PRIMARIAS PSOE

El PSOE se asoma al abismo

Ratificadas las candidaturas , empieza la cuenta atrás para unas primarias inciertas a las que el partido llega fracturado

Un grupo de militantes entrega las 57.369 firmas para la candidatura a las primarias de Pedro Sánchez.

Un grupo de militantes entrega las 57.369 firmas para la candidatura a las primarias de Pedro Sánchez.

Efe
07/05/2017 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID

De nada sirvió darse un tiempo para alcanzar la serenidad, si es que esa fue la verdadera razón por la que la gestora que dirige el PSOE desde la caída de Pedro Sánchez, el pasado 1 de octubre, decidió convocar para mayo y junio -es decir, casi nueve meses después- las primarias y el congreso en el que el partido debe elegir a su nueva dirección. El recuento de avales a los candidatos ha constatado esta semana que la socialista es una fuerza partida en dos y que recomponerla será muy difícil. No es ya que vaya a haber o no auténtica voluntad de sumar por parte del ganador o la ganadora. Eso costará. Pero lo que arroja el análisis territorializado de las firmas de apoyo cosechadas es algo preocupante para una organización que, se quiera más o menos democrática, funciona y ha de funcionar en el futuro conforme a un principio de jerarquías. La mayor parte de los líderes regionales del partido están hoy en una situación de debilidad interna; los que apoyan a Susana Díaz (todos los presidentes autonómicos, salvo la balear Francina Armengol), los que apostaron por Patxi López, y el que se inclinaba por Pedro Sánchez, el castellano-leónes Luis Tudanca.

El caso de los que ocupan cargos institucionales es, en todo caso, el más grave. Sánchez se impuso a Díaz en Asturias, donde gobierna Javier Fernández; le sacó una ventaja abrumadora en la Comunidad Valenciana de Ximo Puig, y se acercó mucho a la andaluza en Extremadura y en Castilla-La Mancha, los territorios de Guilermo Fernández Vara y de Emiliano García-Page. En Baleares, también superó a Patxi López, el candidato de la presidenta. Este reparto augura, a partir de junio, una ristra de congresos regionales a la gresca, salvo que las cosas cambien mucho en los quince días de campaña que quedan hasta que voten los militantes, el domingo 21, y la andaluza aumente considerablemente su ventaja. No parece una meta realista, aunque Díaz insiste estos días en que trabaja para ello. El viernes estuvo en Baleares y este sábado en Cataluña, dos de las comunidades en las que mayor es la brecha con su íntimo enemigo (cabe recordar que, de no ser por Andalucía, el exsecretario general habría ganado la batalla de avales por más de 10.000 firmas). Sánchez también juega sus bazas para desmarcarse y, pese a la negativa de Patxi López a unir fuerzas, hoy hizo un llamamiento explícito a los partidarios del exlehendakari para que se suban a su carro si quieren un partido "de izquierdas, coherente y abierto a la militancia". "Esta candidatura es la única que lo hará posible", argumentó. Los apoyos del vasco pueden ser decisivos para decantar la balanza, pero él se resiste a agachar la cerviz. "Éstas primarias no son para ver cómo matamos a Pedro o a Susana. Si piden sangre -clamó en Valencia- acabaremos todos desangrados".

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE