Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Ministerio del Interior

El Ministerio del Interior ha premiado a los implicados en la 'policía política'

Ha repartido medallas pensionadas y destinos privilegiados en embajadas a cada uno de los mandos involucrados en la 'guerra sucia'

Foto del ex número dos de la Policía Eugenio Pino.

El ex número dos de la Policía Eugenio Pino.

EFE
26/03/2017 a las 06:00
  • Colpisa. Madrid

Durante los últimos años fueron los hombres más poderosos de la Policía. Más incluso que su entonces director general, Ignacio Cosidó. Eran los ‘pata negra’ del CNP, los mandos de confianza del exministro Jorge Fernández. Ahora, todos ellos están fuera de los círculos de poder y temiendo ser citados en la ‘comisión de investigación’ del Congreso por sus supuestas vinculaciones con la ‘policía política’ y sus escándalos judiciales. Sus confesiones sobre las ‘alcantarillas’ del Estado podrían ser una bomba. o no. Sea como fuere, el Ministerio del Interior ha sabido premiar sus servicios. Ha repartido medallas pensionadas y destinos privilegiados a cada uno de los mandos relacionados de una u otra forma con la ‘guerra sucia’ contra los oponentes políticos. Unas prebendas que siguen vivas durante la época de Juan Ignacio Zoido.

Empezando por el principio. Eugenio Pino, exnúmero 2 de la Policía y creador de las dos unidades bajo sospecha por haber sido el epicentro de la ‘policía política’: la Unidad de Planificación Estratégica y Coordinación, una suerte de CNI dentro del cuerpo; y de la Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC), que él mismo ha confesado que se dedicó a investigar casos sentenciados sin control judicial como el 11-M o el chivatazo a ETA. Pino se jubiló en junio de 2016. Eso sí, Fernández Díaz le impuso la Medalla de Plata al Mérito Policial, con una pensión vitalicia de un 15% de su sueldo. En la orden por la que se otorgó aquella condecoración se apuntaba expresamente que el comisario «ha sobresalido en el cumplimiento de los deberes de su cargo» y que su actuación «ha redundado en el prestigio de la corporación». Zoido no ha hecho nada por revocar aquella concesión después de que Pino, en una entrevista reciente, volviera a las andadas contra los nacionalistas ni después de que el comisario tuviera que declarar en la Audiencia Nacional por las extrañas maniobras policiales en el ‘caso Pujol’.

POLÉMICO VILLAREJO

Tampoco han sido revocados los privilegios en la era Zoido al polémico y omnipresente José Manuel Villarejo. Y ello a pesar de haber sido imputado en el ‘caso Pequeño Nicolás’. Este particular comisario que durante lustros compaginó su labor policial con la empresarial y que participó en las grabaciones subrepticias al expresidente madrileño Ignacio González, se jubiló en agosto del pasado año con una Medalla Roja al Mérito Policial, un 10% más de sueldo vitalicio. Villarejo ya ha advertido que si es citado a la comisión de investigación puede poner «todo patas arriba», pues podría meter a mucha gente en «problemas».

También fue premiado José Luis Olivera, uno de los dos comisarios que el 29 de octubre de 2012, en plena campaña de las elecciones catalanas, se desplazó a Barcelona para presionar a los fiscales anticorrupción Fernando Bermejo y Emilio Sánchez Ulled de que ‘resucitaran’ la investigación del ‘caso Palau’ y reclamaran al juez el registro de la sede de Convergència.

Olivera, que entonces nada tenía que ver con investigaciones de corrupción, poco después recibió la medalla roja del cuerpo (pensionada) y en enero de 2015 se convirtió en uno de los miembros de las fuerzas de seguridad con más poder de toda España, al ser nombrado director del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco). Zoido ha ratificado a Olivera al frente del Citco.

La persona que acompañó a Olivera en ese frustrado viaje a Barcelona era el también comisario Marcelino Martín Blas , entonces jefe de Asuntos Internos. Como Olivera, él también recibió poco después ‘La Roja’. Por aquella época, Marcelino Martín Blas era uno de los hombres de confianza máxima de Pino en la ‘policía política’. Luego se peleó a muerte con Villarejo y desde entonces sus escaramuzas judiciales (como en el caso Nicolás) se han sucedido por doquier.

El hombre de confianza de Eugenio Pino, el inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, el mismo que exculpó en una investigación interna de cualquier irregularidad a Villarejo, ahora es agregado de Interior en La Haya con un sueldo mensual que supera los 10.000 euros brutos. Su mujer también ha sido destinada por Interior a esa misma ciudad, sede de Europol, con importantes dietas. La otra mano derecha de Pino en la anterior legislatura, el también inspector jefe Bonifacio Díaz Sevillano ha sido premiado con la agregaduría de Interior en la embajada en México. Más de 10.000 euros mensuales. Ese nombramiento tampoco ha sido revocado a pesar de que el nombre de Díaz Sevillano también ha aparecido en las turbias maniobras policiales por incorporar informaciones de origen desconocido al ‘caso Pujol’.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra