Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Desafío Secesionista

Rajoy ordena aguantar a los policías acosados en Cataluña

Los cinco sindicatos de Policía emitieron varios comunicados durante el día de ayer, con duras críticas a la inacción de Interior y del Gobierno

Policías nacionales en uno de los hoteles donde se alojan, custodiados por Mossos

Policías nacionales en uno de los hoteles donde se alojan, custodiados por Mossos

EFE
04/10/2017 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid

Nada de repliegue. Ni un paso atrás. Y menos ahora. La orden fue directa de Mariano Rajoy a las 11:00 horas de la mañana cuando las fuerzas de seguridad estaban enfrentándose simultáneamente a una docena de escraches en las cuatro provincias.

Los policías y guardias civiles enviados a Cataluña para el despliegue de seguridad del 1-O seguirán en esa comunidad autónoma. En los barcos, en los cuarteles, en las comisarías y en los 41 hoteles en los que están alojados, aunque sean acosados por miles de independentistas.

Rajoy -tras reunirse de urgencia con Juan Ignacio Zoido, Soraya Sáenz de Santamaría y el titular de Turismo, Alvaro Nadal- dio instrucciones de abortar la inminente salida de centenares de funcionarios del CNP de los dos hoteles de la localidad barcelonesa de Pineda de Mar (Checkin Mont-Palau y Checkin Pineda), convertidos en una suerte de icono de la resistencia y que el propio titular de Interior ya había ordenado desalojar para evitar males mayores.

El mensaje con el que salió Zoido de su encuentro con Rajoy fue que no había retirada. Por fin órdenes concretas, tras horas de confusión en la cúpula de un ministerio casi noqueado por los errores operativos del 1-O y por el hostigamiento popular y cuestionado por todos los sindicatos y muchos mandos.

Las instrucciones a los jefes policiales fueron no repetir bajo ningún concepto las imágenes del lunes de centenares de policías y guardias civiles cabizbajos e insultados abandonando tres hoteles de Calella, cuyos dueños cedieron a la presión vecinal y consistorial "mafiosa" (en palabras de la vicepresidenta).

Apenas Moncloa tuvo copia de la carta -luego autodesmentida- del gerente de los establecimientos de Pineda alegando coacciones del ayuntamiento para echar a la calle a los policías, el Gobierno también decidió alargar hasta el 11 de octubre buena parte del despliegue de seguridad, aunque no todo.

En principio Interior fijó el 5 como fecha de regreso, luego alargó hasta el 8 pero, con la amenaza de declaración unilateral de independencia para los próximos días, acordó una nueva prórroga, que bien podría no ser la última.

La jornada de huelga general, tras una madrugada de asedios, fue especialmente complicada para los 12.000 miembros de las fuerzas de seguridad desplegados en Cataluña, tanto para los más de 6.500 agentes 'residentes' en la comunidad como para 5.500 guardias civiles y policías del refuerzo del 1-O.

Miles de personas rodearon durante horas la sede de la Jefatura Superior de Policía en vía Laietana, en Barcelona, convertida en una suerte de "Ford Comanche", en palabras de los operativos. Los escraches fueron intermitentes en otras sedes policiales de la capital catalana como la comisaría de Balmes o la Comandancia de la Guardia Civil.

Hostigamiento también durante el día en los cuarteles de la Seo de Urgel, Solsona o Mora de Ebro, entre otros, donde con llegada de la noche se esperaban más acciones de acoso. Los ánimos entre el contingente desplazado a Cataluña, a pesar de todo eran bueno.

"Los policías de Pineda nos piden no abandonar Cataluña", explicó a este diario José Antonio Calleja, presidente del Sindicato Profesional de Policía y portavoz de todos los sindicatos en esta crisis de Cataluña. Sin embargo, los ánimos no eran tan buenos entre los funcionarios de 'plantilla'.

En localidades como Fornells de la Selva, en Gerona, han comenzado a aparecer pasquines con nombres, apellidos y fotografías de miembros de las fuerza de Seguridad del Estado a los que responsabilizan de la represión del 1-O.

Las amenazas y coacciones a funcionarios concretos, según fuentes policiales, se están repitiendo de manera especial en Gerona y Lérida.

"Acoso totalitario"

Juan Ignacio Zoido acusó personalmente a Carles Puigdemont de haber provocado esta escalada de hostigamiento contra los funcionarios del Ministerio del Interior, al reclamar que los policías y guardias civiles (también los 6.500 que viven y trabajan en Cataluña) se marchen de la comunidad.

El ministro dijo que sus palabras han "alentado el acoso totalitario". "Asedios de odio", dijo el ministro, que están relacionados de forma "directa con las palabras" del presidente de la Generalitat.

El responsable de Interior se comprometió a tomar "todas las medidas necesarias para frenar actos de asedio tanto a la Policía Nacional como a la Guardia Civil" pero no desveló cómo iba a frenar el hostigamiento, ya no solo de los hoteles, sino de los cuarteles, domicilios privados y comisarías.

Desde luego, sus palabras no aquietaron a los cinco sindicatos de Policía, que emitieron varios comunicados durante el día de ayer con duras críticas a la inacción de Interior y del Gobierno.

Las cinco centrales -que hasta ahora habían evitado los ataques al Ejecutivo o cuestionar el despligue policial o la precariedad en la que viven los funcionarios desplazados- anunciaron que pedirán la dimisión de Rajoy y Zoido sino frenan "la caza del policía".

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra