Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
POLÍTICA

Iglesias rechaza la fusión con IU, pero defiende mantener la alianza electoral

Alberto Garzón critica que algunos dirigentes de Podemos "hayan decidido hablar continuamente mal" de su formación

Pablo Iglesias y Alberto Garzón durante un acto electoral de Unidos Podemos en Barcelona.

Afp
24/01/2017 a las 06:00
  • COLPISA. MADRID

Podemos afronta desde este lunes diez días cruciales de cara a su futuro como partido político. Hasta el 1 de febrero, las corrientes internas tendrán tiempo de pactar acuerdos con el objetivo de llegar a Vistalegre II con un proyecto y una candidatura de unidad. De no conseguirlo, serán los militantes los que decidan quién marca el rumbo del partido durante los próximos años.


El principal escollo para evitar una batalla fratricida de consecuencias imprevisibles gira en torno al programa político. Mientras que Iñigo Errejón fía el futuro de la formación a la moderación y la transversalidad ideológica, los anticapitalistas apuestan por asaltar las calles para movilizar a las clases populares contra el "tripartito" que, según el ala más radical de Podemos, conforman PP, PSOE y Ciudadanos. Y en medio se encuentra Iglesias, quien desde hace semanas repite su voluntad de ejercer de nexo de unión entre las diferentes almas del partido.


El secretario general ofreció este lunes un gesto hacia la facción liderada por Errejón. En el documento organizativo de los oficialistas se blinda la posibilidad de que el creciente acercamiento entre Podemos e Izquierda acabe en una fusión entre ambos partidos. Precisamente, la relación con la formación que lidera Alberto Garzón es desde hace meses uno de los principales puntos de fricción entre las dos máximas figuras de Podemos. Si Iglesias apostó por una repetición de las generales confiado en que la alianza con IU le permitiría superar al PSOE en una "segunda vuelta", Errejón advirtió desde un principio de que el votante moderado retiraría el apoyo a su formación en el caso de un giro radical a la izquierda. Para superar este obstáculo el líder de Podemos ha cedido ante su número dos y ha aceptado que cualquier fusión con otro partido deba ser refrendada por dos tercios de la militancia. Iglesias no señala, sin embargo, límite alguno para forjar alianzas como la que él selló con Garzón para concurrir unidos a las elecciones del 26 de junio. Es más, en una entrevista en Cuatro insistió este lunes en la necesidad de sumar a la federación de izquierdas a su proyecto. Según su criterio, es imprescindible contar con IU para descabalgar al PP del poder en las generales que como muy tarde deberán celebrarse en 2020. Una nueva alianza, conforme a las propuestas de los partidarios de Iglesias y Errejón, quedaría supeditada al visto bueno de la militancia. Fue lo que sucedió el pasado mayo, cuando un 98% de las bases de Podemos avaló concurrir en coalición el 26-J. No obstante, por aquel entonces los 'errejonistas' aún no se habían rebelado contra el secretario general y, pese a manifestar su desacuerdo, renunciaron a hacer campaña contra el pacto que alumbró Unidos Podemos. Ahora, sin embargo, la corriente que abandera el secretario político afirma en su propuesta para Vistalegre II que "la confluencia con IU no pareció funcionar" o que a sus adversarios les basta con "arrinconar" a Podemos y permitirle una "cómoda y folclórica existencia en la esquina izquierda del tablero". Aunque desde IU se han marcado distancias respecto a la lucha interna en Podemos, este lunes Garzón alzó la voz para criticar que se use su alianza electoral como arma arrojadiza entre las diferentes corrientes del partido morado. "Resulta inconveniente, y ciertamente molesto, que algunos dirigentes de Podemos hayan decidido hablar continuamente mal en público de IU. Pareciera que desean poner a IU como contraejemplo de todo, como ejemplo de lo que no hay que hacer y ser", criticó el coordinador federal a través de las redes sociales.


El poder del líder Otro tema en que 'pablistas', 'errejonistas' y anticapitalistas deberán acercar posturas en los próximos días gira en torno a las competencias del secretario general. En este caso es Iglesias el que está solo frente a la intención declarada de sus rivales internos de vaciar su cargo de competencias. Tanto que sus propuestas defienden que el líder del partido no pueda nombrar a su ejecutiva o tampoco convocar consultas internas. Estas facultades pasarían a manos del Consejo Ciudadano, el máximo órgano de Podemos entre congresos. Iglesias está dispuesto a renunciar a muchos de los poderes que hoy tiene. Eso sí, como contrapartida también exige revisar las competencias del secretario de Organziación -Pablo Echenique- y del secretario político -Iñigo Errejón-. En cualquier caso, su documento organizativo reserva para el líder la facultad de convocar consultas como la que avaló la alianza con IU.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra