Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CATALUÑA

El frente del referéndum se resquebraja

El partido de Coalu se desmarca de la consulta unilateral y reclama la convocatoria inmediata de elecciones

Imagen del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante la primera reunión semanal del govern del año 2017

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante la primera reunión semanal del govern del año 2017

EFE
Actualizada 03/01/2017 a las 18:25
Etiquetas
  • COLPISA. BARCELONA

La unidad política que exhibió el soberanismo en torno al referéndum en la cumbre del pasado 23 de diciembre no ha durado ni dos semanas y este martes sufrió la primera baja significativa. El portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, se desmarcó de la consulta unilateral e instó al presidente de la Generalitat a que aparque la idea y convoque elecciones de manera inmediata. "Un referéndum unilateral -afirmó el dirigente del partido de Ada Colau- no se diferenciaría del 9-N, que no tuvo efectos jurídicos vinculantes. Repetir lo que ya se hizo no aportaría nada nuevo y no sería la solución". Ante la constatación de que el PP "se cierra en banda a cualquier posibilidad" de autorizar una consulta legal y acordada, desde el ámbito de la izquierda alternativa reclamaron por primera vez a Puigdemont que aparque sus planes y ponga el marcador a cero con la convocatoria cuanto antes de unas nuevas elecciones catalanas, 15 meses después de las últimas, saldadas con una apretada mayoría absoluta para Junts pel Sí y la CUP, que gestionan el proceso a trompicones. Domènech cree además que a Puigdemont le falta legitimidad política, en tanto en cuanto no era el cabeza de lista de Junts pel Sí, sino que accedió a la presidencia tras la renuncia obligada de Artur Mas por las presiones de la CUP.

Más presión sobre el presidente de la Generalitat, a quien dirigentes de su partido le exigen que aclare ya si será el candidato del PDeCAT en los próximos comicios, que al margen de que haya o no referéndum, podrían convocarse a final de año. Unos comicios supeditados a que la CUP avale las cuentas de la Generalitat, decisción que tomará en la asamblea convocada para el 28 de enero. Si los anticapitalistas tumban los presupuestos, Puigdemont se quedará solo.

El Gobierno catalán replicó al dirigente de En Comú, partido asociado a Podemos en las últimas elecciones catalanas y generales, que mantiene su compromiso inquebrantable con el "referéndum o referéndum", es decir haya o no visto bueno de Madrid, y descartó el adelanto electoral. "El objetivo es hacer la consulta", afirmó la portavoz de la Generalitat, Neus Munté. Los planes del Ejecutivo autonómico pasan, según relató la consejera, por tratar de acordar la celebración del referéndum con el Gobierno central. En ese empeño, más bien formal y de cara a la galería, tiene el apoyo de la CUP y de En Comú Podem.

EL COMPROMISO

Sin embargo, en cuanto Puigdemont se reúna con Mariano Rajoy, reciba el portazo definitivo y se decante por la vía unilateral, perderá el respaldo de los 'comunes', como anticipó Domènech en la cadena Ser. En ese mismo monento, el presidente de la Generalitat tendrá desde el otro extremo una fuerte presión desde las filas más radicales del independentismo para que llegue hasta el final. La Asamblea Nacional Catalana lanzó este martes el primer aviso y le advirtió de que "no aceptará" otra forma de cerrar el proceso que no sea la consulta. "El compromiso es referéndum o referéndum", le recordó el presidente de la ANC, Jordi Sánchez, que no está dispuesto a tragarse un nuevo 27-S, presentado en forma de plebiscito. La ANC, de hecho, ya calienta motores de hipotética a la previsible cita de septiembre. La entidad soberanista presentó la campaña que pondrá en marcha el próximo 15 de enero hasta junio para tratar de convencer a la población sobre los beneficios que, a su juicio, tendrá votar sí en el eventual referéndum. Esta iniciativa, según la ANC, es previa a la que la propia Asamblea y los partidos lanzarán antes de la consulta para pedir formalmente el voto (en principio, solo harán mítines los del sí, los del no, como ya pasó en el 9-N, promoverán la abstención).

Esta primera campaña de la ANC va dirigida a la población que es partidaria de la consulta, pero duda si está a favor o en contra de la independencia. La ANC quiere dirigirse sobre todo a los electores de En Comú Podem y del PSC que viven en el área metropolitana de Barcelona y que a su entender serán clave en el resultado del referéndum. Y es que la ANC parte de la premisa de que "hay más independentistas que votantes a partidos secesionistas". La plataforma secesionista pretende movilizar a 5.0000 voluntarios que estén dispuestos a pasar de ser "activistas de sofá" a "estar en la calle el tiempo que haga falta" para alcanzar la república catalana.

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra