Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus

España tendrá que triplicar su ritmo para cumplir con el plan de vacunación

El Gobierno ha asegurado dosis para inmunizar a 38 millones de habitantes, pero no hay garantías de que lleguen antes de final del verano

Una sanitaria asturiana recibe la vacuna contra el coronavirus.
Una sanitaria asturiana recibe la vacuna contra el coronavirus.
EUP
  • Colpisa
Actualizada 10/01/2021 a las 06:00

Ni el tibio inicio de las dos primeras semanas de la campaña de vacunación, ni los problemas de cinco de los siete laboratorios que facilitarán las dosis a la UE, ni la falta de personal de las comunidades autónomas han hecho cambiar un milímetro el calendario de inmunización del Gobierno. Salvador Illa esta semana ha reiterado hasta la saciedad que Sanidad cuenta vacunar a entre 15 y 20 millones de personas entre mayo y junio y que a finales de verano el 70% de la población española ya estará protegida contra el virus.

Illa insistió el viernes en su optimismo -que nadie del mundo sanitario fuera de su ministerio comparte-. El titular de Sanidad se mostró convencido de que el decepcionante inicio de la campaña es solo por falta de rodaje y que no habrá problema para aumentar el ritmo porque el suministro se disparará con la aprobación por parte de la Agencia Europea del Medicamento de dos vacunas más, la de AstraZeneca de la Universidad de Oxford y la de Janssen de Johnson&Johnson, que se unirán a la de Pfizer/BionTech, la única que por el momento se está inoculando en la UE, y la de Moderna, que comenzará a inyectarse en los próximos días.

Te puede interesar

Pero lo cierto es que, según admiten en el propio Ejecutivo, no hay fechas ni cantidades garantizadas de las remesas de Astrazeneca y Janssen. Y no solo eso: de los otros tres proyectos contratados por la UE (Curevac, Sanofi Pasteur/GSK y Novavax) no hay expectativas siquiera de que puedan llegar al mercado antes de verano para ayudar al Gobierno a cumplir su promesa.

UN CUARTO DE MILLÓN

La realidad al momento actual es que España, efectivamente, tiene garantizado recibir 76 millones de inyectables (60 de Pfizer y 16 de Moderna y suficientes para inmunizar a 38 millones de personas) de los 200 millones que ya ha comprado a través de la UE, pero el Ejecutivo central, por el momento, solo tiene asegurado el suministro semanal de unas 470.000 dosis en Pfizer y Moderna, un ritmo insuficiente para cumplir los objetivos gubernamentales.

Para que el 70% de la población de España (32.900.000 personas) estuviera inmunizada a finales de septiembre, como ha garantizado el Ejecutivo central, habría que inocular 65.800.000 viales (tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna necesitan de dos dosis para desplegar sus efectos). Eso supondría que las comunidades autónomas tendrían que inocular diariamente (contando fines de semana y festivos) casi 244.000 dosis, una media de 1,7 millones de inyecciones a la semana. O lo que es lo mismo, habría que multiplicar por 3,5 el mejor ritmo de vacunación alcanzado en estas dos semanas, que fue el pasado viernes cuando se notificaron 70.653 nuevas inoculaciones.

Llegar casi a un cuarto de millón de inyecciones diarias para lograr la ansiada inmunidad de rebaño del país a finales de verano es un reto al que jamás se ha enfrentado el sistema sanitario español. Los únicos precedentes son las campañas de otros años de vacunación de la gripe cuando se lograron inocular 8 millones de dosis en tres meses. Pero eso supone un ritmo de 90.000 inoculaciones diarias, casi tres veces menos de las que habría que administrar para cumplir con los objetivos fijados por el Gobierno en la campaña contra el coronavirus.

Aun así, el Ejecutivo insiste en que el sistema nacional de salud es suficiente para enfrentarse con garantías a este desafío. De hecho Sanidad no ha visto con buenos ojos las iniciativas de Ejecutivos como Madrid, Murcia o Cataluña de plantearse recurrir a ayuda externa privada para poder acelerar el ritmo de vacunación. Tampoco en Moncloa ha gustado el ofrecimiento de Margarita Robles -no consultado con Sanidad- para movilizar al millar de sanitarios de las fuerzas armadas en la vacunación si lo piden las comunidades autónomas.

Así las cosas, esta segunda semana de vacunación a nivel nacional se ha cerrado con la administración de solo el 37,4% de las 743.925 dosis de Pfizer que ya han sido entregadas. En 14 días de campaña se han inoculado 277.976 viales, una media diaria de 19.855, doce veces menos del que debería ser el "ritmo de crucero" del que habla Illa.

Aun así, el pesimismo no cala en Sanidad, donde insisten que lo ocurrido estas dos semanas no es representativo porque ha sido lo más difícil y se han unido varios factores negativos: el inicio de una campaña sin precedentes y sin rodaje; los días de vacaciones del personal sanitario por la Navidad; una vacunación 'a domicilio' especialmente complicada en los centros para mayores; y la única disponibilidad de la vacuna de Pfizer, con su conocido problema logístico por la necesidad de conservación por debajo de los 70 grados negativos.

Te puede interesar

Te puede interesar

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE