Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Elecciones 26J

Rajoy busca erigirse en muro de contención de Podemos

El presidente peleará durante dos semanas por romper la barrera del 30% de los sufragios y hacerse con los restos electorales a los que aspira la coalición de izquierdas

El presidente del Gobierno en funciones y presidente del PP, Mariano Rajoy.
El presidente del Gobierno en funciones y presidente del PP, Mariano Rajoy.
EFE
  • COLPISA. MADRID
Actualizada 12/06/2016 a las 06:00
La estrategia está definida y al PP sólo le queda pulsar durante estos trece días si causa el efecto deseado o conviene virar el rumbo. Las campañas, dicen en la sede central de Génova, son algo "vivo", pero a día de hoy los populares lo han apostado todo a la polarización. El día que Podemos e IU sellaron su alianza electoral, el equipo de Mariano Rajoy supo que si esta vez el eje de la contienda volvía ser el debate entre izquierda y derecha, el presidente del Gobierno en funciones debía ser percibido como el único candidato capaz de frenar el avance de Pablo Iglesias.

El discurso de Rajoy se construye sobre la premisa de que sólo votar PP garantiza la victoria de la moderación sobre la radicalidad. Y lejos del extremismo espera encontrar el presidente la potente masa electoral que en otro tiempo sustentó los cimientos de su partido. Es a esos votantes que en el 20-D optaron por la abstención o por conceder una oportunidad a Ciudadanos a los que se dirige el candidato conservador con la letanía de los logros económicos y la promesa de generar dos millones de empleos en una legislatura que sin Rajoy correría, según el relato, "el riesgo de la vuelta atrás" en la recuperación.

El mensaje se colará a través de las pantallas de televisión, en los programas de corte personal, las entrevistas e informativos de los medios de comunicación, por las calles que recorrerá el líder del PP y en los escasos grandes mítines que el partido ha organizado para la segunda semana de campaña en Málaga, Valencia y Madrid. El de Rajoy, se repetirá una y otra vez, es "el voto seguro".

La ruta se ha elaborado pensando en las circunscripciones en las que hay escaños en el aire por los que pelear y donde la suma de fuerzas de Unidos Podemos amenaza con hacerse con los restos electorales. En el entorno del presidente aún no lanzan las campanas al vuelo. El optimismo se ha moderado a golpe de encuesta. El PP entiende que tendrá que romper la barrera del 30% de los sufragios para tener opciones reales de subir en número de escaños y legitimar su posición preponderante. Y para lograr el reto, todo pasa por recuperar al votante perdido.

Por eso, la dirección electoral de los populares mide la estrategia de esta campaña. Dejar de advertir sobre la llegada de Podemos, no es una opción. Pero en el partido se inclinan por hacerlo con guante de seda y un tono moderado que evite el mayor de sus temores: despertar el deseo de acudir a las urnas para echar a Rajoy.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE