Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

Estamos locos o qué

El Forofillo Fran Pérez
Estamos locos o qué
JESÚS CASO
Actualizada 13/05/2007 a las 19:53

No hay quien entienda esta vida loca, loca, loca, que diría Juanchito Céspedes. Cuando el equipo juega mal, pierde. Hasta ahí vamos bien. Lógico, no? Pero el caso mosqueante viene cuando los rojos juegan bien... Y pierden. ¡Pues vamos bien! De locura, infortunio, mal farío, mal de ojo o cualquier otra cosa. Ya uno no sabe ni qué pensar.

Puede ser por aquéllo de las alergias primaverales, que este año nos vienen algo más tarde, aunque el verano parece que quiere llegar antes. El caso es que con la buena tarde que nos hacía, tras una mañanita de vermouth y tapa y un paseíto de los obligatorios cuando asoma los cuernos Lorenzo, se terciaba dar una vuelta por el Reyno para completar el día festivo. Oigan, que si luego lo rematamos con una buena película en un cine con aire acondicionado, mejor que mejor.

Pero nada. No hay manera de tener un domingo como Dios manda. Será cuestión de empezar por la misa de diez, en vez de la de doce, y pedir por los rojos. Y que no se me echen encima los relgiosos, no vaya a ser que se me mosquéen y don Félix me excomulgue. Pero a este paso, vamos a tener que pedir por la salvación de Osasuna. A la par que por el hambre en el mundo, la paz, el fin de las guerras y por esa Primitiva que se resiste.

El caso es que el encuentro empezó bien. Todo tenía pintas de terminar como lo del Bernabéu, muchos goles, épica, gesta, remontada, tal y cual. Pero nada. El empate fue semejante al espejismo de hace una semana en el Ono Estadi. Pan para hoy, hambre para mañana y derrota como siempre.

Miren que los teníamos ahí, encerradicos en su área y pidiendo aire tras las acometidas de los rojos. Esperando la puntilla, como un Miura derrotado tras una buena faena, que pide a mugidos terminar en los corralillos, lengua fuera. Pero ojo, que un bicho con dos cuernos, siempre es peligroso y hasta que no exhala el último suspiro, hay que vigilar las embestidas.

Y los morlacos del Villarreal ayer aprovecharon la ocasión. Con un arreón del uruguayo Forlán, balón clavado a la escuadra (Richi, la próxima vez a ver si nos quedamos un poco más cerca de la portería, que eso es dar facilidades al rival). Nueva contra, mala salida y en la carrera de recuperación, el mismo burel, le gana la partida al de negro y clava el tercero. Y lo del cuarto gol, casi mejor que ni lo comentamos. Ya hay bastante miseria en el mundo como para andar revolviendo el fiemo seco, que dicen que luego vuelve otra vez el hedor. Es cierto que si el uruguayo, en un alarde de señoría, tira el balón fuera con Cuéllar en el suelo, hubiese demostrado una deportividad que le hubiese reportado más halagos que la posibilidad de marcar su "hat trick". Pero como viven de los goles, ya se sabe.

Ahora hay que recoger los trozos del equipos y volver a unirlos. Quedan cuatro finales. Vale que a Osasuna le gusta complicarse la vida, y por eso es bueno tener algo por lo que luchar. Pero que se acuerden que los aficionados tenemos corazón, y que tampoco estamos para muchos agobios. No vaya a ser que se estropicie alguna válvula. Así que don Cuco, ya sabe, a currar y a certificar cuanto antes la permanencia. Que luego viene el hermano donostiarra queriendo cobrar deudas pasadas, y puede ser peor para nosotros.

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE