Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

Adiós al mal de ojo

El Forofillo Fran Pérez
Adiós al mal de ojo
JESÚS CASO
Actualizada 22/03/2009 a las 23:17

¡Por fin!¡Ya era hora! Podemos decir que Día de las Peñas y victoria quedan bien en la misma frase. No es un contrasentido. Ni una celebración gafe. Contra el Espanyol, enésima final (y las que te rondaré con el permiso de tu madre, morena) se logró una victoria vital y coincidiendo con la celebración de las celebraciones de la hinchada rojilla. Día de Peñas y victoria. Quién da más?

Si hasta el resto de resultados acompañó, menos la victoria del Numancia y el partido? que el Atlético de Madrid hizo en el Ono Estadi. Seguimos en descenso, pero una victoria y salimos del agujero más profundo. Hay una piña considerable de equipos que están venga comprar boletos para el descenso y en la rifa puede entrar más de uno inesperado.

Lo dicho. Domingo soleadito, de estos de estreno de la primavera, con el Año Nuevo persa recién celebrado. Comidita en el frontón de Cordovilla, jarana de las molonas, cuatro bailes con la charanga y luego, bien regados de endrinas, rumbo al viejo Sadar. Y a ver si se ganaba el Espanyol, colista de Primera pero con un equipo de los que quitan el hipo. Calculadoras en mano, la manada rojilla bajaba rumbo al estadio, conscientes de las últimas derrotas del día festivo en pasadas temporadas. Sería otra vez igual?

La verdad es que si dependiese de los 22 que saltaron al campo, la primera parte pasaba al olvido de las hemerotecas futboleras. Ni unos ni otros pudieron (o quisieron, que no sé qué es peor) crear ocasiones. Y de goles ni hablamos, Mari Loli. Que con la crisis va a ser que generar ocasiones se cobran y luego no hay caja. Dady, más espeso que un puré de garbanzos sin picar, Pandiani deslomándose en el centro del campo, presionando, robando, pero sin aire para llegar al remate. Juanfran empeñado en que sigue jugando en el Real Madrid, más en el suelo esperando a que le piten una falta que no va a llegar que en jugar a fútbol. La zaga con algún que otro nervio, Nekounam perdido...

La segunda parte fue otra cantinela distinta, gracias al Altísimo. Los rojillos parecieron darse cuenta (otra vez ¡por fin!) que sin ocasiones no hay goles, y saltaron con la máscara de guerra y dispuestos a marcar. Dady se entonó algo (no lo tenía muy difícil, la verdad), Nekounam comenzó a aparecer, los laterales seguían sumándose al ataque y los periquitos no daban muestras de peligro, encerrados en su jaula y casi dado por bueno un empate.

Camacho movió el banquillo para quitar a un mosqueado Juanfran y dar entrada a Masoud. Mientras, Monreal se rompía y Javi Flaño entraba en su lugar. A todo esto, las ocasiones se centraban en disparos lejanos y poco más. Hasta que llegó el descuento y la grada marcó el gol deseado.

Cuando un equipo como el nuestro se anda jugando la vida hay que sacar todas las armas posibles. Si los deportistas no dan lo mejor que tienen, si no les salen las cosas, si la puntería falla, ahí está la afición. Y qué mejor día que el de las Peñas para dar el último aliento. Para jalear a los nuestros y girtarles "Eh, que no queremos bajar, pero tenéis que correr vosotros"."Que tienen que ser vuestros goles los que nos saquen de esta"."Que nos dejamos la piel y la voz, pero tenéis que rsponder". Todas estas ideas volaron junto al preciso envío de Puñal en el minuto 92. Todas esas esperanzas se alojaron en los rizos de Nekounam, sólo en el segundo palo celebrando el Año Nuevo persa. Y todas esas ideas saltaron de las 18.887 gargantas en el momento en el que el balón besó la red.

Una victoria vital que deja al Espanyol herido de muerte.
Una victoria que nos sacó del descenso durante cuatro horas, hasta que se consumó el esperpento de partido que el Atlético hizo en Mallorca. Una victoria que nos deja a un punto de la salvación y con una semana de descaso para todos los equipos. Desde el Racing de Santander, décimo con 33 puntos, hasta el primer puesto de descenso, que lo ocupamos nosotros, hay 4 puntos. Con 29 puntazos tenemos a uno a Betis y Recreativo y a dos a Athletic, Getafe y Almería. Quién lo iba a decir al final de la primera vuelta?

Ahora a recuperar al equipo y a empezar a preparar el partido contra el Atlético de Madrid en el Clderón. Empresa difícil, pero para quedarnos en Primera hay que ganar fuera de casa. Si los colchoneros juegan como contra el Mallorca, el partido va a estar más chupado que la pipa de un indio. Pero habrá que ver cómo salen, que tienen un equipazo. Igual, con suerte, hasta pescamos algún puntillo que sepa a Primera. De momento, a esperar y a dar descanso a los chavales.

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!
 

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE