Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El Forofillo : El blog de Fran Pérez
El Forofillo : El blog de Fran Pérez

&#161Sí, sí, sí... nos vamos a Madrid!

El Forofillo Fran Pérez
&#161Sí, sí, sí... nos vamos a Madrid!
JESÚS CASO
Actualizada 05/01/2007 a las 16:46

13 - MAYO - 2005

AT. MADRID 0 - OSASUNA 0 (COPA DEL REY - SEMIFINAL - VUELTA)

Ya está. Se montó la gorda. Liada total. A mirar todo el mundo el calendario y reservar el 11 de junio (y días cercanos) para la gran fiestorra. Ahora comienza un largo camino que debe terminar a las 21:00 horas en las gradas del Vicente Calderón, con la bufanda, la camiseta rojilla y hasta el gorro de los cuernos para vivir la mayor fiesta a la que va Osasuna como uno de los principales invitados.

La verdad es que la garganta ha amanecido esta mañana suplicando compasión y poco trabajo. No era para menos. Nos queda cerca de un mes para tratarla con miel y leche calentita, modularla y ensayar cánticos de guerra que deben cubrir los vientos de Madrid en la gran cita.

Es una gozada. Por una vez en la vida no son ni los madridistas, ni los culés, ni los valencianistas los que llenan sus pulmones de orgullo. Somos los béticos y los osasunistas los que podemos presumir de ser finalistas de la Copa del Rey. Somos los rojillos, principalmente, y por lo cerca que nos toca. Ya podemos decir que somos subcampeones de la Copa del Rey. Como poco. Que de ahí al título, median entre 90 y 120 minutos y todo es posible.

Paradojas del destino, caprichoso él, que ha querido que si bien hace poco más de dos meses echaba flores a don Manué en vísperas del choque copero contra el Sevilla, ahora lo tengamos enfrente y como rival. Seguro que los amigos de Sevilla van a ser, por una vez en la vida, rojillos incondicionales. Es más fuerte el choteo que se llevan entre ambas aficiones que la rivalidad hispalense-navarra. Lo dicho, paradojas de la vida.

Y otra paradoja es que, precisamente la final, se dispute en el campo de batalla del Calderón, que diría el amigo Pablo García. Un estadio que ayer vio cómo los visitantes lograban el pase y dejaban a los anfitriones (por partida doble) en la cuneta. ¡Qué se le va a hacer! Los amigos periodistas de la capital ya andan desmontando al equipo de Cerezo, con lo que habrá que aprovechar las ofertas. Se imaginan al Niño de rojo la temporada que viene? Con lo bien que se lleva con Josetxo, o con el uruguayo. ¡Ja!

Tras el pitido final la euforia se vistió de rojo y salió a dar un paseo por las calles de Pamplona. Ni tan siquiera el caos montado en la circulación de las calles del Segundo Ensanche frenó la marabunta rojilla que, pertrechada con bocinas, camisetas, banderas, bengalas y hasta botes de humo (por cierto, naranjas y no rojos, para los que asfixiaron la Plaza del Castillo), desafió al tiempo y a la jornada laboral del día siguiente. Hasta las chicas del colegio de FP María Inmaculada se sumaron a la fiesta, tirando agua a los pobres aficionados que acudían a la cita con la historia en el quiosco céntrico pamplonés. Aunque fallaran.

La riada rojilla, semejante a la serpiente multicolor de las grandes citas ciclistas, iba poco a poco llegando a la zona peatonal del centro de la capital navarra. No tenemos Cibeles, ni Canaletas ni Neptuno, pero tampoco hacen falta. Tenemos ganas de títulos, que no es poco.

Algo que faltó ayer en los bares de la zona fue la previsión de las celebraciones. Pedir un cacharro era poco menos que misión imposible. Y la cara de los camareros eran auténticos poemas. No daban abasto, les faltaban manos, vasos, hielos y bebida. Pero les sobraba alegría. Ya saben, sarna con gusto...

Esa alegría era la misma que la de los aficionados, incansables a lo largo de toda la velada, subiendo por las farolas, saltando por el cesped (¡qué pensará doña Yolanda, de cena en la capital!) y cantando sin parar. Porque la ocasión lo merecía.

Ahora se nos abre un bonito período en el que sólo vamos a hablar de la Copa. La Liga ha muerto en Pamplona, es hora de dejar a los suplentes y a los jóvenes que aprovechen esos encuentros para coger poso. Aunque podríamos ayudar al Betis a entrar en la Champiñons y asegurarnos la UEFA. Pero nadie piensa en UEFA. La gente sólo tiene una idea en la cabeza: título. Porque queremos tener uno. Ya toca.

Es momento de planificar viajes, coger entradas, mirar calendarios, ahorrar para la invasión de la capital y atender a las ofertas de las agencias de viajes. Es hora de sacar las camisetas y bufandas, los pins y las pegatinas, todo aquello que lleve el escudo de Osasuna y lucirlo con orgullo. Por lo menos, es hora para aquellos que no lo hayan hecho con anterioridad. Ya que tienen una oportunidad de hacerlo, que la aprovechen. Servidor seguirá igual que siempre, luciendo con orgullo todo lo que huela a osasunismo. Y luego, a las 23:00 horas del sábado 11 de junio, si no hay prórroga o penaltis, podremos decir si somos o no campeones. Aunque para mí, esta temporada, el equipo ya lo ha logrado.

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE