 18 de octubre. Hasta entonces, estamos tranquilos a tres puntitos de la salvación y con un partido en casa que tenemos que ganar. Aunque sea con una pegada de gaseosa.

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE