Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Elecciones 26J

Un Rivera al ataque se vende como la alternativa moderada

Golpea a Rajoy con la corrupción y destaca el peligro de Podemos en busca de los votos de los indecisos templados de PP y PSOE

Un Rivera al ataque se vende como la alternativa moderada
Rivera, antes de comenzar el debate.
EFE
  • Alfonso Torices , Madrid
Actualizada 14/06/2016 a las 08:26
Albert Rivera cumplió este lunes con todos los objetivos que se había propuesto en el debate a cuatro. El líder de Ciudadanos, a diferencia de hace seis meses, cuando en un escenario semejante sucumbió a la presión y su papel defraudó las expectativas, salió al ataque desde el minuto uno y logró situarse donde quería, en el centro, como la alternativa moderada y regeneradora contra un Mariano Rajoy que no hace reformas, no cumple sus promesas y no persigue a los corruptos y un Pablo Iglesias que quiere "machacar a la clase media" y arruinar al país con el modelo económico griego.

Rivera, pese a ser el cuarto en discordia, gracias a la falta de presencia de Pedro Sánchez, logró hacerse visible y colocarse entre PP y Podemos como la alternativa moderada para el Gobierno de España, como "el cambio sensato, el cambio a mejor", desplazando de esa ubicación al PSOE sin necesidad de nombrarlo ni atacarlo. Se dedicó a golpear a izquierda y derecha y a presentar sus propuestas como "realistas" y "posibles" frente al "inmobilismo" del PP y al extremismo de Podemos, que quiere, dijo, "quitarle la cartera a los autónomos", despilfarrar el dinero público y, "con la piel de cordero de socialdemócrata", llevar a España al "corralito" de sus amigos griegos de Syriza.

Con seguridad en sí mismo, con la lección bien preparada, sin rehuir ni un solo enfrentamiento, fue evidente que su objetivo desde un principio era romper la pinza que polariza la campaña en busca del voto útil a los dos extremos y conquistar al electorado más templado de PP y PSOE que aún duda a qué opción votar. Rivera, gracias a las últimas encuestas, sabe que hay 1,8 millones de electores que buscan motivos para decantarse por una de las tres formaciones. Ciudadanos vio en el debate la palanca para dar un giro a su campaña, en la que hasta ahora se conformaba con consolidar sus 40 diputados, y lanzarse a por la millonaría bolsa de votos, en busca de un salto de escaños en el Congreso.

El líder de Ciudadanos se fue directamente a por Rajoy, le acusó de cobrar en B, de proteger a Luis Bárcenas y le restó "toda autoridad moral" para presidir un nuevo Gobierno en España, por lo que le pidió que "reflexione" y dé un paso atrás "por España" para permitir un acuerdo de Gobierno con "gente limpia de su partido". Igual de contundente fue con Iglesias. "Usted no pide dinero a los bancos porque le da siete millones de euros el Gobierno de Nicolás Maduro", le espetó.


volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE