Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

PSOE Partido Socialista Obrero Español

Los afines a Díaz defienden en tromba que siga como presidenta de Andalucía

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, insistió en avalar la opción de Patxi López pero este lunes admitió en Rne que le gustaría que el exlhendakari llegue a un acuerdo con Sánchez

Susana Díaz pide un pacto
Susana Díaz pide un pacto "de verdad" contra la violencia de género
  • COLPISA. MADRID
Actualizado el 14/03/2017 a las 06:00
Susana Díaz no renunciará a la presidenta de la Junta de Andalucía si es elegida secretaria general del PSOE en las primarias de mayo. Al menos, no de manera inmediata. Su relevo no es sencillo y organizar la sucesión requerirá un esfuerzo añadido al de ser candidata, que ya le está suponiendo un cierto desgaste. Así que, un día después de poner fecha oficial (el 26) a lo obvio (su campaña para intentar liderar el partido), sus partidarios salieron en tromba a defender que el cargo institucional que ahora ocupa y el orgánico, al que aspira, son perfectamente compatibles. Justo lo contrario de lo que defiende su oposición. La interna y la externa.
La primera en dar una pista sobre sus intenciones, bien es cierto que algo ambigua, fue ella misma en un acto de gobierno en La Rábida (Huelva). La dirigente andaluza despachó las preguntas relativas al proceso congresual de su partido con el argumento de que las cuestiones institucionales no se deben contaminar con asuntos partidistas. Sin embargo, cuando se le preguntó sobre su intención de agotar su mandato como jefa del Ejecutivo autonómico, al hilo de las insinuaciones del líder de Ciudadanos en la región, Juan Marín, y de los ataques del presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, subrayó que tiene un «compromiso de gobierno» y puso en valor la «estabilidad política» con la que ahora cuenta.
En términos generales, la respuesta tipo del socialismo andaluz a la pregunta de marras es «cuando lleguemos a ese río, cruzaremos el puente». Es decir, no se da nada por cerrado. Pero el torrente de declaraciones de dirigentes ‘susanistas’ de otros territorios sobre el espinoso tema es significativo. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se tomó incluso la molestia de mandar unos ‘audios’ con sus reflexiones al respecto desde Moscú, donde se encuentra de viaje de trabajo.
SABER GANAR
«Solo faltaría -dijo para abrir boca el castellano-manchego- que les pusiéramos muchas pegas a los que saben ganar elecciones o tienen ambición de ganar». Un modo sutil de desdeñar las críticas de Patxi López y Pedro Sánchez. Page defendió que la incompatibilidad de cargos no es un problema en el «corto plazo». «Lo podía ser en el momento en que se convoquen elecciones generales», apuntó fijando así un horizonte temporal claro. «Hay un tiempo transitorio en el que es perfectamente compatible todo».
Algo menos concreto, el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, también insistió en que nada impide que quien preside una comunidad autónoma lidere al tiempo la dirección federal. «Lo que es incompatible es ser dirigente con ser corrupto», dijo como réplica a los reproches de los populares. El extremeño Guillermo Fernández Vara no dijo nada este lunes, pero ya ha defendido en varias ocasiones que lo de ocupar un cargo en el partido y además un cargo ejecutivo «es cuestión de rodearte de un buen equipo».
Y en Andalucía, el secretario general del PSOE en Jaén, Francisco Reyes, y la consejera de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero también argumentaron que Díaz es perfectamente capaz de desempeñar a un tiempo las funciones que exigen ambos puestos de responsabilidad. «No podemos anticipar un debate que no existe en este momento», dijo por su parte el secretario de Organización de la federación andaluza, Juan Cornejo, tras apuntar que la propia Díaz ha dicho que va a «seguir siendo presidenta de Andalucía».
Los partidarios de Díaz admiten cierta inquietud ante la acogida que pueda tener la presentación oficial de su candidatura -para la que espera contar con varios exsecretarios generales e incluso con Alfonso Guerra- visto el clima que ha sido capaz de alentar Pedro Sánchez entre la militancia. De modo que preparan el terreno. En el otro lado, también hay movimientos. La presidenta de Baleares, Francina Armengol, insistió en avalar la opción de Patxi López pero este lunes admitió en Rne que le gustaría que el exlhendakari llegue a un acuerdo con Sánchez, al que apoyó hasta su caída el 1 de octubre.
volver arriba

Activar Notificaciones