Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Elecciones 26J

El PP confía en que el 'sorpasso' en la izquierda movilice a su electorado

Rajoy no renuncia a la polarización de la campaña, pero mide sus mensajes para evitar avivar al adversario

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, visitó Pamplona este miérrcoles 9 de diciembre para clausurar un mitin electoral de UPN-PP en el hotel Iruña Park.

Rajoy clausura un mitin de UPN-PP en Pamplona

AGENCIAS/E. BUXENS
11/06/2016 a las 06:00
  • COLPISA
Puede que a las doce y media del jueves, en el instante en el que salía a la luz el macrosondeo del CIS, la intención de voto del electorado comenzara a moverse. Con esa posibilidad se trabaja en la sala de mandos del PP, donde las encuestas publicadas se perciben como un elemento más generador de opinión. Es el conocido como principio de incertidumbre de Werner Heisenberg, el Nobel que sostenía que el acto mismo de observar altera el objeto observado.

Y de cumplirse la teoría, la evidencia del 'sorpasso' de Podemos al PSOE y la pérdida de escaños de los populares podrían servir, creen en la sede de la calle Génova, como un acicate para que el electorado del PP acuda fiel a las urnas. El avance de la formación de Pablo Iglesias es, a juicio de los populares, una llamada de atención al despertar de los votantes de centro derecha. Podemos, explican fuentes del PP, ya no adelanta a los socialistas en el discurso del miedo de Mariano Rajoy y los suyos. Lo hace en el mayor sondeo preelectoral publicado. "Hacen falta muchos votos para contrarrestar el fenómeno de Unidos Podemos", advierte un dirigente de la formación. Hace días que en la cúpula popular han rebajado el entusiasmo respecto a las encuestas.

Las suyas, las más favorables, sitúan al PP en torno al 30% de los sufragios y el partido asegura necesitar superar ese porcentaje para lograr los restos electorales que están en juego y que podrían acabar convertidos en escaños para la coalición de izquierdas. Descartan que por ahora pueda realizarse un reparto de diputados fiable, de ahí que no se crean del todo los números del CIS, pero son conscientes de que les queda camino por recorrer.

"Vamos en la dirección correcta", aseguran en la formación, donde en las reuniones vespertinas del comité de campaña las cuentas siguen sin salir. Los populares creen, sin embargo, que la estrategia diseñada por el equipo del candidato es la adecuada para activar a sus votantes sin avivar a la izquierda. Ese es, probablemente, el mayor temor del PP. El partido cuenta con una "muy elevada" capacidad de estimular el voto de rechazo y, cuando en esta campaña "todo gira" alrededor de Rajoy, piensan que no conviene sacar la artillería pesada contra el adversario y darle argumentos para convertir en causa el destierro de los populares del poder.

Buscando el equilibrio

Es por eso que el presidente del Gobierno en funciones ha eliminado de su discurso cualquier referencia directa al resto de cabezas de cartel. "Personalizar en Pablo Iglesias, podría ser letal para nosotros", indican fuentes populares. Ni tan siquiera el debate del lunes será un escenario propicio para el cuerpo a cuerpo. En un formato a cuatro anticipan que el enfrentamiento quedará diluido.

La misma dinámica se sigue en los mítines. Sus segundos espadas, los teloneros, alertan de que esta vez se trata de apoyar a Rajoy o dejar que gobierne Podemos. Pero el presidente camufla sus dardos en la fórmula de apostar por "la moderación frente a la radicalidad". "Votar al PP es lo más útil para evitar el extremismo y no sé qué supondrá votar a los demás a estos efectos", resumía ayer en la localidad alicantina de Torrevieja, en el primer gran acto de su campaña, en la ciudad en la que el partido perdió el Ayuntamiento por un pacto entre cinco fuerzas políticas.
Ese es el objetivo. Que cale la idea de que para que gobierne el PP, hay que escoger la papeleta del PP, y que si Rajoy no está en la Moncloa, el país caerá en el abismo del retroceso económico. Que se entienda el mensaje sin necesidad derecurrir a "dramatismos". En su entorno admiten, sin embargo, que la tensión subirá con el transcurso de los días.
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra