Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Madrid

El PSOE pierde a los jóvenes que despuntaron en la etapa dorada de Zapatero

Madina ha sido el último en dejar la política activa pero no es el único que ha visto cómo su estrella se apagaba antes de lo que vaticinaban sus mayores

Eduardo Madina junto a un busto de Ramón Rubial en el Congreso de los Diputados

Eduardo Madina junto a un busto de Ramón Rubial en el Congreso de los Diputados

efe
06/08/2017 a las 06:00
  • COLPISA.MADRID

"He tomado la decisión de iniciar una nueva etapa profesional que nada tendrá que ver con la actividad política e institucional". Esas fueron las palabras con las que Eduardo Madina puso fin el pasado 28 de agosto a la que hasta hace bien poco parecía una de las carreras más prometedoras del socialismo español.

La segunda victoria de Pedro Sánchez, con el que se veía incompatible ya desde las primarias de 2014, le llevaron a decir adiós a su trabajo en un partido que ha sido su vida. Y con él desapareció el último de los ungidos en su momento por José Luis Rodríguez Zapatero para heredar la tierra. El político leonés solía defender que era importante formar un buen banquillo para que, llegado el momento, el relevo generacional se produjera con mayor facilidad de lo que ocurrió tras la marcha de Felipe González en 1997. Durante su mandato, puso grandes responsabilidades en manos de jóvenes que en algunos casos apenas habían cumplido los treinta años para ir allanando el camino. Pero todo ha terminado yendo por otros derroteros. Y paradójicamente, él ha tenido mucho que ver en que así sea.

En julio de 2014, después de haber alentado a Madina a competir por el liderazgo del partido, el exsecretario general le conminó a hacerse a un lado para dejar el camino libre a Susana Díaz. "Es una operación de Estado", llegó a decirle en aquellos días en los que abdicó el rey Juan Carlos, Podemos irrumpió en escena y la incertidumbre se apoderó del panorama político. El diputado vasco siempre se lo pensó mucho antes de asumir cualquier cargo y sólo había aceptado hasta el momento ser el número dos del grupo parlamentario. Decía sentirse pequeño ante "la grandeza" del PSOE y a punto estuvo de ceder a la petición de su mentor, al que conoció cuando aún se recuperaba en el hospital del brutal atentado con el que ETA trató de asesinarle a los 26 años, cuando sólo era un dirigente de las Juventudes Socialistas de Euskadi. Finalmente, ignoró el consejo y perdió las primarias frente a Sánchez, elegido por Díaz (otra paradoja) como su hombre de barro. Con todo, Madina, que acaba de cumplir los 41 años, no fue la primera de las antaño jóvenes estrellas socialistas en ver cortadas sus alas. Antes lo hizo la recientemente fallecida Carme Chacón, a la que Zapatero hizo portavoz de su primera ejecutiva en la oposición a los 32 años, luego vicepresidenta del Congreso, ministra de Vivienda en su primer Gobierno y finalmente rutilante ministra de Defensa en el segundo, al poco de cumplir los 37 años. En 2011, después de que Zapatero, achicharrado por la crisis, anunciara que no se presentaría a unas terceras elecciones, Chacón quiso ir a primarias.

Los barones se confabularon para evitarlas. Creían que debilitarían aún más sus posibilidades electorales si a sus males añadían una batalla interna y el propio presidente, que había llegado a la conclusión de que lo mejor era dejar la nave en manos de Alfredo Pérez Rubalcaba, la disuadió para que diera un paso atrás, cosa que acabó haciendo en una reivindicativa rueda de prensa. La política catalana tuvo otra oportunidad en el Congreso de febrero de 2012. Esta vez Zapatero la apoyó, pero fue Rubalcaba quien logró más respaldo de los delegados para ser secretario general.

Despedida Chacón no tiró la toalla de inmediato. En agosto de 2013 dejó su escaño para irse a dar clases a una universidad en Miami, "pero no la política", avisó. Todavía en 2014, se planteó volver a intentarlo, aunque no vio el hueco. Entró en la ejecutiva de Pedro Sánchez como secretaria de política internacional, pero se mantuvo en un segundo plano y dejó que creciera la idea de que podría intentar ser cabeza de cartel. Al final, no plantó cara a Sánchez. En las elecciones de diciembre de 2015 fue número uno por Barcelona. Pero en las del 26 de junio de 2016 no quiso repetir. Se fue alegando "motivos políticos" que no quiso desvelar. En primera línea tampoco está desde hace tiempo Leire Pajín, la componente más joven de ese grupo bautizado 'Nueva vía', en el que se aupó Zapatero para llegar a la secretaría general del PSOE en el año 2000. Al caer el Gobierno socialista en 2011, encontró resguardo momentáneo en la ejecutiva del PSPV, dirigido por Ximo Puig. Pero en 2012, con 35 años y tras haber sido secretaria de Estado de Cooperación, secretaria de Organización del partido y ministra de Sanidad, renunció a la política activa. Se marchó con su amiga la exministra de Igualdad Bibiana Aído a Nueva York para trabajar en la Organización Panamericana de la Salud. "Cumplo un sueño" dijo. Un tiempo después regresó a España. Ahora es asesora externa de la ONU y trabaja para una ONG con sede en Barcelona.

Otros jóvenes dirigentes que brillaron en los primeros 2000 podrían seguir en breve sus pasos o los de Madina. Es cierto que la vida da muchas vueltas, pero hoy por hoy, arrumbados en el Congreso y el Senado están Antonio Hernando y Oscar López, que ocuparon altas responsabilidades en el PSOE tanto con Zapatero y Rubalcaba como con el propio Sánchez, del que luego decidieron distanciarse políticamente pese a su amistad. López llegó a ser secretario general de Castilla y León, secretario de Organización y portavoz en la Cámara alta. Hernando fue un eficaz portavoz parlamentario. Ambos estuvieron en su día en quinielas sucesorias que ya pocos recuerdan.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra